Abscesos en gatos This article is verified by a vet

Abscesos en gatos

Un collar isabelino protege la herida después de la operación.

Por desgracia, los abscesos en gatos no son nada infrecuentes. Los gatos de exterior, en particular, a veces llegan con una de estas úlceras purulentas a casa. Sigue leyendo para descubrir cómo detectar un absceso y cómo tratarlo como es debido.

¿Cómo aparecen?

Un absceso es una infección caracterizada por la acumulación de pus en las cavidades del tejido. Este pus se encapsula con tejido conjuntivo del tejido circundante.

El pus se forma por la acumulación de células durante la inflamación, que en gatos suele aparecer por infecciones bacterianas. Los abscesos estériles no infecciosos son menos frecuentes.

En general, los abscesos en gatos pueden formarse en cualquier órgano. Las bacterias causantes más habituales en los gatos son los gérmenes ambientales, como los estafilococos. Sin embargo, bacterias como las Clostridium o las Escherichia coli también pueden provocarlos.

¿Cómo se forman los abscesos en gatos?

Estos gérmenes suelen llegar al cuerpo del gato a través de las vías siguientes:

  • Heridas abiertas:en los gatos de exterior, las heridas por mordisco suelen ser la causa más frecuente. Sin embargo, las bacterias pueden penetrar en la piel a través de otras heridas abiertas.
  • Torrente sanguíneo:en gatos y otros animales domésticos, puede formarse una septicemia por heridas pequeñas o infecciones del ombligo en gatitos. Las bacterias se distribuyen por todo el cuerpo a través de la sangre. Esto hace que se formen abscesos en órganos internos (p. ej., el hígado).
  • Enfermedades dentales:los gatos son propensos a las gingivitis o a las periodontitis. Como en la boca hay numerosas bacterias, estas llegan a la mandíbula del gato rápidamente a través de las raíces.
  • Inhalación de cuerpos extraños:a veces, los gatos de exterior inhalan gramíneas o aristas que se pegan a los pulmones con sus púas. Dado que estas contienen muchos gérmenes ambientales, pueden provocar úlceras en los pulmones.

¿Lo sabías?
La encapsulación distingue un absceso de un empiema. Este último es una acumulación de pus en cavidades fisiológicas, como las de las articulaciones o los órganos huecos (p. ej., el útero).

Tiaki accesorios para perros y gatos

Síntomas: ¿qué aspecto tienen los abscesos en gatos?

Un signo típico de los abscesos en gatos es la formación de una buba. Al principio, el tejido afectado se enrojece y se hincha. Lógicamente, si el absceso se encuentra en un órgano interno, esto no se ve.

A continuación, la zona afectada duele y deviene sensible a la presión. Los gatos suelen reaccionar al dolor con cambios de comportamiento, como agresividad, más descansos o falta de apetito. Con el avance de la inflamación, el estado general del gato empeora y aparece fiebre.

A veces, la cavidad del absceso revienta y la úlcera purulenta se evacúa hacia fuera. La textura del pus puede ser líquida, cerosa o incluso quebradiza.

Abscesos en gatos
Si el absceso revienta, sale pus amarillo.

Diagnóstico: ¿qué exámenes realiza el veterinario?

Si tu gato no come bien, cojea o notas una masa, debes llevarlo al veterinario sin falta. Este podrá localizar el absceso durante un examen exhaustivo y descartar otras posibles causas.

Con un análisis de sangre podrá detectar una inflamación en el cuerpo del gato. Si sospecha que el absceso está en un órgano interno, utilizará métodos de imagen, como radiografías o ecografías.

Tratamiento: ¿qué hace el veterinario con un absceso?

El tratamiento veterinario de los abscesos en gatos depende de lo avanzada que esté la úlcera, entre otras cosas. Si acaba de empezar a formarse, en el mejor de los casos basta con administrar antibióticos, normalmente combinados con analgésicos.

Como la mayoría de gatos no presentan síntomas hasta que el absceso está ya muy avanzado, suele ser necesario abrirlo con el gato anestesiado. A continuación, el veterinario vacía la cavidad del absceso por completo y la limpia. Además, colocará un drenaje para que el pus nuevo pueda evacuarse, que retirará pasados unos días.

Paralelamente a esta intervención, el gato deberá tomar analgésicos y antibióticos durante unos días.

Pronóstico: ¿los gatos pueden morir de un absceso?

Si un absceso provoca una septicemia, el gato sí que puede morir de esta, pero este es un caso extremo.

En conclusión: los abscesos en gatos pueden evolucionar de forma muy distinta según la localización, el tamaño y el tipo de bacteria. En general, un absceso grande tiende a reventar y, por consiguiente, a provocar una septicemia mortal.

¿Cuáles son las probabilidades de curación?

El pronóstico es bueno si el absceso se trata a tiempo. Sin embargo, las bacterias resistentes a los antibióticos habituales o la aparición de abscesos en lugares de difícil acceso, como la cavidad pélvica o el maxilar superior, dificultan el tratamiento y, con ello, el pronóstico.

Profilaxis: ¿cómo se previenen los abscesos en gatos?

La mayoría de abscesos en gatos se producen por heridas de mordisco. Si tu gato se ha peleado con otro gato o una marta, una higiene correcta de la herida puede prevenir la aparición de un absceso.

Córtale el pelo alrededor de la herida. A continuación, límpiala con una solución salina estéril o agua hervida enfriada. Después, aplica un desinfectante adecuado en la herida (p. ej., Cutasept o Braunovidon).

Para que la herida se seque y se cure, no debes cubrirla. Ten controlada la herida en los días posteriores. Si aparecen signos de inflamación (enrojecimiento o hinchazón) o el estado general del gato empeora, llévalo rápidamente al veterinario.


Franziska G., Veterinaria
Profilbild von Tierärztin Franziska Gütgeman mit Hund

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
5 min

El parto de una gata: cómo es y cómo prepararte

Si tu gata está embarazada, se avecina un periodo lleno de emociones. El parto suscita muchas preguntas, especialmente cuando la gata es primeriza. Para que puedas prepararte para el feliz acontecimiento, hemos reunido las preguntas más importantes sobre el parto de una gata.