Tos de las perreras This article is verified by a vet

Tos de las perreras

Este fila brasileiro muestra síntomas de tos de las perreras.

¿Tu perro tose mucho y está débil? En ese caso, puede que se trate de la tos de las perreras (traqueobronquitis infecciosa). Sigue leyendo para averiguar qué es esta enfermedad y cómo puedes proteger a tu perro de ella.

¿Es muy peligrosa la tos de las perreras?

El pronóstico de la tos de las perreras (traqueobronquitis infecciosa) depende del patógeno concreto y de cuánto se haya debilitado el perro por las influencias ambientales. En la mayoría de casos, los síntomas remiten en pocas semanas.

Sin embargo, si el perro ya tiene otras enfermedades, podría desarrollar complicaciones graves (p. ej., neumonía) y acabar muriendo.

Por desgracia, si tu perro supera la tos de las perreras, puede volver a contraerla. Y es que los perros no desarrollan inmunidad a largo plazo.

Síntomas: ¿cuáles son los signos de la tos de las perreras?

El curso de la tos de las perreras suele ser leve o latente. Esto significa que los patógenos se ocultan en el organismo durante mucho tiempo y, mientras tanto, no causan síntomas. Sin embargo, el perro es muy contagioso durante este periodo de latencia.

El tiempo que transcurre desde la infección hasta la aparición de los primeros síntomas (incubación) es de tres a diez días, en función de los patógenos. Las características de la traqueobronquitis infecciosa son fuertes síntomas de resfriado, incluidos ataques de tos seca.

Muchos describen esta tos como tos ladrada. Aparece con sobrecarga, pero también de manera espontánea. Los perros enfermos tosen mucho cuando el collar les presiona la laringe. Además, pueden ahogarse al toser.

En función de los patógenos causantes de la enfermedad, el perro puede presentar otros síntomas, como, por ejemplo:

  • Malestar general y fiebre
  • En el caso de los patógenos bacterianos: inflamación de las amígdalas (amigdalitis), la faringe, la tráquea y los pulmones, habitualmente con secreción nasal purulenta
  • En el caso del herpesvirus canino tipo 1 (CHV-1): síntomas similares a una enfermedad gastrointestinal, como vómitosdiarrea y dolor de tripa
paraguas gratis

Diagnóstico: ¿cómo se detecta la tos de las perreras?

Si sospechas que tu perro podría haberla contraído, llévalo al veterinario inmediatamente. Después de hacerte unas preguntas y examinar al perro por encima, realizará una inspección especial de las vías respiratorias.

Concretamente, buscará signos de tos de las perreras, como secreción nasal y ocular o tos. Con ayuda de un estetoscopio, escuchará la tráquea y los pulmones.

Para detectar una infección aguda causada por virus y bacterias, sacará una muestra de la tráquea y la nariz con un hisopo estéril. El laboratorio detectará los patógenos con un método directo mediante cultivo o test PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

Para detectar una infección latente, el laboratorio también necesitará una muestra de sangre. Esta se analizará para buscar anticuerpos (proteínas protectoras).

Terapia: ¿cómo se trata la tos de las perreras?

Para combatir las bacterias, el veterinario administrará antibióticos (p. ej., doxiciclina) al perro. Para que no se generen resistencias peligrosas, antes realizará un test de resistencia (antibiograma).

Además del tratamiento específico con antibióticos, el veterinario también tratará los síntomas del perro. Para ello, prescribirá medicamentos para aliviar la tos y bajar la fiebre. Si también tiene secreción en los ojos, una pomada oftálmica le puede ir muy bien.

El veterinario comprobará la temperatura corporal interna del perro durante todo el tratamiento. Esto es importante para determinar el éxito de la terapia.

Para descargar el sistema inmunitario, también deberás subsanar las deficiencias en la tenencia y la higiene. Además, deberás cancelar los deportes caninos y eventos para evitar que contagie a otros perros y se estrese.

Tos de las perreras
Escuchando los pulmones, el veterinario puede detectar ruidos respiratorios.

Causas: ¿cuáles son los causantes de la tos de las perreras?

Los especialistas definen la tos de las perreras (kennel cough), causada por diferentes virus y bacterias, como complejo de traqueobronquitis infecciosa o gripe canina.

Esta enfermedad respiratoria está presente en perros, lobos, zorros y mapaches de todo el mundo. Los animales ya debilitados (p. ej., cachorros y perros mayores o enfermos) son los más afectados.

¿Cuáles son los patógenos?

Los patógenos principales son el virus de la parainfluenza canina (CPiV-2) y la bacteria Bordetella bronchiseptica. No obstante, puede haber otros patógenos que causen la enfermedad:

Los patógenos virales incluyen:

  • Virus de la parainfluenza canina (CPiV-2)
  • Adenovirus canino tipo 2 (CAV-2)
  • Herpesvirus canino tipo 1 (CHV-1),
  • Virus de la influenza tipo A
  • Virus del moquillo canino (VMC)
  • Reoviridae
  • Coronavirus respiratorio canino (CRCoV)

Los patógenos bacterianos pueden ser:

  • Bordetella bronchiseptica
  • Menos frecuentemente: micoplasmas, Klebsiella y Pseudomonas

Transmisión: ¿cómo se contagian los perros?

El perro puede contraer los virus a través de una infección por gotículas o por contacto con objetos contaminados (p. ej., juguetes o bebederos). A continuación, los virus llegan a las mucosas de las vías respiratorias superiores. Aquí se reproducen localmente, especialmente en los ganglios linfáticos.

A través de la linfa llegan al torrente sanguíneo, alcanzando varios órganos en muy poco tiempo. Una vez ahí, dañan el tejido y aumentan el riesgo de infecciones secundarias bacterianas. Estas, a su vez, empeoran el curso de la enfermedad.

Traqueobronquitis infecciosa: enfermedad multifactorial

Esta enfermedad infecciosa no se llama en vano tos de las perreras. Y es que se produce habitualmente en grupos de perros (p. ej., perreras, protectoras, clínicas de animales o exhibiciones caninas).

Una infección por sí sola no produce la tos de las perreras, ya que hay otros factores implicados. Estos pueden ser, por ejemplo, factores físicos, como la temperatura o la humedad del aire. Una higiene insuficiente o un fuerte estrés —por ejemplo, por traslados largos— aumentan el riesgo aún más.

Prevención: cómo proteger a tu perro

Dado que la tos de las perreras es una enfermedad multifactorial, la profilaxis tiene varios niveles. Por eso, debes solventar las deficiencias en la tenencia y los factores de estrés.

Limpia y desinfecta regularmente el comedero y los juguetes, y evita que se exponga a una humedad y un frío elevados.

También existe una vacuna contra la tos de las perreras. Hay dos vacunas en el mercado:

  • Virus de la parainfluenza canina + Bordetella bronchiseptica
  • Virus de la parainfluenza canina + adenovirus canino tipo 2 + virus del moquillo canino

Para conseguir una inmunidad suficiente, el veterinario le administra la primera dosis a partir de la octava semana de vida. Las dosis siguientes se administran pasadas cuatro semanas y cada dos años.


Franziska G., veterinaria
Franziska G.

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?