10 maneras de refrescar a tu perro en verano

perro en verano

Cuando hace mucho calor, los perros deben poder refrescarse. Una buena opción son los aspersores del jardín.

La calurosa canícula está a la vuelta de la esquina. Entre el 23 de julio y el 23 de agosto, el verano alcanza su punto álgido en nuestra región. Por las mañanas, el sol ya pega fuerte y, a mediodía, el calor es insoportable para nuestros peludos. Sin embargo, con unos pocos trucos puedes hacer que tu perro resista los días calurosos. Te desvelamos 10 maneras de refrescar a tu perro en verano.

Ofrécele un refugio fresco

A diferencia de las personas, los perros solo sudan a través de las patas. Dado que esto no es suficiente para regular la temperatura de todo el cuerpo, expulsan el calor excedente jadeando. Si el calor es muy intenso, esto ya no basta.

Por eso, nuestros peludos necesitan otras maneras de protegerse del sol y así evitar un golpe de calor. Por ejemplo, puedes instalar una sombrilla en el jardín o el balcón. Además, a los perros les gusta refrescarse bajo los árboles o arbustos.

Los suelos oscuros expuestos al sol se deben cubrir con una manta clara o una toalla vieja. Cuando haga más calor de lo normal, puedes humedecerlas. Otra solución para ofrecerle a tu perro una superficie fresca para descansar son las esterillas refrigerantes. Suelen estar rellenas de gel o agua y se pueden enfriar en el congelador.

Para combatir el calor en casa, también es buena idea oscurecer las ventanas con cortinas o estores por la mañana. En cambio, por la noche se puede expulsar el aire caliente abriendo ventanas y puertas.

Combate el calor con helados

Cuando suben las temperaturas, todos disfrutamos con un helado frío y delicioso. ¡Nuestros peludos también! El helado para perros es una manera rápida y sabrosa de refrescar al perro. Para prepararlo, solo necesitas unos pocos ingredientes. El helado está listo tras pocas horas en el congelador, por ejemplo, en forma de cubito. Tu creatividad no tiene límites.

Aquí van algunas ideas de helados que seguro que a tu perro le encantarán:

  • A la mayoría de perros les gusta mucho el yogur natural o el requesón, también congelados.
  • Una variante deliciosa y baja en carbohidratos es el caldo de vacuno o pollo congelado.
  • Si no hay tiempo, los perros tampoco les hacen ascos a los cubitos de agua normales.
perro en verano
Los cubitos de hielo en el bebedero son una buena manera de refrescarse en verano.

Nunca dejes tu perro en verano en el coche

Los coches se convierten rápidamente en peligrosas cámaras térmicas ya con temperaturas moderadas. Las ventanas abiertas no proporcionan un intercambio de calor suficiente a partir de cierta temperatura.

Por eso, el peligro de sobrecalentamiento y de un golpe de calor mortal es enorme en verano. Para proteger al perro de este calor, es mejor dejarlo en casa cuando vamos a comprar o a poner gasolina.

Que beba agua

Durante el jadeo, se presiona más aire contra las mucosas. Esto hace que se evapore el líquido y el perro se refresque. No obstante, cuanto más jadea, más líquido pierde.

Por eso, con un calor intenso, es más importante que nunca que el perro beba suficiente agua. Para que tu peludo beba bastante agua fresca, puedes probar estos trucos:

  • Coloca varios bebederos en casa.
  • Anímalo a beber activamente dándole agua o señalándole el bebedero.
  • Muchos perros prefieren beber agua del jardín o caldo sin sal.
  • El agua corriente o rociada anima a algunos perros a beber. Para ello, existen fuentes y bebederos especiales para perros.

Comida con un alto porcentaje de líquido

La demanda de agua diaria de un perro depende de su peso, actividad y alimentación. Por ejemplo, los perros que comen pienso tienen que beber más agua.

Sin embargo, puedes cubrir una parte de la demanda de agua con la comida. Si a tu peludo también le gusta la comida húmeda, puedes complementar el pienso con ella o sustituirlo en verano.

Refrigeración activa para el perro en verano: pelo húmedo

Una manera sencilla de refrescar al perro son los baños. Si no tienes ningún lago o arroyo cerca, puedes humedecerle el pelaje de otra manera.

En verano, a los perros les encanta chapotear en su propia piscina o, al menos, en una bañera pequeña. Con los juguetes adecuados, puedes animarlo aún más a darse un bañito. Los aspersores y las mangueras también son muy populares entre los perros para jugar y refrescarse.

No obstante, procura que no esté demasiado tiempo en el agua. Si traga demasiada, aumenta el riesgo de hiperhidratación hipotónica, cuyos primeros síntomas son agitación o vómitos.

perro en verano

Cuidado con la cistitis

Refrescarse en días calurosos es importante, pero tampoco hay que exagerar. Un suelo o un baño demasiado fríos pueden provocar una cistitis a nuestros perros. Los síntomas típicos son la expulsión de orina frecuente (poliuria) o dolor al orinar (estranguria).

Por eso, dale a tu perro siempre la posibilidad de secarse en una toalla. Además, debes comprobar la temperatura de las esterillas refrigerantes o cubrirlas con una toalla.

Adapta los paseos en consecuencia

Los paseos a mediodía en verano no son nada agradables para nuestros peludos. El asfalto les hierve en las patas y el sol les quema el pelo.

Por eso, en verano es recomendable sacarlos a pasear en las horas frescas de la mañana y la tarde-noche. Además, suele bastar con dar paseos cortos, especialmente en zonas de sombra de bosques o parques.

Tris, tras, ¿fuera pelo?

Muchas razas de perro tienen el pelo muy largo, lo que nos hace suponer que estos peludos pasan mucho calor. Pero ¿la máquina cortapelo alivia de alguna manera?

De hecho, además de su función térmica, el denso pelo de nuestros perros también tiene una función refrigerante. La evaporación de agua en el pelo genera un enfriamiento que proporciona un frescor agradable a los perros peludos. Por eso, no hay que cortarles el pelo a todos los perros automáticamente en verano. Esto depende en gran medida de la raza. Si no estás seguro, pide consejo al veterinario o al peluquero canino.

Refrescar al perro

Protección antiparasitaria

Hemos de confesar que nuestro último consejo no tiene nada que ver con refrescar al perro. No obstante, el tema de los parásitos es especialmente importante en verano. La hierba verde y las altas temperaturas constituyen las condiciones perfectas para las garrapatas y los ácaros. Protege a tu perro de las enfermedades infecciosas y reacciones alérgicas empezando con la desparasitación en primavera.

Los métodos más corrientes son los collares antiparasitarios con piretroides, las pipetas de administración cutánea y los comprimidos masticables. Los tres grupos de productos contienen agentes antiparasitarios que se diferencian en la duración del efecto y el espectro.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?