Enfermedades de la piel y el pelo del gato

Enfermedades de la piel y el pelo del gato

Acariciar el suave y sedoso pelo de los gatos es un placer. Tanto el pelaje como la piel que se encuentra debajo tienen la función de proteger. Son una parte muy importante del cuerpo de un felino pues si algo no está bien se nota: cuando hay un desajuste en el metabolismo se suelen desarrollar enfermedades en el pelaje y en la piel.

La piel del gato

Se dice que la piel es el órgano más grande de un gato. Esto es cierto, la piel no solo funciona como aislante contra la deshidratación por pérdida de fluidos corporales y contra la entrada de agentes patógenos, también regula la temperatura corporal y funciona como órgano emuntorio para el sebo, el sudor y las hormonas. Pero, además de ser el órgano más grande de un gato, es un importante órgano sensorial.

La piel de los gatos está estructurada en tres capas: la capa externa es la epidermis y tiene la importante función de protegerles contra las influencias externas. En ella se encuentran las glándulas sebáceas y los folículos pilosos (estos llegan a alcanzar la capa inferior de la piel). Las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos se encuentran en la dermis. Las capas de la piel son vitales para la percepción sensorial. La hipodermis almacena grasa, entre otras cosas.

El pelo del gato

De cada folículo piloso sale un pelo de guarda, varios pelos de protección y subpelo. Los gatos de pelo corto o largo se diferencian por el tamaño de su pelaje, pero en ambos casos este tiene una importante función: actuar como aislante para proteger el cuerpo del gato contra los cambios de temperatura. Además, actúa como una barrera contra las heridas superficiales que pueden ser causadas por las ramas afiladas al caminar entre los arbustos o una herida al luchar con sus semejantes.

Trastornos en el metabolismo de la piel y del pelo en gatos

La piel y el pelaje son de gran importancia y, a menudo, se pasan por alto. Las anomalías y las enfermedades en la piel o el pelo suelen indicar patologías más profundas o malnutrición, pueden denotar la existencia de parásitos o pueden estar causadas por una enfermedad independiente. Si tienes un gato presta especial atención a la repentina caída de pelo o si tu minino se rasca o lame, a escamas, costras con sangre o al pelaje áspero y sin brillo. Las heridas en la piel pueden estar ocultas entre el denso pelo. Si estos cambios aparecen a largo plazo y continúan después de la época de muda, es importante que acudas al veterinario. Lo mismo aplica ante cualquier cambio sospechoso en el pelaje que venga acompañado de comportamientos enfermizos.

Diagnóstico de enfermedades de la piel y del pelo en gatos

Tu veterinario observará con lupa la piel y el pelaje de tu minino. ¿Los síntomas aparecen en una parte o por el cuerpo entero? ¿Son causadas por alguna herida o puede tratarse de parásitos? Si la causa no es evidente habrá que hacer un análisis de sangre para descartar o identificar una malnutrición o para detectar si tu gato padece de una infección. Si es necesario, tu veterinario te recetará medicamentos o complementos alimenticios para tu bigotudo.

El pelo áspero y sin brillo, las escamas y las zonas sin pelo pueden estar causados por:

  • Parásitos: los gatos pueden padecer de parásitos externos como ácaros, pulgas o piojos, pero también los endoparásitos, como las lombrices, afectan la piel y el pelo del animal. Por ello se recomienda el uso de antiparasitarios para gatos, sobre todo para aquellos bigotudos que pueden salir al exterior, como pipetas, collares, sprays… Las curas contra las lombrices sobrecargan el cuerpo de tu minino y no deberían hacerse a no ser que estés seguro de que tenga parásitos (por ejemplo, analizando los excrementos).
  • Hongos en la piel: los hongos en la piel son muy desagradables para el felino y, además, pueden transmitirse a las personas y a otros animales domésticos. Si tu minino tiene hongos, lo más importante es la higiene. Tu veterinario te recetará un remedio para tratarlos, de uso interno o externo.
  • Malnutrición: en teoría, la comida para gatos comercial contiene todo lo necesario para la buena salud de los felinos. Cada gato es diferente, sobre todo los gatitos, los gatos mayores o los gatos con enfermedades crónicas necesitan más nutrientes que sus semejantes. Si tu bigotudo no recibe suficientes vitaminas, minerales u oligoelementos a través de la alimentación es posible que esto se vea reflejado en el pelaje mate o con escamas. Es importante que no intentes solucionarlo con complementos nutricionales sin consultar antes a tu veterinario. El pelo áspero u otras anomalías suelen estar causados por una carencia específica, por lo que debe ser tratada de forma selectiva. Una prueba de sangre indicará qué nutrientes necesita tu minino.
  • Alergias: las alergias son cada vez más comunes en el mundo gatuno y se hacen notar a través de enfermedades en la piel o el pelo. En nuestro artículo sobre alergias alimentarias en gatos puedes encontrar más información.
  • Muda del pelo: cada año los gatos pierden su denso pelaje invernal o se preparan para la temporada de frío con un suave abrigo de pelo. Esto es normal y, aunque durante este proceso el pelo pueda volverse áspero y puede que tu felino se esté rascando mucho para poder eliminar el pelo muerto, no es una enfermedad. El cepillado regular es una gran ayuda. También la toma de complementos alimenticios apoya el proceso de la muda de pelo: tanto la malta como la hierba para gatos son adecuados para apoyar la expulsión de los pelos que puede haber ingerido tu bigotudo.
  • Enfermedades mentales y estrés: si ves que tu felino se está lamiendo mucho, se está arrancando los pelos o muestra otras anomalías, puede que se deba al estrés crónico o a alguna enfermedad psíquica. Es mejor que, antes de visitar a un terapeuta para animales, descartes que los cambios se deban a causas físicas.
hautkrankheiten bei katzen

Complementos alimenticios para fortalecer la piel y el pelaje de los gatos

Puedes utilizar complementos alimenticios para propiciar un pelo brillante y una piel sana, como prevención y apoyo, después de haber consultado a tu veterinario. Muchos de estos productos contienen levadura para apoyar el metabolismo de la piel, o taurina, que es un aminoácido esencial que el organismo del gato no fabrica por sí solo. Para cubrir la necesidad diaria de taurina, esta debe administrarse con la comida. La carencia de este aminoácido produce un pelaje áspero y a la larga puede ocasionar problemas de corazón y ceguera. Afortunadamente, el cuerpo del gato expulsa el exceso de taurina, por lo que complementar la alimentación con ella no es peligroso.

Nuestros artículos más útiles

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿cómo se puede determinar la edad de los gatos? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»?

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada.

Coronavirus en gatos

El coronavirus no solo se da en las personas, también puede darse en los felinos. Sin embargo, a diferencia del novedoso coronavirus humano, los coronavirus en gatos (FCoV) se conocen desde hace muchos años. Estos incluyen el coronavirus entérico felino (FECV) y el más conocido virus de peritonitis infecciosa felina (FIPV). Este último provoca peritonitis infecciosa felina (PIF), una enfermedad fatal que conduce a inflamación del peritoneo y a la hidropesía en los gatos afectados. Por el contrario, las personas, especialmente las inmunocomprometidas como ancianos y enfermos, sufren síntomas parecidos a los de la gripe.