Aceite de coco para gatos

kokosöl für katzen

El aceite de coco para gatos es muy popular como preventivo natural contra garrapatas y otros parásitos. Además, se dice que este producto que está de moda en la actualidad tiene numerosas propiedades beneficiosas. Te damos consejos e informamos sobre cuándo el aceite de coco puede ser una alternativa razonable a los productos convencionales.

¿Qué es el aceite de coco?

El aceite o grasa de coco proviene de la copra, la pulpa del coco. Desde hace unas décadas es popular en la cocina, sobre todo como grasa para hornear o como ingrediente de dulces y bombones. En la actualidad, el aceite blanquecino, de fragancia suave y puramente vegetal está muy de moda como alternativa a la mantequilla. También se suele usar como producto para el cuidado. Muchos de los supuestos efectos del aceite de coco en los humanos no se han podido comprobar de forma científica. Además, la alta proporción de ácidos grasos saturados es objeto de críticas cuando se consume con frecuencia. Pero ¿qué sucede al aplicarlo a los gatos?

Cómo puede ayudar el aceite de coco a tu gato

Si estás buscando formas de utilizar del aceite de coco en los gatos te darás cuenta de que sirve para muchas cosas. Dependiendo del efecto deseado puedes aplicárselo al pelaje o mezclárselo con la comida. Tiene un olor agradable y es un producto 100 % natural que, cuando se aplica de forma externa, apenas tiene efectos secundarios. Algunos amantes de los gatos aficionados al aceite de coco combinan la aplicación externa con la interna. El aceite de coco para gatos se utiliza en las siguientes áreas:

Aceite de coco contra garrapatas, pulgas y ácaros

El ácido láurico que contiene el aceite de coco no les gusta a los parásitos: las garrapatas, las pulgas y los ácaros huyen cuando se les acerca un huésped con olor a aceite de coco. Al menos esto es lo que cuentan algunos amantes de los gatos, pero también personas con perros: al aplicarlo de forma regular en el pelaje los animales, permanecen libres de parásitos. Sin embargo, para ello tienes que frotar al animal con aceite de coco y esto puede ser un desafío en los gatos. Si los parásitos ya están en el pelaje, el aceite de coco no suele ser suficiente para deshacerte de ellos.

Aceite de coco contra lombrices

Se dice que el aceite de coco previene los parásitos intestinales. Para ello es necesario una ingesta oral, es decir, que el aceite debe mezclarse con la comida. En caso de que ya tenga lombrices no es suficiente solo con aceite de coco. Si sospechas que tu minino tiene lombrices o giardia debes acudir a tu veterinario para que, después de realizar un diagnóstico, te recete un tratamiento desparasitante.

Aceite de coco para el cuidado del pelaje

Por naturaleza, el aceite de coco contiene mucho ácido láurico y este tiene un efecto germicida. Por eso puede ayudar a los gatos con problemas de pelaje como caspa, picores y eczema. No obstante, si observas una zona llamativa del pelaje lo mejor es que lleves al felino al veterinario de inmediato. Podría tratarse de un hongo. Los hongos en la piel pueden transferirse a las personas, por lo que si tienes un animal con esta enfermedad lo mejor es que la trates como te indique tu veterinario.

El aceite de coco puede aportar brillo al pelaje apagado de algunos gatos. Sin embargo, aquí se aplica también: es mejor llevar al bigotudo al veterinario. La falta de brillo podría deberse a una enfermedad grave como la diabetes o la insuficiencia renal. Esparcir el aceite de coco sobre una gran superficie del pelaje con fines del cuidado puede provocar un pelaje grasiento o diarrea debido a la ingesta al lamerse el pelo.

Aceite de coco para las patas del gato

En invierno, el aceite de coco puede proteger de las inflamaciones en las patitas. El cuidado adecuado de las patas previene las dolorosas grietas en las almohadillas en caso de hielo y nieve. Esto puede pasar cuando el minino frecuenta caminos y aceras con sal para el deshielo. Pero cuidado: muchos bigotudos lamen el aceite de coco inmediatamente. Si son minuciosos apenas quedará un efecto protector.

Qué se debe tener en cuenta con el aceite de coco para gatos

Sin duda alguna, el aceite de coco también puede emplearse de múltiples formas en los felinos. No obstante, hay que tener en cuenta varias cosas en relación con el aceite de coco para gatos:

La aplicación externa puede ser difícil

La aplicación externa del aceite de coco no sirve para todos los gatos. Muchos mininos comienzan a lamer el aceite de coco de las patas o las partes accesibles del cuerpo justo después de la aplicación. Entonces no solo se pierde el efecto, sino que también existe la posibilidad de que al bigotudo le de diarrea. Como alternativa, los cuidadores de gatos pueden aplicar aceite de coco solo en la zona de la cabeza y el cuello para protegerlos de las garrapatas. Para algunos bigotudos esto les resulta perturbador, ya que el olor del aceite de coco los irrita. A menudo basta con proteger estas zonas, pues son muy deseadas por las garrapatas.

No sobreestimes el efecto contra los parásitos

Algunas personas con gatos emplean el aceite de coco cuando ya han descubierto pulgas o garrapatas en su minino. No obstante, el aceite de coco solo tiene un efecto preventivo. Cuando los parásitos ya están en el pelaje, en caso de infestación de pulgas y ácaros, es necesario acudir al veterinario. Asimismo, el efecto protector tampoco es universal. La dosis no debe ser generalizada. Algunos amantes de los gatos informan que encuentran bastantes menos garrapatas en su minino al usar aceite de coco. Es cierto que los bigotudos son menos propensos a las enfermedades transmitidas por garrapatas que los perros o los humanos. Sin embargo, muchos de los que tienen gatos prefieren emplear una protección completamente fiable contra las garrapatas.

No todos los modos de aplicación están comprobados

Las múltiples propiedades descritas del aceite de coco tientan a algunas personas con animales domésticos a probarlo con síntomas que van desde el mal aliento hasta las heridas. Pero durante este tiempo de prueba los síntomas podrían empeorar, pues el aceite de coco no es un remedio para todo. Por ejemplo, no está claro si el aceite de coco fortalece el sistema inmunitario de los animales que lo ingieren con regularidad. Se dice que el aceite de coco es útil para enfermedades como los hongos de la piel, pero se recomienda realizar una visita al veterinario primero. El veterinario puede hacer un diagnóstico exacto y ajustar el tratamiento en consecuencia.

¿Cuánta cantidad de aceite de coco se puede añadir a la comida de los gatos?

No todos los gatos toleran el aceite de coco en la comida. A un gato sano y con un peso normal puedes darle entre un cuarto y un máximo de media cucharadita al día en su comida habitual. Si el bigotudo reacciona con diarrea, deja de administrárselo después de tres días como mucho. Cuando tu bigotudo tolera bien esta cantidad puede beneficiarse de las propiedades positivas si lo administras con regularidad. Por ejemplo, el aceite de coco puede mejorar la absorción de varios minerales como el magnesio, el calcio y las vitaminas liposolubles.

Algunos felinos mejoran su digestión con el aceite de coco. Si el minino tiene sobrepeso es mejor no añadir aceite al alimento. Esto se debe no solo a las calorías extra, sino también porque el exceso de grasa en gatos con sobrepeso no es saludable para el páncreas. En el caso de felinos con enfermedades crónicas es necesario consultar al veterinario antes de añadir aceite de coco al alimento con regularidad.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar y almacenar el aceite de coco para gatos

  • El aceite prensado en frío contiene sustancias más valiosas
  • Se recomienda el uso de aceite de coco de producción ecológica y sostenible
  • Es normal que el aceite de coco se vuelva líquido a temperaturas superiores a los 20 grados
  • Es conveniente proteger el aceite de los rayos del sol

Prueba tú mismo

Si tienes curiosidad por los efectos positivos del aceite de coco para gatos puedes probarlo. Eso sí, no tengas demasiadas expectativas con este producto natural. La protección contra las pulgas y garrapatas, por ejemplo, depende de las condiciones individuales y del número de parásitos que se encuentren cerca del minino. Es decir, con algunos funciona y otros siguen atrayendo las garrapatas a su pelaje. Cada persona puede decidir si prefiere emplear un remedio más invasivo o si lo quiere intentar con la protección suave. No pasa nada si lo has probado y decides que el aceite de coco no es adecuado para tu felino. El aceite restante lo puedes usar para cocinar o como producto de cuidado sin problemas.

Nuestros artículos más útiles
4 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.