Hipotiroidismo en perros

Hipotiroidismo en perros

La tiroides está situada a la derecha y a la izquierda de la tráquea del perro

Órgano pequeño con una gran función: la glándula tiroides desempeña un papel importante en el metabolismo de un perro. El hipotiroidismo en perros es relativamente frecuente en animales de mediana edad. En este artículo te desvelamos cómo se manifiesta este trastorno hormonal y cómo se trata.

¿Hasta qué punto es peligroso el hipotiroidismo en perros?

La glándula tiroides tiene forma lobular y se encuentra a derecha e izquierda de la tráquea, en el cuello. Produce las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Estas son importantísimas para el metabolismo de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, así como para el equilibrio térmico. Un déficit de estas hormonas puede afectar a casi todos los sistemas orgánicos del cuerpo. Por suerte, el hipotiroidismo canino se puede tratar muy bien con fármacos.

Síntomas: ¿cuáles son los signos más importantes?

El hipotiroidismo afecta a todo el metabolismo del perro, por lo que los síntomas son variados y no específicos. También se manifiestan en muchas otras enfermedades. Además, el curso de la dolencia es lento.

Estos síntomas son típicos del hipotiroidismo en perros:

  • Apatía y pocas ganas de moverse
  • Aumento de peso
  • Caída del pelo, pelo áspero y caspa
  • Expresión triste debido a la retención de líquidos
  • Sensibilidad al frío
  • Predisposición a las infecciones cutáneas y auriculares
  • Ciclos irregulares e infertilidad
Hipotiroidismo en perros

Diagnóstico: ¿cómo se detecta el hipotiroidismo en perros?

A través de los síntomas es muy difícil diagnosticar el hipotiroidismo. Sin embargo, algunas molestias, en combinación con la edad y la raza, ponen al veterinario sobre la pista correcta.

En caso de sospechar un caso de hipotiroidismo, averiguará los valores tiroideos con un análisis de sangre (T4, FT4 y TSH). Si los valores de T4 y FT4 son bajos y los de TSH altos, se confirma la sospecha.

Si solo es bajo el de T4, deben hacerse más pruebas porque la causa pueden ser otras enfermedades o medicamentos.

Otras pruebas que se pueden hacer son:

  • Prueba de estimulación de TSH: aquí se comprueba la reserva funcional de la glándula tiroides. Esto significa que se determina si se produce suficiente hormona en la glándula tiroides o si realmente hay un déficit. Este procedimiento se considera el estándar de oro, pero es muy caro.
  • Medición de anticuerpos contra la tiroglobulina (TgAb)
  • Ecografía

Terapia: ¿qué tratamientos existen?

Para tratar el hipotiroidismo canino se debe administrar la hormona tiroidea deficitaria (L-tiroxina). Para ello, existen varios preparados en forma de comprimidos o soluciones orales que se administran en casa a diario. Esta terapia es de por vida.

El objetivo es alcanzar una concentración de hormonas tiroideas normal en el cuerpo. Con esto, los síntomas también remiten. La dosis del fármaco se adapta a cada perro individualmente. Además, el veterinario debe controlar los valores de la glándula tiroides regularmente.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación del hipotiroidismo?

Por desgracia, la tiroides en perros no tiene cura. Los perros afectados deben tomar medicamentos durante toda la vida. Sin embargo, si se encuentra la dosis adecuada para el perro, este puede vivir una vida larga y feliz.

Causas: ¿cómo aparece la enfermedad?

Normalmente, la causa del hipotiroidismo en perros es una inflamación que va destruyendo el tejido tiroideo sano. Esto provoca una pérdida funcional progresiva.

Aparece por una inflamación crónica o una reacción autoinmune, con la que el sistema inmunitario ataca al propio cuerpo. Percibe el tejido tiroideo normal erróneamente como un patógeno y lo combate con anticuerpos. Así, se destruye el importante tejido responsable de la formación de hormonas y la tiroides ya no puede producir suficientes.

Otras causas menos frecuentes son tumores de la glándula tiroides, déficits de yodo o tumores de la glándula pituitaria (hipófisis). También existe una forma congénita de hipotiroidismo. Los cachorros afectados padecen un retardo en el crecimiento o nacen muertos.

El hipotiroidismo es más frecuente en razas medianas y grandes, como el golden retriever, el dóberman, el setter irlandés, el bobtail y el hovawart.

Prevención: ¿cómo se puede prevenir el hipotiroidismo en perros?

Por desgracia, la causa más frecuente del hipotiroidismo en perros no se puede prevenir. En el raro caso de un déficit de yodo, se puede prevenir la enfermedad con una alimentación específica y equilibrada.

Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?