Coronavirus en perros This article is verified by a vet

Contenido verificado por veterinarios
Escrito por Franziska Gütgemann, veterinaria
coronavirus en perros

El coronavirus canino se extiende por todo el mundo y suele afectar a cachorros y a perros de las protectoras. Si comparamos el coronavirus de los humanos con el de los perros, el primero causa síntomas respiratorios, mientras que el segundo provoca problemas gastrointestinales. A pesar de que las infecciones de coronavirus en perros suelen ser leves, los animales con un sistema inmunitario debilitado pueden llegar a desarrollar diarrea grave e incluso fallecer.

¿Es el COVID-19 peligroso para mi perro?

Nueva actualización 26.06.20

En los últimos meses se han conocido determinados casos en el mundo en los cuales varios perros han dado positivo a la prueba del COVID-19. El 20 de junio de 2020, el Ministerio danés de Medio Ambiente y Alimentación anunció en un comunicado de prensa que la Administración de Veterinaria y Alimentos había detectado por primera vez el SARS-CoV-2 en un perro en Dinamarca. Se trata de un perro de familia de una granja de visones. Varios visones también han dado positivo a la prueba del COVID-19.

¿Las personas con perro deben preocuparse?

Por ahora, las incidencias de perros infectados son casos aislados. Los estudios iniciales han demostrado que los perros pueden infectarse con el virus del SARS-CoV-2, pero no son muy sensibles a él. La mayoría de los cuadrúpedos se han contagiado de sus cuidadores con los cuales mantienen una relación muy cercana. 

Desafortunadamente, aún no hay información fiable disponible sobre si los perros infectados han tenido un brote de la enfermedad pulmonar COVID-19 o si solo son portadores del virus. Tampoco hay declaraciones fiables sobre si una infección tiene otras consecuencias para la salud. Además, no hay pruebas científicas que confirmen que los perros puedan transmitir el virus a los humanos o a otros de su misma especie. Por lo tanto, para quienes tienen perros sigue siendo válido lo siguiente: asegúrate de que tu can también cumpla las normas básicas de higiene. Lávate las manos con regularidad, estornuda en el codo y limpia las superficies de tu casa con frecuencia. Trata de evitar el contacto cercano con tu peludo y no dejes que te lama. De esta manera puedes reducir aún más el riesgo para ti y tu fiel amigo canino. 

Encontrarás más recomendaciones sobre el manejo correcto de los animales domésticos en tiempos de coronavirus en este texto. Con todo esto, dada la situación epidemiológica actual, el Colegio de Veterinarios de Madrid también propone una serie de medidas preventivas generales para el COVID-19 en animales domésticos.

Actualización 31.03.2020

El COVID-19 (del inglés, coronavirus disease 2019) en los humanos es causado por el SARS-CoV-2 (coronavirus-2 del síndrome respiratorio agudo grave), que se originó en China. El Instituto alemán Friedrich-Löffler (FLI), en su calidad de instituto de investigación para la salud animal, supervisa la situación actual de la epidemia y publica los últimos hallazgos científicos.  Hasta ahora, los investigadores sospechan que el coronavirus humano fue transmitido a los humanos por murciélagos, pangolines o serpientes.

Recientemente se detectó coronavirus en la nariz y en la boca de dos perros asintomáticos de Hong Kong. Sin embargo, los expertos asumen que el coronavirus llegó hasta ellos a través del contacto físico con sus cuidadores enfermos. Además, no se midió ningún nivel elevado de anticuerpos en ninguno de los dos perros, lo que es decisivo para una infección por SARS-CoV-2. Por lo tanto, los investigadores descartan que los perros puedan padecer de COVID-19.

Si tu perro tiene síntomas parecidos a los de una gripe, una infección con el SARS-CoV-2 puede ser detectada mediante las pruebas para humanos. 

Recientemente, también se confirmó un caso en el que un gato belga dio positivo en la prueba del SARS-CoV-2. Sin embargo, se trata de un caso aislado, por lo que los científicos siguen considerando que la transmisión del nuevo coronavirus de los humanos a los animales domésticos es poco probable.

¿Debería preocuparme si mi perro sale?

Los perros y otros animales autóctonos no influyen en la propagación del nuevo coronavirus, por lo que pueden salir sin preocupación. De hecho, a pesar de la actual crisis, esto es muy importante para la salud de nuestros amigos cuadrúpedos, ya que el ejercicio y el aire fresco fortalecen el sistema inmunitario y reducen el estrés.

¿Qué precauciones debo tomar cuando saco a pasear a mi perro?

Independientemente de la pandemia actual, es conveniente que, al salir a pasear, prestes atención al comportamiento de tu peludo. Es muy fácil que el perro ingiera algo tóxico o afilado. Asimismo, las heces que se encuentran alrededor pueden transmitir patógenos como parásitos, virus y bacterias, por lo que siempre se deben recoger.

Debido al estado de alarma en el que se encuentra España ahora mismo, solo una persona puede sacar a pasear al perro. Además, estas salidas deben ser lo más cortas posible y sin alejarse del domicilio. No está permitido socializar con ninguna otra persona o animal. El can debe estar siempre atado y es necesario llevar una botella con agua y jabón para limpiar el orín. No es necesario desinfectar las patas después de caminar, de hecho, esto puede resecar la piel y provocar problemas cutáneos.

¿Qué hago con mi perro si tengo que estar en cuarentena?

Dado que no se descarta la transmisión a través del contacto físico cercano con perros, en caso de cuarentena se recomienda pedir apoyo a las personas cercanas fuera de los grupos de riesgo (ancianos, enfermos, etc.) en el cuidado de los animales domésticos para los paseos. Si tienes un jardín, por supuesto que puedes usarlo para que tu perro haga sus necesidades, así como para entretenerlo. Si no encuentras apoyo entre tus amigos y conocidos, las pensiones para perros o un cuidador pueden ayudarte. En cualquier caso, no es procedente abandonar un animal doméstico debido a la actual crisis del coronavirus. 

Es decir, que puedes seguir sacando a pasear a tu perro, siempre y cuando no estés en cuarentena. Dado que el nuevo coronavirus se transmite casi exclusivamente a través del contacto con personas infectadas, no es útil ni bueno desinfectar las patas de los perros o evitar los paseos. Sin embargo, todavía existen otros tipos de coronavirus común que desempeñan un papel importante en la salud de los perros:

Transmisión, propiedades y patogenicidad del coronavirus canino

El coronavirus se da en muchos mamíferos por lo que, además de los perros, también los gatos (FEVC y FIPV), los cerdos, las vacas e incluso las personas pueden padecerlo. Sin embargo, no todas las infecciones en perros muestran síntomas de la enfermedad. Los canes adultos con un sistema inmunitario fuerte no suelen tenerlos. No obstante, pueden contagiar a otros peludos inmunocomprometidos (como, por ejemplo, los cachorros) por contacto directo e indirecto:

Las partículas del coronavirus canino se absorben por la boca o la nariz y llegan al intestino por el esófago. Las posibles fuentes de infección pueden ser el agua o los objetos (por ejemplo, los juguetes del can) contaminados por materia fecal y el contacto directo con los excrementos infecciosos. Estas partículas del virus se multiplican en la membrana mucosa del estómago y de los intestinos y pueden provocar daños graves debido a los procesos inflamatorios. El resultado es una reducción de la capacidad de absorción de agua y nutrientes del alimento. Esto puede ser fatal, sobre todo, para los cachorros con pocas reservas de energía. La excreción de las partículas de virus recién formadas a través de las heces puede tardar hasta dos semanas después de la aparición de los síntomas, por lo que se deben tomar medidas de higiene eficaces, en especial durante este tiempo.

Síntomas del coronavirus en perros:

Dependiendo del estado de su sistema inmunitario, los perros reaccionan de forma diferente a una infección por el coronavirus canino. Los cachorros o peludos con otras dolencias (por ejemplo, el parvovirus) muestran procesos más severos que los perros adultos con un sistema inmunitario fortalecido. Los perros con coronavirus pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Síntomas generales como somnolencia, debilidad, falta de apetito, fiebre
  • Diarrea acuosa frecuente con trazas de sangre o mucosas y vómitos
  • Pérdida severa de agua (deshidratación) y fluctuaciones en el balance de los electrolitos que pueden causar problemas circulatorios y arritmia cardíaca
  • Los perros inmunocomprometidos pueden morir como resultado de la infección

Cuando un cuadrúpedo ha tenido el coronavirus canino alguna vez, no se puede descartar que vuelva a contagiarse.

Diagnosticar el coronavirus en perros

Los problemas gastrointestinales en perros pueden deberse a muchas enfermedades diferentes. Durante la anamnesis (conversación con el veterinario) y el examen clínico general, el veterinario debe controlar el estado de salud (examen de la mucosa bucal, del equilibrio hídrico, de la frecuencia cardíaca y respiratoria y de la temperatura corporal interna), así como el estado de vacunación, las condiciones de la tenencia, la alimentación y la profilaxis antiparasitaria.

Cuando el sistema cardiovascular del perro está tan afectado por la pérdida de agua y de electrolitos es mejor no realizar un examen más detallado y estabilizar primero la circulación mediante una terapia de fluidos y electrolitos. Solo después, con un análisis de sangre o de heces, se puede confirmar una infección por el coronavirus canino:

  • Con el test de referencia (gold standard) se detecta el virus de forma directa con un microscopio electrónico o RT-PCR (por sus siglas en inglés, reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real)
  • La realización de una detección indirecta del virus es menos frecuente. Aquí se mide la concentración de anticuerpos (proteínas protectoras del sistema inmunitario) en la sangre

Además de estas pruebas, también se recomienda examinar las heces de forma parasitológica.

Tratamiento para el coronavirus en perros

La diarrea no debe ser subestimada, sobre todo, en los cachorros, ya que estos pueden entrar en situaciones en las que peligra su vida con rapidez debido a sus bajas reservas de energía. Por lo tanto, el tratamiento se centra en medidas para reducir la diarrea y estabilizar la circulación del peludo:

  • Terapia de fluidos y electrolitos por vía intravenosa o bolo bajo la piel
  • Retirada del alimento (no más de dos días)
  • Evitar las infecciones bacterianas secundarias mediante antibióticos
  • Combatir la infección con antivirales
  • Si la temperatura corporal es muy baja es conveniente calentar a los perros con almohadillas o mantas térmicas (evitando el sobrecalentamiento)
  • Después del tratamiento se debe alimentar al can con una dieta blanda durante varios días. Por ejemplo, el arroz (sin aromatizante) con pollo cocido es adecuado para este propósito.
  • Evitar el estrés

Pronóstico

El pronóstico de una infección del coronavirus canino depende mucho del estado del sistema inmunitario. Los cachorros y los perros que tienen parvovirus o distemper tienen menos posibilidades de curarse que aquellos con sistema inmunitario fuerte. Así que un diagnóstico temprano y un tratamiento efectivo son importantes para evitar la pérdida de agua y de electrolitos.

Cómo evitar un contagio de coronavirus en perros

Es posible proteger a los perros de una infección del coronavirus canino común (este no es el coronavirus COVID-19) mediante una vacuna. Sin embargo, esta no está permitida en algunos países porque el efecto es bastante controvertido. No obstante, en España sí está permitida.

Asimismo, se recomiendan las siguientes medidas de higiene para evitar las enfermedades infecciosas:

  • Limpiar y desinfectar las zonas de comida y los lugares en los que los canes hacen sus necesidades. Así como los juguetes y superficies de los perros utilizando desinfectantes específicos para virus.
  • Cambiar el agua del bebedero con regularidad
  • Los perros infectados deben estar en cuarentena durante al menos dos semanas
  • Recoger y eliminar las heces de forma segura

¡Descubre nuestra selección de productos de limpieza para perros!

Nuestros artículos más útiles

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.

Coronavirus en perros

El coronavirus canino se extiende por todo el mundo y suele afectar a cachorros y a perros de las protectoras. Si comparamos el coronavirus de los humanos con el de los perros, el primero causa síntomas respiratorios, mientras que el segundo provoca problemas gastrointestinales. A pesar de que las infecciones de coronavirus en perros suelen ser leves, los animales con un sistema inmunitario debilitado pueden llegar a desarrollar diarrea grave e incluso fallecer.