Ratones domésticos: tenencia acorde a la especie

Ratones domésticos

Aparte de las cobayas y los hámsteres, los ratones domésticos son de los animales más populares. No solo los hay de muchos colores preciosos, sino que, además, tienen un comportamiento social interesante. Sin embargo, la tenencia de estos animales requiere tacto. ¿Qué requisitos de alojamiento, alimentación y entretenimiento presentan?

Ficha de los ratones domésticos

Breve presentación: Como mascotas existen varias especies, como los ratones domésticos, los jerbos y los ratones espinosos. Para no cometer errores de tenencia, conviene informarse de antemano sobre las necesidades de cada especie.
Longitud del cuerpo: Unos 8-11 cm más la cola, según la especie
Peso: Aprox. 25-50 g, según la especie
Esperanza de vida media: Alrededor de 2-3 años, según la especie
Madurez sexual: Con 3-4 semanas
Carácter: Curiosos, vivarachos y activos
Comportamiento social: Sociables, jerarquía dentro del grupo
Color del pelo: Negro, blanco, gris, crema, marrón o rojizo
Dibujo: Monocolor, con franjas o colour point
Dificultad del cuidado: Media
Necesidad de ejercicio: Alta
Precio: Alrededor de 5-10 euros, según la especie

Ratones domésticos: lindos roedores en casa

Orejitas redondas, morro en punta y patas pequeñas: mucha gente considera que los ratones domésticos son monísimos y quieren tenerlos en casa.

De hecho, a primera vista parecen fáciles de cuidar, ya que viven en una jaula y no hacen ruido. Sin embargo, su tenencia no es tan fácil como parece. Al fin y al cabo, todos los animales domésticos, por pequeños que sean, tienen necesidades.

¿Qué ratones son aptos para principiantes?

Existen varias especies de ratones que se pueden tener como animales domésticos. La más famosa es el ratón doméstico, que es la forma domesticada del ratón casero.

Los hay de muchos colores e incluso existe la variedad albina, con pelaje blanco y ojos rojos. Dos otras especies populares son el jerbo de Mongolia y el ratón espinoso.

Reflexiones importantes

Básicamente, los principiantes pueden tener cualquiera de estas especies. No obstante, es importante informarse antes sobre los requisitos de tenencia que presentan.

Algunas de las preguntas que los principiantes deberían hacerse antes de comprar ratones domésticos son: ¿dispongo de suficiente tiempo para tener un grupo de ratones vivarachos? ¿Quién se ocupará de los ratones cuando me vaya de vacaciones? ¿Puedo permitirme los costes de comida, lecho y veterinario durante toda su vida?

¿Se los puede achuchar?

Los ratones domésticos no son peluches. En la naturaleza, son presas de, por ejemplo, los gatos y las aves rapaces. Por lo tanto, no les encanta que los cojan. Una mano que se mete en la jaula supone un momento de estrés para estos animales tan sensibles.

Por eso, que los niños tengan ratones domésticos solo es recomendable hasta cierto punto. Como los ratones son animales para observar, los niños pequeños se acaban aburriendo tarde o temprano.

Además, son seres pequeños y frágiles. Si alguien los coge bruscamente, pueden hacerse daño fácilmente.

Ratones domésticos © Artsiom P / stock.adobe.com

Mejor limitarse a observar

Por este motivo, las ratas son más aptas como animales domésticos para niños. No solo son más grandes y robustas, sino que les gusta el contacto físico con las personas.

No obstante, un grupo de ratones domésticos es muy divertido de observar para niños mayores y adultos.

¿Se pueden domesticar?

Un ratón unca será un auténtico animal domesticado como un perro o un gato. Sin embargo, con algo de paciencia y sobornos con snacks, puede que llegue a gustarle corretear por tu mano.

Esto es importante, ya que tendrás que poder tocarlo sin que le entre un ataque de pánico. Para limpiar la jaula o llevarlo al veterinario, deberás poder atraerlo a tu mano y sacarlo cuidadosamente de la jaula.

Modo de vida: nunca en solitario

Los ratones necesitan varios congéneres para ser felices, por lo que tenerlos en solitario no es acorde a la especie. Tampoco es aconsejable tenerlos con otros roedores, como degúes o hámsteres. De hecho, podrían darse peleas sangrientas o incluso mortales.

Ratones domésticos: ¿cuántos se pueden tener?

Lo ideal es tener un grupo de cuatro o cinco ratones domésticos. Para evitar crías indeseadas, hay que tener en cuenta el sexo de los miembros del grupo.

Lo más recomendable es tener un grupo del mismo sexo o varias hembras con un macho castrado. Curiosidad: los ratones domésticos alcanzan la madurez sexual a partir de la tercera semana de vida.

Déjalos dormir

Los ratones son animales crepusculares y nocturnos. Por eso, son buenos compañeros para gente que trabaja. Ver a un grupito de graciosos ratoncitos jugando y lavándose mutuamente al volver del trabajo es toda una alegría. No obstante, no hay que despertar a un ratón mientras duerme, ya que esto le supone un enorme estrés.

Jaula y equipamiento básico para ratones domésticos

Tamaño de la jaula

Para el hogar de los roedores, es aconsejable comprar una jaula para ratones con una superficie mínima de 100 × 50 centímetros. La altura no debe ser inferior a 80 centímetros.

Por ejemplo, puedes comprar un nagarium especial o una jaula para pájaros con rejilla cruzada estrecha. El suelo debe estar cubierto de lecho para roedores.

Para ofrecerles a los ratones aún más espacio, puedes incluir varios niveles con tablas de madera. Sin embargo, los terrarios no son adecuados, ya que podría formarse moho por la falta de ventilación.

Ratones domésticos: juegos y diversión en la jaula

Para aportar variedad a la jaula, incluye un equipamiento que tenga muchos escondites y lugares para trepar.

Además de la casita para dormir, puedes añadir tubos de cartón, balancines, ramas y una caja para escarbar. Además, los ratones necesitarán comederos estables y un bebedero.

Ratones domésticos © Mary Swift / stock.adobe.com

Tenencia acorde a la especie: ejercicio y entretenimiento

Los ratones domésticos son muy dinámicos, por lo que, además de una jaula variada, necesitan un parque protegido para corretear. Para ello, puedes montar una zona vallada con una superficie mínima de un metro cuadrado.

Mientras los ratones estén en esta zona, los demás animales, como perros y gatos, no deberán poder entrar en la habitación.

Si te gustan las manualidades, puedes montar un patio de juegos en el parque con hamacas, cuerdas para trepar, etc. Además, a muchos ratones domésticos les gustan las ruedas. Estas deben tener un diámetro de entre 25 y 30 centímetros y no presentar travesaños para que no se les enganchen las patitas.

Alimentación: ¿qué comen los ratones domésticos?

Los ratones llevan una dieta principalmente vegetariana. Como alimento básico les puedes dar mezclas preparadas de calidad con semillas y cereales.

Pon una cucharadita rasa de mezcla por ratón y día en el comedero. Puedes añadir cantidades pequeñas de forraje y alimentos acuosos, como hierbas frescas y trocitos de verdura.

Además, deberás darles proteína animal dos o tres veces por semana. Algunas fuentes de proteína animal son, p. ej., gusanos de la harina, huevo duro o unos trocitos de pienso para perros.

Material para roer

Para que puedan desgastarse los dientes, necesitan ramas de árboles frutales no fumigados o nueces sin pelar para roer.

A diferencia de las cobayas o los conejos, los ratones no necesitan heno para alimentarse. No obstante, a algunos les gusta tener unas cuantas briznas para usarlas como material de relleno en la casita. Además, los ratones domésticos siempre deben tener agua fresca a su disposición.

Salud: chequeos rutinarios

Los ratones sanos tienen un pelaje brillante, las orejas limpias y los ojos nítidos. Están ágiles y comen bien. Si tienes ratones domésticos, deberás controlar su estado de salud con chequeos rutinarios: ¿los dientes están desgastados de forma uniforme? ¿Tienen la nariz, las orejas y los ojos limpios?

Si un ratón parece apático o no quiere comer, debes llevarlo al veterinario lo antes posible. También son signos de alarma graves la diarrea, los estornudos y los chillidos de dolor, que debe investigar el veterinario.

Problemas de comportamiento por una mala tenencia

Si el espacio es demasiado reducido, los ratones domésticos pueden desarrollar problemas de comportamiento. Dos signos típicos de que algo falla en la tenencia son, por ejemplo: los ratones se persiguen la propia cola o escarban la pared de la jaula.

Compra: ¿cuánto cuesta tener ratones domésticos?

Los ratones domésticos, los jerbos y los ratones espinosos no solo se venden en las tiendas de animales. También puedes encontrar un montón en las protectoras de animales. En efecto, se reproducen tan prolíficamente que algunos criadores aficionados se ven abrumados por la gran cantidad de crías.

Gastos mensuales de tenencia

Para tener un grupo de ratones domésticos como es debido, calcula unos 15 euros al mes para comida y lecho. A esto se añaden otros costes, como las visitas al veterinario y la renovación del equipamiento de la jaula.

El precio de compra de los animales más la jaula, casitas, comederos y bebederos asciende a entre 150 y 200 euros.

No obstante, si construyes partes del equipamiento personalmente, como las casitas, los túneles y las hamacas, ahorrarás dinero. Si compras ratones poco comunes o con un color especial, el precio de compra puede ser superior.

Conclusión: animales interesantes de observar

Tener ratones domésticos es una afición entretenida. Estos animales muestran un comportamiento social interesante, especialmente por la tarde noche.

Aunque se suelen recomendar como animales para niños, no son los mejores compañeros de juegos para ellos. Por muy pequeños que sean, todos los animales tienen necesidades que hay que satisfacer. Los achuchones no son una de ellas.

Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi conejo?

El conejo es uno de los animales de compañía preferidos. No obstante, a muchos les cuesta saber la edad de un conejo basándose en las características externas. ¿Realmente puedo saber cuántos años tiene mi conejo?

4 min

Cómo tener cobayas en exterior

Tener cobayas en el exterior no es difícil. Si los animales están acostumbrados al aire exterior desde la primavera, pueden incluso pasar el invierno fuera. El requisito es que cuenten con una casita de protección adecuada. Te explicamos cómo tener cobayas en exterior.