La alimentación de los cachorros

Alimentación de los cachorros

Encontrar la comida adecuada para perros es un verdadero desafío, por lo que asegurarse de que los cachorros reciben todo lo que requieren para crecer sanos se convierte en un gran reto. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la correcta alimentación de los cachorros.

El primer año de vida del perro es esencial para su desarrollo físico y mental. Desde la perspectiva científica, dependiendo de la raza, estos primeros doce meses equivalen a la edad humana comprendida entre los 12 y 15 años. Las razas pequeñas completan la etapa de crecimiento aproximadamente entre los 6 y 9 meses; mientras que los perros de razas grandes, entre los 18 y 24 meses. Durante este primer año los cachorros experimentan un gran crecimiento. Por consiguiente, sus necesidades nutricionales son mayores; al fin y al cabo, el cachorro precisa mucha energía en forma de grasa y proteína brutas, así como una gran cantidad de minerales y vitaminas con el fin de favorecer el desarrollo de los huesos, articulaciones y sistema musculoesquelético.

De la leche materna al primer alimento preparado

Hasta que se produce el destete, entre la sexta y la décima semana de vida, los cachorros reciben todos los nutrientes a través de la leche materna; después, se acostumbran poco a poco a comer por sí mismos. En ese momento, como dueño del perro, deberás asegurarte de que le proporcionas una nutrición completa y apropiada.

Alimentación equilibrada de los cachorros

Los cachorros necesitan entre dos y cuatro veces más de energía y nutrientes que los perros adultos. Por ello, no es de extrañar que los errores nutricionales durante la fase de crecimiento puedan causar daños permanentes. Por esta razón, la comida para cachorros debe contener una combinación adaptada de más de 50 nutrientes, minerales, oligoelementos y vitaminas esenciales. Debido a los mayores requisitos de energía y calorías de los cachorros, la cantidad de alimento también debe ajustarse de forma proporcional. Una cantidad de comida insuficiente da lugar a síntomas de deficiencia, mientras que un suministro excesivo puede desencadenar un crecimiento incontrolado.

Por lo general, puedes orientarte con las siguientes recomendaciones: debido a su elevada demanda energética, se debe alimentar a los cachorros hasta seis veces al día hasta el cuarto mes de edad. A partir del sexto mes, con tres comidas sería suficiente. No obstante, consulta a tu veterinario para que te aconseje, ya que es quien evaluará el estado nutricional de tu perro correctamente.

Cambio de alimento

En cuanto tu cachorro haya concluido la fase de crecimiento, puede empezar a comer alimentos para perros adultos. En ese momento, también debes reducir la cantidad de comidas diarias a una o dos. El cambio de alimento debe realizarse de manera gradual, puesto que tu perro no solo va a experimentar una variación de sabor, sino también existe la posibilidad de que sufra una indigestión. Mezcla poco a poco la nueva comida para perros adultos con la comida a la que ya está acostumbrado hasta reemplazarla por completo. Puedes facilitar este cambio si sirves la comida a una temperatura ambiente, es decir, entre los 20 y 30 ° C. Evita ofrecerle la comida directamente de la nevera.

No importa si decides alimentar a tu cachorro con pienso o con comida húmeda: en zooplus encontrarás una gran selección de alimentos especiales o snacks para cachorros.

¡Tienes a tu disposición numerosas marcas y sabores para elegir!

Nuestros artículos más útiles
Cuando piensas en alguna raza de perro alemana seguro que la primera que te viene a la mente es el pastor alemán. Esto seguro que se debe no solo a su tamaño y a su llamativa presencia, sino también a que nos lo encontramos a diario desempeñando sus funciones como perro de trabajo o compañía. Antes de contarte todo sobre la alimentación para pastores alemanes te revelamos algunos datos importantes sobre esta raza: A finales del siglo XIX se fundó la asociación de perros pastores alemanes, la cual, desde entonces, fija el estándar de cría de esta raza. El pastor alemán es el resultado de la cría de los perros pastores del centro y del sur de Alemania: se intentaba conseguir un perro de trabajo con un alto rendimiento.