5 motivos para adoptar a un gato adulto

Adoptar a un gato adulto

¡Pero qué lindos! Es cierto que los patosos gatitos son irresistibles y nos los llevaríamos a casa de inmediato. Pero ¿te has planteado alguna vez adoptar un gato adulto? Te contamos los motivos por los que recomendamos hacerlo y por qué los gatos mayores suelen ser más agradecidos que los gatitos.

Se dice que la edad trae sabiduría. Aunque con las personas no siempre es el caso, sí que es cierto cuando hablamos de gatos. Los felinos adultos ya no arañan los sofás o las alfombras, no vacían las papeleras ni salen a cazar por las noches. Saben cómo disfrutar de una vida tranquila, esperan con paciencia a que se les ponga la comida y no necesitan mucha acción para poder estar a gusto en su hogar. Sin duda, la convivencia con gatos mayores es menos complicada y más relajada que la convivencia con un animado gatito, que lo pone todo patas arriba con su insaciable curiosidad.

Si quieres ofrecerle un hogar a un felino, no descartes a uno adulto, pues la adopción de un minino mayor puede ser muy gratificante por muchas razones, como demuestran los siguientes cinco motivos.

5 buenas razones para adoptar un gato mayor

  • Sin grandes sopresas

  • Con un gato adulto ya sabes lo que vas a tener de antemano: ves la altura y el peso, por lo que no tienes que preocuparte por si crece demasiado o aumenta mucho de peso. Verás el color y la estructura del pelaje, sabrás si suelta mucho o poco pelo, si es muy activo o más bien relajado. Mientras que, con una cría de gato, a pesar de las promesas del criador, todo es una incógnita, con un gato adulto no tienes que preocuparte por sorpresas desagradables.Otra ventaja es que la personalidad del minino ya está desarrollada y no es ningún misterio. En la protectora de animales o en una asociación de ayuda para gatos descubrirás todo lo que necesitas saber sobre el carácter de tu nuevo cohabitante. Sabrás si es un bigotudo juguetón o si es de los que prefieren quedarse echados en el sofá, si le gusta estar acompañado o se retira cuando hay demasiado jaleo, si le gusta que lo acaricien o es más independiente y prefiere que le dejen a su aire. De esta manera puedes elegir un minino que es adecuado para ti y tu estilo de vida y ya puedes prepararte para determinados comportamientos o peculiaridades antes de su llegada.
  • Más tiempo para mimos

  • Cuando los locos años de juventud han pasado da gusto echarse y relajarse en el sofá, pues ya no existe el miedo de estar perdiéndonos algo y, de vez en cuando, disfrutamos quedándonos en casa. Esto no solo nos pasa a las personas, sino también a nuestros queridos amigos felinos. Mientras que los gatitos se distraen con mucha facilidad y siempre están en busca de nuevas aventuras, los felinos mayores se toman mucho más tiempo para acurrucarse y relajarse. Disfrutan echándose cerca de su humano y dejándose acariciar.Si te gusta pasar tiempo en el sofá leyendo un libro o viendo la tele, o quizás pasas bastante rato trabajando en el ordenador de casa, no hay nada mejor que acariciar mientras a tu minino y escuchar el relajante ronroneo. Además, si quieres salir de casa tienes que preocuparte menos, pues los gatos mayores ya están acostumbrados a estar solos. No se aburren tan rápido como los bigotudos más jóvenes, ni necesitan estar siempre entretenidos.
  • Los gatos adultos conocen las reglas

  • Una de las mayores ventajas de tener un gato adulto es que ya está acostumbrado a la vida en una casa. Usa el arenero y no deja sus desechos sobre el sofá, la cama o en tus plantas. En general, la educación de un gato mayor requiere menos trabajo que la aclimatación de un felino joven que aún tiene que aprender las reglas de la casa. Los mininos con más experiencia ya saben que no deben lanzarse por la mesa o sobre las sillas cuando su humano está intentando dormir, o que por las noches no reciben comida, pues hay horarios fijos para comer, jugar, dormir y para salir.Claro que en las protectoras también hay gatos adultos que no recibieron una buena educación y socialización durante las primeras semanas o años y a los que es necesario enseñarles unas cuantas reglas. Lo bueno es que estos gatos rescatados por una asociación o protectora suelen estar tan agradecidos por esta nueva oportunidad que intentan hacer todo bien. Los gatos senior ya no necesitan averiguar dónde está el límite y suelen asumir las normas con rapidez.  Además, en las protectoras de animales hay muchos menos gatos maleducados de lo que crees. La mayoría de los animales que acaban aquí es porque sus cuidadores han tenido que mudarse, tienen un nuevo trabajo, se han separado de una pareja o han fallecido y no porque la educación de su bigotudo fuera un desafío demasiado grande para ellos.
  • Ahorras dinero

  • Lo normal es que los felinos adultos (sobre todo al principio) cuestan menos que los gatitos que apenas tienen unas semanas y que aún no han sido vacunados ni revisados por un veterinario. Un gato mayor suele estar vacunado y desparasitado e incluso suele estar castrado o esterilizado. Al adoptar un minino en una protectora de animales, en general, solo tienes que pagar un precio simbólico proporcional, a diferencia de los varios cientos de euros que se pagan por un gatito de raza en un criadero.Si alimentas a tu bigotudo de forma saludable y adecuada a sus necesidades, le proporcionas los cuidados necesarios y te aseguras de que hace suficiente ejercicio, no tienes que preocuparte por posibles gastos veterinarios inesperados, incluso con gatos de avanzada edad.
  • Los gatos mayores los disfrutas más

  • Esto puede parecer un poco confuso, al fin y al cabo, los gatos adultos ya han vivido gran parte de su vida. Pero teniendo en cuenta el tiempo que el minino pasa contigo, sí que tiene algo de verdad. Las excursiones nocturnas se sustituyen por noches acurrucadas a los pies de su humano. Durante el día salen menos que los gatitos que necesitan explorarlo todo. Incluso los gatos de exterior, después de una cierta edad, prefieren quedarse cerca de casa. Esto no solo reduce el riesgo de posibles accidentes, sino que fortalece el vínculo entre el bigotudo y tú.

Otros motivos para hacerte con un gato adulto

Como puedes ver, comprar un gato adulto tiene muchas ventajas. Sobre todo, a aquellos que tienen gatos por primera vez o personas con muchas responsabilidades laborales, les resulta más fácil tener un gato adulto que una cría que acaba de separarse de su madre y aún tiene que aprender todas las reglas de la convivencia entre felinos y humanos.

Y es que, por muy lindos que sean los gatitos, crecen más rápido de lo que crees. En menos de un año ya están desarrollados y demuestran que no solo son muy bonitos, sino también bastante caprichosos. ¿No crees que es mejor saber a qué atenerse desde un principio?

Nuestros artículos más útiles

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.

Adoptar un gato: 10 cosas que debes saber

Sin ninguna duda, ¡los gatitos son adorables! Tanto que muchas personas adquieren uno sin informarse bien de antemano sobre lo que supone tener un gato. Pero un lindo gatito se convierte en un gato con necesidades que te acompañará durante los próximos 15 a 20 años. La llegada de un gatito o de un gato adulto debe considerarse bien. Te contamos las 10 cosas que debes saber antes de adoptar un gato.