Masajes para gatos: guía fácil

Masajes para gatos

Bien hecho, un masaje también sienta muy bien a los gatos.

Un masaje es un placer para el cuerpo y la mente. ¿Sabías que también existen los masajes para gatos? Los mininos saben apreciar estas minisesiones de bienestar. Te explicamos cómo hacerlos.

Masajes para gatos: bienestar para cuerpo y mente

Los masajes para gatos no solo sirven para relajar las contracturas musculares, sino que tienen otras muchas ventajas. El contacto suave también contribuye en gran medida a reducir el estrés y la tensión.

Además, dándole un masaje a tu gato refuerzas el vínculo con él. Un pequeño descanso en común del ajetreo diario es un bálsamo para el alma humana y felina. Así, tendrás a tu minino superrelajado y ronroneando todo el rato.

El momento ideal

Elige un momento propicio para darle un masaje a tu gato. No se lo hagas justo después de que haya comido para que pueda hacer la digestión en paz. Tampoco se lo hagas cuando se esté acicalando o cuando quiera jugar.

Cuando tu gato esté de humor para arrumacos, ese es el momento perfecto. Antes de ponerte manos a la obra, asegúrate de que esté tranquilo y preparado para el masaje.

No le hagas el masaje deprisa y corriendo; resérvate tiempo suficiente, aunque el masaje en sí solo dure unos minutos. Si tú mismo estás tranquilo y relajado, le contagiarás este estado de ánimo a tu gato.

Masajes para gatos: instrucciones

Si le vas a dar un masaje a tu gato por primera vez, empieza poco a poco. Comienza por la zona en la que más le guste que lo acaricien. Durante el masaje puedes charlar con él o poner música relajante.

A mucha gente le gusta que le amasen los músculos vigorosamente. En cambio, es mejor que con tu gato practiques movimientos suaves y ejerzas poca presión. En la cara y la cabeza usa solo las yemas de los dedos y para la cola, toda la mano. Así, el gato sentirá el masaje más intensamente.

Cerciórate siempre de que el minino realmente esté a gusto. Si está tumbado sin moverse y ronronea, todo va bien. En cambio, si intenta huir, interrumpe el masaje.

Masaje en la frente

A muchos gatos les chifla que les acaricien la cabeza, así que un masaje de frente es ideal para empezar. Dibuja círculos cuidadosos con el dedo índice en el centro de la frente.

También puedes hacer círculos suaves con los índices sobre los ojos y, después, pasar lentamente a las sienes y mejillas. Si el gato empieza a ronronear de gusto, lo estás haciendo bien.

Masaje en las orejas

Acarícialo desde la base de las orejas hasta la punta. Usa el pulgar para una oreja y el índice para la otra para poder masajear las dos a la vez. Además, hay mininos a los que les encanta que les amasen las orejas con los dedos.

Caricias en la barbilla

A casi todos los gatos les gusta que les acaricien la barbilla. Pasa el índice cuidadosamente por el cuello hasta la barbilla, empezando por la parte inferior del cuello. Si le gusta, levantará la cabeza, cerrará los ojos y ronroneará. Con esto, te estará pidiendo que sigas.

Masajes para gatos
Las patas son el final de los masajes para gatos.

Relajación de nuca y hombros

Para masajearle la nuca, coge el pelo de la nuca suavemente con el pulgar y el índice y amásalo. A continuación, pasa a los hombros. Los gatos también sufren tensión en los hombros y disfrutan con los movimientos relajantes de tus manos.

Atención: No a todos los gatos les gusta que les masajeen el cuello o los hombros. Es imprescindible que prestes atención al lenguaje corporal de tu gato. Si ya ha tenido bastante, interrumpe el masaje.

Masaje en el lomo

Para el masaje del lomo, pon el pulgar y el índice a izquierda y derecha de la columna vertebral. A continuación, desliza los dedos lentamente desde la nuca hasta la cola. Repítelo varias veces.

Después, puedes amasarle el pelo del lomo. Igual que antes, ve con cuidado, no aprietes y, si el gato ya no está a gusto, interrumpe el masaje.

Masaje en las patas

Un masaje en las patitas pone el broche de oro en los masajes para gatos. Coloca el pulgar en el centro de la almohadilla y realiza movimientos circulares lentos.

Las patas deben soportar todo el peso del gato y probablemente estén bastante tensas.

Masajes para gatos
Las patas son el final de los masajes para gatos.

Puntos a tener en cuenta en los masajes para gatos

Para que la sesión sea todo un éxito, ten en cuenta lo siguiente:

  • La duración óptima es de entre cinco y quince minutos.
  • Haz movimientos lentos y suaves con las manos.
  • No le hagas un masaje a tu gato si está enfermo o tiene problemas de piel.
  • A las gatas embarazadas no se les debe hacer masajes.
  • No masajees a tu gato en el vientre, ya que a la mayoría no les gusta que les toquen ahí.

Importante: no uses aceites

No uses aceites de masaje bajo ningún concepto. De hecho, hay aceites esenciales que son tóxicos para los gatos. Estos son, por ejemplo, la canela, el clavo, el aceite de eucalipto y el de árbol de té. Aparte de eso, el olor es demasiado intenso para la naricita del gato.

También puedes regalarle bienestar a tu gato con un cepillado regular. Aprende a hacerlo en nuestro artículo del magazine de zooplus Cómo cuidar el pelaje de un gato.

Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.