Mareos en perros

Mareos en perros

Los perros también pueden marearse.

Los mareos no son nada nuevo para muchos. Apenas llevamos unos minutos en un coche en marcha o en un barco tambaleante y nos entran mareos y náuseas. Por desgracia, a nuestros amigos peludos también les pasa esto con frecuencia. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre los mareos en perros.

¿Los mareos en perros son peligrosos?

Los mareos en perros no son peligrosos, en el sentido de peligrosos para la vida. Sin embargo, sufrir náuseas y mareos en todos los viajes es algo agotador tanto para ellos como para nosotros.

Si a esto le sumamos el miedo asociado a los viajes en coche, enseguida se forma un círculo vicioso. Por eso, es muy importante hacer algo contra los mareos en perros.

Summer accessories

Síntomas: ¿cómo se manifiestan?

Los síntomas clásicos de los mareos en perros, también llamados cinetosis, son:

  • Agitación o apatía
  • Gimoteos, ladridos o incluso gritos
  • Jadeos
  • Salivación
  • Acción de tragar o lamerse la boca incrementada
  • Vómitos
  • Excreción de heces y orina (muy poco frecuente)

La mayoría de las veces, los signos aparecen más o menos en este orden. Sin embargo, no todos los perros presentan todo el abanico de síntomas. Además, hay perros que vomitan a los pocos kilómetros y sin previo aviso.

Causas: ¿cuáles son los desencadenantes?

En el oído interno del perro se encuentra el órgano vestibular, que es el responsable del equilibrio. Este órgano percibe movimientos durante el viaje en coche.

Al mismo tiempo, los ojos no perciben ningún movimiento porque el perro en sí no se está moviendo. Por lo tanto, se trata de un movimiento pasivo. La irritación del órgano vestibular y la liberación subsiguiente del neurotransmisor histamina provocan las náuseas y los vómitos.

Miedo: factor importante

Otro factor importante relacionado con los mareos en perros es el miedo. Por ejemplo, si no están acostumbrados a los viajes en coche, el mareo no solo lo puede provocar el movimiento del coche, sino también el miedo a la situación.

Un perro que ha tenido que lidiar con mareos varias veces relacionará el coche con las náuseas en el futuro. Así pues, el miedo será cada vez más grande y los mareos, también.

Por cierto: aproximadamente uno de cada seis perros tiene mareos. Los cachorros y perros jóvenes son los más afectados. Con suerte, los mareos desaparecen en edad adulta, pero también podemos ayudar a los perros que no tienen esta suerte.

Mareos en perros
Practica los viajes en coche con tu cachorro.

Tratamiento: ¿cómo se tratan los mareos en perros?

Dado que no hay una sola causa de los mareos en perros, el tratamiento también se compone de varios elementos. No sirve de nada tratar los mareos si al perro ya le entra el pánico solo con ver el coche.

Entrenamiento contra el miedo

Si el perro ya ha desarrollado miedo a los viajes en coche, solo con medicamentos no se resolverá el problema. Se requiere mucha paciencia, pero este miedo se puede eliminar gradualmente.

Primero, acércate al coche y quédate cerca un rato. Si el perro está tranquilo, dale una recompensa. Así, relacionará la estancia en el coche con algo positivo.

Si habéis superado el primer obstáculo, el perro debe subirse ahora al coche. De nuevo, si vuelve a comportarse de forma tranquila, dale una chuchería y acarícialo.

Paciencia y muchas recompensas

Si el perro está tranquilo dentro del coche parado, a continuación ya puedes encender el motor. También puedes intentar subir y bajar la rampa de acceso. No hagas el primer trayecto corto hasta que esto sea posible sin que al perro le entre el pánico.

Al final, es obligatorio que al perro le espere una experiencia positiva. Da un paseo largo con él o queda con su mejor amigo canino. Después de esto, poco a poco, el trayecto puede ser cada vez más largo.

Como ves, este entrenamiento contra el miedo puede ser bastante largo. Sé paciente y no des el siguiente paso hasta que el perro haya superado el anterior sin miedo. En los viajes en coche absolutamente inevitables durante este periodo de entrenamiento, deberás darle medicamentos contra las náuseas obligatoriamente. De lo contrario, los avances que hayáis hecho no habrán servido para nada.

Medicamentos contra las náuseas

El entrenamiento no sirve para nada si tu perro sigue teniendo ganas de vomitar en cada viaje en coche. Por eso, deberás recurrir al uso de medicamentos. Si el perro se percata de que los viajes en coche pueden no ir acompañados de mareos, tendrá menos miedo.

Como las náuseas se producen por la liberación de histamina, antes se daban antihistamínicos a los perros que se mareaban. Además del efecto contra los mareos, estos fármacos también tienen un efecto calmante (sedante). A primera vista, puede que esto no suele tan mal, teniendo en cuenta el miedo que sufre el perro. No obstante, dado que el efecto dura más que el trayecto, estos medicamentos no son muy adecuados.

Por suerte, hoy en día existe un medicamento estupendo contra las náuseas, el maropitant. Este bloquea el centro del vómito en el cerebro, por así decirlo, y lo previene. El veterinario te asesorará al respecto. Por desgracia, este medicamento no es barato, pero vale la pena si vais a poder disfrutar de un viaje tranquilo.

Prevención: ¿cómo se previenen los mareos en perros?

Con los mareos en perros, más vale prevenir que curar. Obviamente, la profilaxis no garantiza el éxito contra la cinetosis, pero puede ayudar a ir en la dirección correcta.

Lo ideal es que el criador ya haya hecho algún que otro viaje corto con los cachorros. Si te llevas al cachorro a casa en coche, fíjate en cualquier signo de malestar, por pequeño que sea.

Si detectas alguno, haz una parada y da un breve paseo con el cachorro. Aunque el camino a casa sea un poco largo, el cachorro no debería relacionar el primer viaje en coche con náuseas y vómitos.

Consejos para el primer viaje en coche

A continuación, practica los viajes en coche con el cachorro. En primer lugar, elige tramos cortos y auméntalos paulatinamente. Como decíamos antes, al final del trayecto conviene que el perro tenga una experiencia positiva.

Otros consejos para los primeros viajes en coche:

  • Procura que tu conducción sea tranquila.
  • Evita ruidos fuertes (p. ej., cerrar la puerta del coche de golpe).
  • Asegúrate de que la temperatura sea adecuada en el coche.
  • Desvía la atención del perro de la situación estresante con caricias o un juguete.

Si ya has tenido las primeras malas experiencias con la cinetosis, cambiar la posición en el coche puede obrar milagros. Prueba con distintas ubicaciones en el coche

y elige la que le resulte más cómoda al perro. Lógicamente, el perro debe ir seguro en el coche.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Viajar en tren con perro

Ya sea durante el día a día o de vacaciones: los viajes en tren son una alternativa tranquila para desplazarte de un lugar a otro. Siempre y cuando tengas el viaje bien organizado y tu peludo esté relajado y familiarizado con ellos, los trayectos en tren pueden ser una excursión placentera para aquellos que viajan con animales. A continuación, te damos varios consejos para que viajar en tren con perro sea más fácil.
2 min

Viajar con perros en el coche

¿Cómo viajar con perros en coche? Durante los últimos años se ha trabajado mucho en lo que respecta a la seguridad de los pasajeros de un coche. Los airbags para el conductor, para los acompañantes y protectores laterales son solo algunos ejemplos.
6 min

Mareos en perros

Los mareos no son nada nuevo para muchos. Apenas llevamos unos minutos en un coche en marcha o en un barco tambaleante y nos entran mareos y náuseas. Por desgracia, a nuestros amigos peludos también les pasa esto con frecuencia. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre los mareos en perros.