Asma en gatos This article is verified by a vet

asma en gatos

Los gatos también pueden ser alérgicos al polen.

De repente, tu gato emite silbidos al respirar y tiene las pupilas dilatadas: tiene un ataque de asma. Te enseñamos a detectar los signos del asma en gatos y cómo ayudar a tu minino.

¿Hasta qué punto es peligrosa el asma en gatos?

El asma en gatos (asma felina) es muy frecuente y puede afectar a cualquier raza y grupo de edad. Sin embargo, los siameses suelen ser los más propensos.

En determinadas circunstancias, cualquier tipo de asma puede ser mortal para el gato. Por ejemplo, los ataques graves o los shocks anafilácticos pueden ser muy peligrosos.

¿Cómo aparece?

Como nos pasa a nosotros, las alergias pueden aparecer de repente en los gatos. En el contexto del asma en gatos, los ácaros del polvo, el polen y la arena para gatos perfumada suelen provocar alergias de tipo inmediato (tipo I).

Tras el primer contacto con el alérgeno, el sistema inmunitario produce proteínas protectoras específicas: los anticuerpos. Estos, a su vez, se ligan a ciertas células inmunitarias (granulocitos basófilos y mastocitos). Este proceso se llama sensibilización.

Estrechamiento de los bronquios

Si el gato vuelve a entrar en contacto con el alérgeno, este se liga a los anticuerpos en cuestión de segundos o minutos. Además, los granulocitos basófilos o los mastocitos liberan mediadores inflamatorios de forma masiva, como histamina. A continuación, provocan el estrechamiento de los bronquios típico del asma.

Por un lado, la musculatura de la pared bronquial se contrae y, por otro lado, se forma una mucosidad viscosa. La musculatura bronquial se vuelve más gruesa con el tiempo y las células mucosas también crecen. Además, el cuerpo almacena tejido conjuntivo (fibrosis) y la falta de elasticidad estrecha los bronquios.

Síntomas: ¿cómo se manifiesta?

El asma en gatos de tipo bronquial aparece en cuestión de segundos o minutos. Sin embargo, la frecuencia de los síntomas depende de la frecuencia del contacto con el alérgeno. Si este se encuentra en el entorno del gato a diario, el asma se cronifica.

El asma en gatos suele manifestarse con los síntomas siguientes:

  • Tos seca y posibilidad de disnea (respiración por la boca) y mucosas azules
  • Debilidad y apatía
  • Enrojecimiento, hinchazón y posible formación de ronchas en la piel y las mucosas
  • Picor intenso
  • Según la magnitud de la reacción alérgica, el asma puede provocar un peligroso shock anafiláctico.

¿Cuándo hay que ir al veterinario?

Si percibes síntomas de una reacción alérgica en tu gato, es aconsejable que lo lleves al veterinario.

Los casos graves con disnea y respiración por la boca son particularmente urgentes. El médico podrá estabilizar el estado del gato en pocos minutos administrándole oxígeno y medicamentos broncodilatadores.

Asma en gatos
La respiración por la boca es un signo de disnea.

Diagnóstico: ¿qué exámenes realiza el veterinario?

El diagnóstico del asma en gatos de tipo bronquial empieza por la anamnesis y el examen clínico general. En general, este está compuesto principalmente por una exploración exhaustiva del aparato respiratorio.

Además, resulta útil observar las mucosas (p. ej., de la boca) porque el color azul es signo de falta de oxígeno.

Análisis de sangre y exploración pulmonar

Un análisis de sangre arroja el número de granulocitos eosinófilos. Si aumentan estas células inmunitarias en la sangre, esto puede ser signo de una alergia o una infestación parasitaria. Esta última se puede descartar con un análisis de heces.

Para la evaluación estructural de los pulmones y el tejido circundante también se suele realizar una radiografía. Mediante un lavado broncoalveolar se puede llevar a cabo una exploración citológica. Aquí, un aumento de los granulocitos eosinófilos también es signo de asma en gatos.

Dificultad para detectar los alérgenos

Desgraciadamente, es difícil detectar el alérgeno causante, por lo que a menudo no se encuentra la causa del asma felina. Por tanto, conviene retirar los posibles alérgenos del entorno del gato, como la arena perfumada o el humo de tabaco. Si la situación mejora, es probable que este fuera el alérgeno responsable.

Tratamiento: ¿qué hago si mi gato tiene asma?

El tratamiento del asma en gatos consiste en una terapia de urgencia o el tratamiento del asma crónica:

  • Terapia de urgencia: las reacciones alérgicas agudas y graves requieren medidas inmediatas. Algunas de ellas son, por ejemplo, la administración de oxígeno y medicamentos broncodilatadores. Dado que se trata de una situación posiblemente mortal, el gato deberá permanecer en observación veterinaria.
  • Asma crónica: para inhibir el sistema inmunitario y evitar reacciones exacerbadas, el veterinario podría prescribir inmunosupresores (p. ej., prednisolona) en comprimidos o inhaladores. Además, deberías eliminar los alérgenos del hogar.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación?

No se puede generalizar en cuanto al pronóstico del asma en gatos. Hay muchos gatos que presentan síntomas de alergia leves durante toda la vida. Otros, en cambio, tienen predisposición a los shocks anafilácticos. Estos últimos son muy peligrosos si no se detectan y tratan a tiempo.

Sin embargo, ateniéndote a la administración de medicamentos o eliminando los alérgenos del entorno del gato, el pronóstico mejora considerablemente.

¿Se puede prevenir?

Las alergias y, por consiguiente, el asma aparecen de repente y no siempre se pueden evitar. No obstante, si conoces el antígeno al que es alérgico tu gato, procura eliminarlo de su entorno.

Además, intenta no fumar en el entorno de tu gato. Usa arena para gatos no perfumada y procura mantener el piso libre de polvo.

En la tienda online zooplus encontrarás una amplia selección de arena para gatos.


Franziska G., Veterinaria
Profilbild von Tierärztin Franziska Gütgeman mit Hund

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
5 min

El parto de una gata: cómo es y cómo prepararte

Si tu gata está embarazada, se avecina un periodo lleno de emociones. El parto suscita muchas preguntas, especialmente cuando la gata es primeriza. Para que puedas prepararte para el feliz acontecimiento, hemos reunido las preguntas más importantes sobre el parto de una gata.