Gingivitis en gatos This article is verified by a vet

Gingivitis en gatos

La gingivitis es una inflamación de las encías que suele manifestarse por el enrojecimiento y la hinchazón de la membrana mucosa en el borde de los dientes. La gingivitis en gatos es muy común, suele ser dolorosa y puede estar provocada por una variedad de causas. Por consiguiente, es importante un diagnóstico detallado para poder tratarlo de forma adecuada y cuanto antes.

¿Cómo se genera la gingivitis en gatos?

Entre los desencadenantes más comunes de la gingivitis en los gatos se encuentran:

  • la inflamación de las encías causada por la presencia de cuerpos extraños (por ejemplo, trozos de césped),
  • la inflamación del periodonto (periodontitis)
  • las enfermedades infecciosas
  • otras enfermedades de los órganos (por ejemplo, insuficiencia renal)

Los veterinarios dividen la gingivitis en diferentes formas:

  • La gingivitis catarral se deriva de la palabra catarro, que se refiere a una inflamación de las membranas mucosas con la consiguiente producción de una secreción acuosa. Se suele manifestar por un severo enrojecimiento e hinchazón de las encías. Este tipo de inflamación de las encías no suele tener un origen específico y se produce, por ejemplo, como síntoma secundario de una infección bacteriana como resultado de enfermedades dentales como el sarro o la periodontitis (inflamación del periodonto). En los gatos también tiene gran importancia la infección por el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF) o SIDA felino.
  • La gingivitis descamativa se basa en el daño de la capa superficial de la mucosa. Los agentes infecciosos virales: la panleucopenia felina, el calicivirus felino o el herpesvirus felino (FHV-1) son causas conocidas en gatos.
  • La gingivitis eosinofílica (granulocitos eosinofílicos = células inmunes) se produce con bastante frecuencia en los gatos. Sin embargo, en la mayoría de los casos se desconoce la causa principal. Se sospecha que es una reacción de hipersensibilidad alérgica dentro del ámbito del complejo de granuloma eosinofílico (CGE) del gato, que se reconoce por nódulos inflamatorios, los llamados granulomas.
  • Es probable que el origen de la gingivitis linfoplasmocitaria felina sea idiopático, ya que aún no se conoce la causa. Sin embargo, también se sospecha una conexión con agentes infecciosos virales como los calicivirus felinos (CVF), el virus de la leucemia felina (VLFe) y el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF), así como con infecciones bacterianas. Esta inflamación de las encías se puede reconocer por el pronunciado enrojecimiento de estas y la presencia de tumores (hiperplasia de las encías) y úlceras.

Síntomas

Además de los síntomas típicos descritos con anterioridad, la inflamación de las encías puede provocar otros síntomas a partir de un cierto grado de gravedad:

  • Con frecuencia dolor severo: ruidos al comer o tocar las áreas inflamadas, estado general bajo, cansancio, desgana para moverse
  • Disminución de la ingesta de alimentos y pérdida de peso
  • Aumento de salivación y mal aliento
  • Sangrado y decoloración de los dientes (por ejemplo, debido a la placa)

Diagnosticar una gingivitis en gatos

Cuando un gato come menos o se aprecia el enrojecimiento o  sangrado de las encías, es aconsejable acudir al veterinario. En la entrevista con el cuidador (anamnesis) el veterinario ya puede excluir las enfermedades infecciosas que causan inflamaciones de las encías en los gatos basándose en el estado de vacunación. Después siempre hará un examen clínico general, es decir, un chequeo de salud. A continuación, evaluará con detalle la cavidad oral, incluyendo los dientes y las encías:

En muchos casos, por ejemplo, cuando el felino no se deja examinar la boca o se sospecha que la causa está en la parte posterior de esta, es necesario anestesiarlo.  También puede que sea necesario realizar una radiografía para examinar los dientes o la mandíbula y detectar posibles cambios.

Si el gato no ha sido vacunado contra ciertos patógenos virales (por ejemplo, los calicivirus felinos), también son de utilidad las pruebas específicas (por ejemplo, pruebas de antígenos o anticuerpos).

Tratamiento para la gingivitis en gatos

El tratamiento de una gingivitis en gatos debe ser, por un lado, específico contra la causa misma y, por otro, de apoyo, es decir, para mejorar los síntomas:

Las diferentes causas se pueden tratar de las siguientes maneras:

  • Cuerpos extraños: extracción quirúrgica
  • Tumores: operación, radiación o quimioterapia
  • Agentes infecciosos virales: posiblemente antivirales

Además, se le puede ayudar al gato con las siguientes medidas de apoyo:

  • La extracción de uno o más dientes puede ayudar
  • Medicamentos como analgésicos, antiinflamatorios (posiblemente cortisona), así como agentes potenciadores de la inmunidad o antibióticos contra infecciones bacterianas secundarias después de una prueba de resistencia
  • Higiene de las heridas con enjuague bucal (por ejemplo, con solución de clorhexidina)
  • Fortalecer el sistema inmunitario con preparados vitamínicos y una dieta equilibrada. En caso de problemas de masticación o dolor se debe alimentar con comida húmeda o líquida
  • Limpieza dental profesional contra las enfermedades de los dientes

Pronóstico

No todas las inflamaciones de las encías conducen a dolores o complicaciones graves, como la exposición de las raíces de los dientes, la caída de estos o la inflamación de otras partes de la mucosa oral (estomatitis). No obstante, debe ser evaluada por un veterinario cuanto antes para que no se convierta en crónica y se puedan identificar y tratar causas previamente desconocidas como las enfermedades infecciosas.

Prevenir la gingivitis en gatos

Es muy difícil impedir la introducción de cuerpos extraños o la aparición de tumores. Pero las medidas higiénicas y las vacunas pueden proteger a los gatos de la gingivitis relacionada con la infección. De acuerdo con las directrices para la vacunación de animales, los gatos pueden ser vacunados contra los siguientes agentes infecciosos:

  • Vacunas básicas recomendadas, como contra la gripe felina, el calicivirus felino y la panleucopenia. La inmunización básica se da a las 8, 12 y 16 semanas y después de 15 meses. Se puede dar un refuerzo a intervalos de 1 a 3 años, dependiendo del fabricante
  • También se recomienda la vacuna contra el virus de la leucemia felina, por ejemplo, en gatos de exterior tras un resultado negativo en una prueba: a partir de las 8 semanas de edad, a intervalos de aproximadamente un mes, y una última inyección al cabo de un año
  • En la actualidad no hay ninguna vacuna disponible para el virus de inmunodeficiencia felina (VIF)

Franziska G., veterinaria
Franziska G.

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
4 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.