Callos en perros

Callos en perros

Los callos en perros suelen formarse cuando el perro duerme sobre suelos duros.

¿Le has descubierto una zona de piel endurecida en el codo a tu perro? Podría tratarse de un callo. Te explicamos si los callos en perros son peligrosos y qué hacer para combatirlos.

¿Qué perros son más propensos?

Cualquier perro de cualquier raza, sexo y edad puede tener callos. No obstante, los hay que son más propensos que otros.

  • Como los perros mayores se mueven menos y están tumbados más tiempo, son más propensos a desarrollarlos.
  • Además, las razas grandes suelen pesar más que las pequeñas y, por eso, se ven más afectadas.
Callos en perros © Kritchai / stock.adobe.com
Los callos en perros suelen aparecer en los codos y son fáciles de detectar.

Síntomas: ¿cómo son?

Los callos en perros suelen aparecer en la zona de los codos. Sin embargo, puede haber otras zonas del cuerpo afectadas, como estas:

  • El esternón
  • El corvejón
  • Otras articulaciones

Las zonas más afectadas son aquellas cuyos huesos superficiales están expuestos a una mayor presión en posición tumbada o sentada.

Las características siguientes te ayudarán a reconocer los callos en los perros:

  • Se forma una callosidad agrietada de tacto áspero.
  • Los pelos de la zona se caen (alopecia).
  • El color de la piel es más oscuro que en las zonas sanas.
  • Si se acumula líquido, se forman bultos.
  • Si se desgarran las zonas secas, pueden producirse hemorragias leves.

En la mayoría de casos, los callos aparecen a ambos lados. Sin embargo, algunos perros solo los tienen en un lado.

¿Cuándo hay que ir al veterinario?

Si las alteraciones cutáneas empeoran o el peludo presenta otros síntomas, como debilidad, fiebre o una pérdida de peso notable, llévalo al veterinario.

Esto es importante para poder detectar y tratar enfermedades graves a tiempo, como cáncer de piel.

Diagnóstico: ¿cómo se detectan?

En general, los veterinarios detectan los callos en perros a primera vista. No obstante, en algunos casos no es tan fácil diferenciarlos de otras enfermedades, como tumores.

Si no puede efectuar un diagnóstico visual, el veterinario deberá realizar otras pruebas, como una biopsia. Para ello, raspará un poco de material cutáneo con unas pinzas de biopsia y lo enviará al laboratorio para que busquen células alteradas.

Diferencias con un hidroma

Aunque por fuera parecen iguales, los callos y los hidromas no son lo mismo. Los callos están compuestos por queratina, mientras que los hidromas son quistes rellenos de líquido. Sin embargo, ambos pueden aparecer cuando un perro permanece demasiado tiempo tumbado.

Tratamiento ¿qué hago si mi perro tiene callos?

Si los callos en perros se inflaman mucho y duelen, el veterinario puede darles antiinflamatorios y analgésicos. Si hay presencia de bacterias en la inflamación, también podrían necesitar antibióticos.

Por suerte, la mayoría de perros con callos se recuperan y no requieren tratamiento. Suele bastar con ponerles un vendaje hasta que mejoren y aplicar una pomada con prescripción veterinaria en las zonas sensibles. Estas vuelven a alisar la piel y favorecen la circulación.

Causas de los callos en perros

Una carga mecánica recurrente en la piel en forma de presión o fricción hace que la zona se inflame. La consecuencia es que las células cutáneas afectadas se encallecen, lo que se conoce como hiperqueratosis.

Por eso, los callos aparecen principalmente cuando el perro pasa demasiado tiempo tumbado o lo hace con demasiada frecuencia en suelos duros de baldosa o parqué. Este puede ser el caso si el perro no puede moverse mucho por problemas de salud o por su edad.

Además, los perros que viven en perreras o que siempre están atados suelen tener callos porque no pueden salir a correr lo suficiente.

Pronóstico: ¿cuáles son las probabilidades de curación?

Si los callos en perros no son muy grandes ni están inflamados, a priori no hay que preocuparse. No obstante, tómatelos en serio y pídele al veterinario que les eche un vistazo para ahorrarle dolor al perro.

Sin embargo, una vez que aparecen los callos, no desaparecen fácilmente. Así pues, una curación total no suele ser posible. Los chequeos periódicos y una buena rutina de cuidados ayudan a mantener la zona cuidada y a prevenir problemas graves.

Prevención: cómo proteger a tu perro

Los callos en perros no siempre se pueden evitar. Sin embargo, con un par de consejos sencillos puedes prevenirlos o, al menos, reducir sus consecuencias:

  • La mejor manera de prevenir los callos en los perros es una superficie blanda y acolchada para que descansen. Por ejemplo, puedes comprar una cama
  • Si el perro es propenso a los callos, puedes ponerle coderas cuando esté tumbado.
  • Aplícale una pomada especial de vez en cuando en la zona afectada, como una crema protectora de las patas, mientras no esté inflamada.
  • Asegúrate de que tu perro haga suficiente ejercicio y evita el sobrepeso (adiposis).
Nuestros artículos más útiles
4 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.

11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.

11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?