Garrapatas en gatos: cómo eliminarlas y prevenirlas

Garrapatas en gatos

Las garrapatas acechan a nuestros gatos, especialmente en la hierba alta.

En cuanto las temperaturas superan los siete grados de forma permanente, vuelven a hacer su aparición los parásitos. Las garrapatas son particularmente desagradables para los gatos. Sigue leyendo para averiguar cómo quitar garrapatas en gatos eficazmente y por qué es tan importante hacerlo lo antes posible.

Control de garrapatas regular indispensable

Examina a tu gato a fondo al menos una vez al día para detectar garrapatas. En combinación con unas cuantas caricias, puedes inspeccionar todo el cuerpo del gato.

Fíjate bien en las partes preferidas por las garrapatas, que son las que tienen poco pelo. Las garrapatas se asientan en la cabeza, el cuello, las orejas, el vientre y la cara interior del muslo.

Dependiendo de cuánta sangre hayan ingerido, su tamaño varía entre pocos milímetros y el tamaño de un hueso de cereza.

Después de quitar garrapatas a un gato, observa la zona de las mordeduras durante un tiempo. Las rojeces, la fiebre o la falta de apetito pueden indicar una posible enfermedad.

kilos gratis

Cómo quitar garrapatas a un gato correctamente

Si tu gato vuelve de una excursión con una garrapata, debes quitársela lo antes posible. La mejor manera de proceder es la siguiente:

  • Usa una pinza o un gancho quitagarrapatas.
  • Acerca la pinza a la garrapata lo más cerca posible de la piel, sin aplastar el cuerpo de la garrapata.
  • Agarra la cabeza de la garrapata. Extráela de manera lenta, recta y uniforme del punto de la picadura.
  • Comprueba si has podido extraerla completamente de la piel del gato.
  • Elimínala cuidadosamente para que no pueda infestar a otro huésped.
  • Desinfecta la herida y examínala regularmente.
  • Ten en mente la picadura de garrapata durante un tiempo. Si tu gato parece enfermo, débil o tiene fiebre, llévalo enseguida al veterinario.
Garrapatas en gatos
Con una pinza quitagarrapatas se pueden quitar garrapatas a un gato por completo.

¿Qué enfermedades transmiten las garrapatas?

Las garrapatas en gatos no solo son engorrosas y les chupan la sangre, sino que también transmiten enfermedades peligrosas. En España, las garrapatas pueden transmitir diferentes enfermedades, en función del tipo y la región en la que se encuentren.

A diferencia de los perros, estas enfermedades se transfieren menos frecuentemente a los gatos o, por razones que se desconocen, estos enferman menos. Sin embargo, con cualquier picadura de garrapata existe la posibilidad de que el gato se infecte de un patógeno. Las enfermedades infecciosas más frecuentes son la enfermedad de Lyme, la anaplasmosis y la babesiosis.

Cómo quitar garrapatas en gatos: cuanto antes, mejor

Los patógenos se asientan en el intestino de la garrapata y se trasladan a las glándulas salivales durante la succión. Hasta que llegan ahí pasan entre doce y 24 horas.

Cuanto más tiempo esté la garrapata chupando la sangre del gato, más probable es que le transfiera patógenos. Eliminando las garrapatas en gatos rápidamente después de la picadura, el riesgo se minimiza fácilmente.

Prevención de las garrapatas en gatos

Especialmente con las garrapatas en gatos, vale más prevenir que curar. Por eso, es conveniente que protejas a tu gato de antemano contra las picaduras de garrapata y el riesgo de transmisión de enfermedades.

Para ello, existen varios antiparasitarios que matan las garrapatas o evitan que se adhieran. Estas son las variantes que existen:

  • Los comprimidos contra garrapatas en gatos solo se pueden comprar en el veterinario.
  • Las pipetas se administran entre los omoplatos del gato y se distribuyen por todo el cuerpo. Según la duración del efecto (entre cuatro y doce semanas), deberás tratar a tu gato varias veces al año.
  • Los espráis funcionan igual que las pipetas.
  • Los collares desprenden el principio activo de manera continua. Así, mantienen a las garrapatas y otros parásitos alejados, normalmente durante mucho tiempo (alrededor de cinco o seis meses). Sin embargo, entrañan peligro de lesión, ya que el gato podría quedarse enganchado con el collar.

¿Los antiparasitarios son perjudiciales para mi gato?

Existen muchas reticencias respecto a los productos antigarrapatas. Sobre todo se plantea la cuestión sobre si son perjudiciales para las personas y animales. Después de todo, se trata de sustancias neurotóxicas.

La mayoría de antiparasitarios son, efectivamente, sustancias neurotóxicas. Sin embargo, a diferencia de los insectos, las personas y los gatos tienen una barrera hematoencefálica. Por tanto, el principio activo no llega allá donde debe hacer daño.

Lógicamente, los medicamentos antigarrapatas pueden provocar reacciones adversas, ya que todos tienen efectos secundarios. No obstante, la selección es tan grande que seguro que encontrarás uno que a tu gato le siente bien.

También existen principios activos problemáticos. Por ejemplo, la permetrina, la flumetrina y la deltametrina son tóxicas para los gatos. Por eso, asegúrate siempre que el producto esté autorizado para su uso en gatos.

¿Hay remedios caseros contra las garrapatas en gatos?

Varias fuentes recomiendan remedios como el aceite de coco o de ajenuz, el ajo o las cadenas de ámbar contra las garrapatas en gatos. Pero ¿realmente funcionan estos remedios caseros?

A nivel científico, solo se ha podido demostrar una leve eficacia del aceite de coco, y únicamente con aplicación externa. Además, hay que aplicárselo al gato en todo el cuerpo a diario. Para nuestros gatos, muy aseados por naturaleza, esto no debe de ser muy agradable.

Importante: Los remedios caseros como el ajo o el ajenuz son tóxicos para los gatos. Por eso, no debes utilizarlos para combatir las garrapatas bajo ningún concepto.

Por mucho que te gusten los métodos naturales, que a veces pueden ser eficaces, debes tener otra cosa en cuenta: si el gato no trae garrapatas, puede que se deba a otros motivos. No todos los gatos son igual de atractivos para los parásitos. Algunos son auténticos imanes para las garrapatas, mientras que a otros casi nunca los pican.

Garrapatas en gatos: los tres mitos más famosos

Como en muchas otras cosas, existen numerosas leyendas sobre las garrapatas en gatos. Te presentamos las tres más importantes.

Las garrapatas se asientan principalmente en las hierbas altas o en matorrales. Por lo tanto, no caen de los árboles sobre los gatos y las personas.

No es obligatorio girar las pinzas para quitar garrapatas en gatos. Después de todo, los parásitos no tienen rosca. Sin embargo, si te resulta más fácil hacerlo con un leve giro, obviamente puedes hacerlo.

Si no has podido extraer la garrapata del todo, tampoco es el fin del mundo. Normalmente, el cuerpo del gato envuelve la cabeza de la garrapata en una costra y estas acaban cayendo juntas. No obstante, es importante que examines el punto de la mordedura regularmente. Si detectas signos de inflamación, lleva al gato al veterinario.

Sin embargo, si una cabeza de garrapata permanece en la piel, en teoría sigue habiendo peligro de transmisión de patógenos. Por eso, siempre hay que intentar extraer la garrapata por completo.

Nuestros artículos más útiles
4 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.