Hámster

Hámster

Los hay de diferentes tamaños y colores: hámsteres dorados, sirios, enanos, etc. Su adorable aspecto y su diminuto cuerpo hace que estos animales domésticos sean muy populares. Pero los hámsteres no son tan cariñosos como parecen. Estos pequeños roedores son bastante delicados y tienen unas necesidades bastante exigentes que no puedes pasar por alto.

Carácter

¡Pequeño pero matón!

Los hámsteres son bastante individualistas y solitarios, de día se esconden en las esquinas más oscuras, buscando tranquilidad, ya que se han pasado la noche cavando, removiendo, correteando y a haciendo escandalera en su jaula. Estos roedores cuando están exhaustos y quieren descansar no soportan los ruidos fuertes como la música alta, los gritos de niños jugando o el sonido de la aspiradora. Tampoco les gusta que se les acerquen personas a cogerlos y acariciarlos. Si te atreves a despertarlos y a sacarlos de su escondite, te arriesgas a que el roedor te clave sus afilados dientes.

¿Apropiados para niños?

Si analizas las características de los hámsteres te darás cuenta de que las necesidades de estos animalitos no siempre son compatibles con los niños, pues los pequeños de la casa suelen querer una mascota con la cual jugar y a la que puedan darle mimos, mientras que los hámsteres lo que quieren de día es dormir, estar tranquilos y que nadie los toque. Cuando se hace de noche y estos roedores finalmente se activan, los niños están ya cansados y listos para irse a la cama. Queda claro que no son animales domésticos adecuados para los más pequeños. Aquellos niños con un poco más de edad y que saben respetar los requisitos de estos pequeños roedores, además de no tener que irse a la cama tan temprano, sí que pueden llegar a disfrutar teniendo a un hámster como mascota.

Mirar, pero no tocar

Es fascinante observar cómo un hámster se entretiene excavando en la arena, construyendo pasadizos, haciendo escondites a base de astillas de madera y dando vueltas en su rueda. Si eres de los que se van a la cama tarde y te entretienes con solo observar a tu pequeño coinquilino, entonces un hámster te traerá muchas alegrías. Siempre y cuando respetes sus necesidades y ritmos, es posible que, con mucha paciencia, delicadeza y con pequeños snacks logres domesticarlo. Sin embargo, nunca será un animalito que puedas acariciar y mimar, no solo por su carácter sino también debido a su pequeño y delicado cuerpo.

hamster haltung

Características

Hámster dorado o sirio

El hámster más conocido es el hámster dorado (o sirio). También el hámster de angora pertenece a la especie de los hámsteres dorados, pero, al contrario de estos, posee un pelaje largo.

Los hámsteres dorados miden de 15 a 18 cm y pesan entre 85 y 150 gramos. Además del típico colorido marrón tirando a dorado, existen otras variaciones de colores: desde colores crema hasta negros, combinaciones de dos colores como blancos y negros, e incluso de tres colores como blanco con marrón y negro. Según el color de su pelaje se les conoce por diferentes nombres como hámster ruso, siamés, chino, arlequín, etc.

Hámster enano

Existen cuatro tipos de hámster enano que se crían como animales domésticos, estos son:

  • El hámster enano de china
  • El hámster enano ruso
  • El hámster enano de Campbell
  • El hámster enano Roborowski

Los hámsteres enanos, con sus 7 a 10 cm de tamaño y sus 25 a 50 gramos de peso, son bastante más pequeños que sus parientes los hámsteres dorados. El más grande de ellos es el hámster enano chino, que, hasta la cola, llega a medir unos 12 cm. El más pequeño de los hámsteres enanos es el Roborowski.

Comprar un hámster

¿Qué hámster debo comprar?

Si estás pensando en comprarte un hámster lo primero que debes plantearte es cuál te gusta más. Estos animalitos no viven durante mucho tiempo, pero los hámsteres dorados tienen una esperanza de vida mayor y son algo más robustos que sus familiares los hámsteres enanos. Los hámsteres dorados llegan a vivir desde dos a cuatro años, lo que puede ser una ventaja para aquellos padres que no están seguros de que sus hijos estén preparados para tener una mascota. Si este es tu caso, asegúrate de que tus pequeños puedan procesar la muerte temprana de sus mascotas.

¿Cuánto cuesta un hámster?

Debido a la corta esperanza de vida y al económico precio de estos adorables animalitos (un hámster suele costar de 5 a 20 euros) es frecuente comprar un hámster sin pensarlo dos veces. Sin embargo, hay que considerar también los costes de equipamiento, alimento, lecho y no olvidarse de las posibles visitas al veterinario. La jaula y los accesorios cuestan aproximadamente 100 euros, a lo que hay que añadir los gastos de comida y lecho que llegan a unos 20 euros mensuales.

Si quieres que tu nueva mascota tenga una vida lo más larga posible, no solo has de prestar atención a sus necesidades y de mantenerlo de forma correcta, también es importante que le compres alimento y accesorios de buena calidad. No te dejes llevar por ofertas dudosas en internet y por criaderos que no te inspiren confianza. Lamentablemente se están criando muchas especies modernas de hámsteres, que son el resultado de cruces en los que no se han tenido en cuenta las enfermedades hereditarias. Si quieres estar seguro de que tu hámster esté saludable, lo mejor es que vayas a una tienda de animales de confianza o directamente al criador.

hamster frisst im käfig

La jaula y sus accesorios

A pesar de ser tan pequeños, los hámsteres son muy exigentes en lo que respecta su vivienda. La jaula debe ser lo más grande posible, se recomienda que sea de 100 x 50 x 50 cm (L x An x Al) y debe contener material para escarbar, escalar, esconderse y construir. Cuánto más grande sea la jaula, más variedad le puedes ofrecer a tu coinquilino. Una alternativa a la jaula es un terrario o un acuario convertido, lo que tiene la ventaja de que el hámster podrá enterrarse entre el lecho sin que el heno, la paja, la arena o la madera se esparza sobre el suelo o la alfombra. Una jaula con una base que tenga un borde alto también es ideal. Para que haya una buena circulación del aire es recomendable cubrir el acuario solo con una reja. Es cierto que por la jaula corre más aire, por lo que debes asegurarte de que no esté situada en una zona donde pueda haber corriente.

Descubre nuestra gran variedad de comida para hámsteres y accesorios para jaulas.

Accesorios para la jaula

La jaula o el terrario debe tener una gran capa de lecho suficientemente profunda para que el roedor tenga espacio donde excavar y revolverse. Lo mejor es una mezcla hecha a base de heno, paja, cáñamo, gránulos de madera blanda, lino o madera de fibra de maíz. El serrín no es adecuado para hámsteres. Además de esto, se le debe proporcionar suficiente material para que se pueda construir un nido, más heno, paja, virutas de madera o tiras de papel y de cartón. Los accesorios básicos son una casita para dormir, los comederos y los bebederos. Además de estos, cuanta más variedad de entretenimiento tenga, mejor. Un hámster disfruta haciendo excursiones por la noche, escalando, excavando, metiéndose por estrechos túneles y cuevas, escondiéndose bajo las ramas y entre las piedras, aunque de día ni se mueva.

Un mundo de experiencias

Un laberinto de madera, ramas, rollos de cartulina, corchos, cocos, piedras, cilindros o cartones de huevos repartidos en diferentes niveles son perfectos para estos pequeños aventureros. Tampoco debe faltarles un baño de arena. La ideal es la arena de chinchilla, que debes poner en un cuenco de unos 20 cm o delimitar un área específica en la jaula para esto. Si además le quieres poner una rueda, asegúrate de que no sea muy pequeña para evitar que se le deforme la columna vertebral al correr, esta debe tener una superficie cerrada para que las pequeñas patas no se le puedan enganchar.

No hay límites en cuanto al diseño del interior de la jaula de tu pequeño amigo, solo has de evitar materiales artificiales, plásticos y barnices. También debes tener en cuenta que a pesar de que la jaula esté llena de entretenimiento y aventuras, nunca sustituirá el salir de ella y corretear con libertad, que es algo que tampoco puede faltarle. Para evitar que tu hámster se esconda debajo del sofá o detrás de las cortinas y se ponga a roer los cables lo mejor es que delimites su área de acceso.

Comida para hámsteres

En las tiendas de animales encontrarás una gran variedad de comida completa para hámsteres hechas de diferentes tipos de granos, pétalos, hierbas disecadas y frutas. Procura que tengan baja proporción de nueces, semillas aceitosas y trigo. Además de una alimentación de calidad puedes darle una alegría a tu pequeño con pequeños snacks como un trocito de pimienta o media rodaja de pepino, una rodaja pequeña de zanahoria, una uva pasa o escaramujo. Estos pequeños bocaditos son irresistibles para los hámsteres y con un poco de paciencia puede que incluso llegue a comer de tu mano, quién sabe, quizá hasta se acostumbre al contacto humano. Para satisfacer la necesidad de proteína animal puedes ofrecerle, dos o tres veces por semana, un grillo desecado, un gusano de harina o requesón.

süß hamster

Higiene y cuidados para hámsteres

Con una tenencia correcta y una alimentación adecuada, los cuidados dentales y del pelaje del hámster suceden naturalmente. Los hámsteres son animales muy limpios y, parecidos a los gatos, se lamen constantemente para mantener un pelaje reluciente. Al revolcarse en su baño de arena están cuidando su piel y sus uñas. Sin embargo, es necesario que le asistas en la limpieza de la jaula. Para evitar la formación de gérmenes y la aparición de olores debes cambiar el lecho con regularidad. Pon especial atención al área donde este hace sus necesidades. Para facilitarte el trabajo puedes proporcionarle un aseo para pequeños animales (también llamado esquinero), que suelen aceptar de buena gana.

De vez en cuando (mínimo dos o tres veces al año) debes limpiar la jaula por completo y en profundidad, incluyendo todos los accesorios (para esto el hámster debe estar fuera de la jaula). Asegúrate también de cambiar a diario el agua de los bebederos y que siempre tengan comida fresca.

El hámster como mascota: ventajas y desventajas

Comprar un hámster cuesta muy poco, pero son seres vivos y, como cualquier mascota, tienen necesidades y requisitos. Han de comer a diario y su vivienda debe estar limpia, hay que cambiarles el agua y el lecho con regularidad. Tienen que ejercitarse a diario con salidas fuera de la jaula y deben tener entretenimiento dentro de ella. No son adecuados para probar si los niños son responsables con los animales domésticos, o para adultos que no se atreven a tener a un gato o un perro. Los hámsteres necesitan de un cuidador que se tome en serio sus necesidades, que respete su deseo de paz y retiro durante el día y al que no le moleste el ruido por la noche, pues es cuando están llenos de energía y corretean por la jaula.

Aunque seas de esas personas que no necesitan dormir mucho no deberías poner la jaula del hámster en tu dormitorio. Una vez que han llegado a la edad adulta se vuelven solitarios y no soportan compartir la jaula ni con alguien de su misma especie. A diferencia de los perros o los gatos, estos animalitos no necesitan cercanía. Si te diviertes observando cómo tu hámster construye, excava, trepa y se revuelve en su jaula por las noches, tendrás muchas alegrías con este pequeño roedor como compañero de piso.

Artículos más leídos

Gato siamés

El gato siamés es, junto al persa, una de las razas de gatos más antiguas y conocidas. Su origen se encuentra en el sudeste asiático, concretamente en Siam, que hoy en día pertenece a Tailandia. Allí, el siamés era venerado como gato de templo. Hacia finales del siglo XIX, los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra, donde se comenzó la cría de esta raza. En 1892 ya se estableció el primer estándar para los gatos siameses, pero la raza solo fue reconocida en 1949 por la Federación Internacional Felina (FIFe).

Azul ruso

A primera vista este gato de color azul grisáceo se puede confundir con un cartujo o un británico de pelo corto. Pero si te fijas más detenidamente, te darás cuenta de que estas razas son muy distintas entre sí.

Maine coon

El maine coon se ha convertido en una de las razas de gatos favoritas del mundo. Esto no es de extrañar, ya que estos felinos destacan por su naturalidad, robustez y su fantástico carácter.