Caída del pelo en perros This article is verified by a vet

Caída del pelo en perros

La caída del pelo en perros, llamada científicamente alopecia, es la pérdida excesiva de pelo en partes del cuerpo peludas. La alopecia difiere mucho de la caída del pelo fisiológica, que aparece, p. ej., al pasar del pelo de cachorro al pelo adulto. Si te has planteado alguna vez «a mi perro se le cae mucho el pelo», continúa leyendo para descubrir más.

El pelo crece en ciclos divididos en fase de crecimiento (anágena), fase de transición (catágena) y fase de reposo (telógena). Estas fases están reguladas por las hormonas del crecimiento, que, entre otros, se forman en la glándula tiroides o en la corteza suprarrenal. Este es el motivo por el que las enfermedades hormonales provocan la caída del pelo en perros . Sin embargo, la alopecia en perros también puede ser la consecuencia de muchas otras enfermedades y estímulos. Por eso, es conveniente dividir las causas en diferentes categorías para entenderlas mejor.

Así pues, se puede distinguir entre causas condicionadas y no condicionadas por el picor:

Causas de la caída del pelo en perros

Causas condicionadas por el picor

El picor puede venir provocado por diferentes estímulos o enfermedades y, en la mayoría de casos, causa una alopecia en perros aparente. Esto se debe a que el pelo, en vez de caerse del todo, simplemente se rompe de tanto rascarse. Estos estímulos pueden ser reacciones alérgicas, ectoparásitos e infecciones bacterianas y fúngicas. Los accesorios que rozan, como los collares o los arneses, también pueden aumentar la necesidad de rascarse. Una de las causas más frecuentes son los parásitos, como los ácaros del oído, las pulgas y los Demodex. Una infección bacteriana, también llamada piodermatitis, puede producirse rápidamente por la aparición de microlesiones, que el perro se rasca y lame. Las bacterias piogénicas más frecuentes son los estafilococos y los estreptococos, y los hongos comunes son la Malassezia y los dermatofitos.

Causas no condicionadas por el picor

Esta categoría, a su vez, se puede subdividir en causas inflamatorias y no inflamatorias de la caida de pelo en perros

Ejemplos de causas no inflamatorias son trastornos funcionales o estructurales de las raíces capilares, que pueden derivarse de enfermedades hereditarias. Un ejemplo sería la displasia folicular, que describe la formación alterada del folículo. No obstante, frecuentemente las causantes son enfermedades hormonales, como el hiperadrenocorticismo (síndrome de Cushing o hiperfunción suprarrenal) o el hipotiroidismo. También causan alopecia en perros las alteraciones tumorales, como el tumor de células de Sertoli, pueden aumentar la caída del pelo en perros.

Aunque las infecciones cutáneas bacterianas (piodermatitis) y las infecciones fúngicas pueden provocar prurito, también pueden evolucionar sin picor y solo causar la creciente caída del pelo por la inflamación. Las demodicosis, provocadas por el ácaro Demodex, también pueden transcurrir sin picor al principio.

Síntomas

En función de la causa, la pérdida de pelo en perros puede aparecer con diferente intensidad y en distintas partes del cuerpo. Algunas veces, los perros afectados sufren un fuerte picor y se lamen y rascan la zona con una frecuencia cada vez mayor. Las calvas simétricas que aparecen a ambos lados, en el cuello o en el puente nasal son habitualmente signos de trastornos hormonales. El hipotiroidismo, una de las enfermedades hormonales más comunes, suele manifestarse con debilidad, aumento de peso y problemas neurológicos y dermatológicos adicionales.

La hiperfunción suprarrenal (hiperadrenocorticismo o síndrome de Cushing) también se observa frecuentemente en perros mayores. Sus signos, aparte de la alopecia en perros, son debilidad, obesidad y una ingesta de agua y micción acentuadas. Si se forman heridas purulentas en las zonas de piel afectadas, es de suponer que el problema es bacteriano. Al rascarse y lamerse con mayor frecuencia, en casos graves también puede producirse dolor, infecciones cutáneas intensas y septicemia acompañada de fiebre. El perro también puede mostrar apatía y pocas ganas de moverse.

Caída del pelo en perros

Diagnosticar la caída del pelo en perros

Para averiguar el problema subyacente de la alopecia en perros es necesario que el veterinario realice un examen etiológico. Es muy importante proporcionarle información relevante sobre los cambios de comportamiento y alimentación, así como otros posibles puntos de partida. Así, el veterinario podrá valorar si se puede tratar de un trastorno hormonal o de una alergia. Las alergias se pueden detectar con análisis de sangre o pruebas cutáneas.

Para las enfermedades hormonales se emplean pruebas hormonales especiales. Por ejemplo, si se sospecha de un hiperadrenocorticismo, se lleva a cabo una prueba de estimulación con ACTH.

Después de unas preguntas básicas, el veterinario examina las calvas del perro con mayor detenimiento. Es posible que ya se aprecien signos de inflamación, como hinchazón o enrojecimiento, e incluso ectoparásitos, como pulgas. También se distingue entre si los pelos se caen completamente o si simplemente están más ásperos y por eso se rompen más. Si la causa no se puede determinar externamente, se pueden realizar otros métodos diagnósticos de laboratorio. Por ejemplo, con un tricograma se puede evaluar el ciclo capilar analizando pelos sueltos en un portaobjetos bajo el microscopio para detectar ciertas características de la anatomía capilar. Además, se puede encargar una biopsia tomando varias muestras de piel con pelo mediante un punzón. Esto permite no solo examinar los pelos, sino también las capas de piel circundantes para detectar posibles células inflamatorias y patógenos, como bacterias y parásitos.

Tratamiento para la caída del pelo en perros

El tratamiento depende en gran medida de la causa.

Mientras que para las reacciones alérgicas se pueden utilizar preparados de cortisona, el hipotiroidismo requiere administrar hormonas tiroideas de por vida. La hiperfunción suprarrenal se puede compensar con preparados de esteroides. Si se trata de una infección bacteriana, hay que limpiar la herida regularmente con desinfectantes y champús antiinflamatorios. Si la terapia no consigue que el perro mejore, se debe realizar un test de resistencia. El resultado permite administrar antibióticos eficaces específicos para prevenir resistencias a los antibióticos. En el caso de las enfermedades tumorales, el tratamiento dependerá del tipo de célula. En función de esto, se podrá llevar a cabo radioterapia, quimioterapia o una intervención quirúrgica.

Pronóstico

Al igual que el tratamiento, el pronóstico de la caída del pelo en perros está supeditado a la causa y la gravedad. Que el próximo ciclo capilar sea normal dependerá de la extensión de los daños foliculares y del éxito terapéutico de las enfermedades subyacentes.

Prevención de la alopecia en perros

Para combatir la pérdida de pelo en perros causada por ectoparásitos, se pueden utilizar collares o pipetas antiparasitarios. Estos contienen piretroides contra las pulgas, las garrapatas y los ácaros. Además, los cuidados regulares del pelo ayudan a mantener una flora cutánea sana. Para las enfermedades tumorales y hormonales existen muy pocos métodos profilácticos. No obstante, en algunos casos se puede reducir el riesgo con una alimentación específica y ejercicio.


Franziska G., veterinaria
Franziska G.

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
10 min

Castrar a un perro

Para las clínicas veterinarias, la castración es una operación rutinaria, pero ¿tiene sentido castrar a tu perro? ¿Cuál es la diferencia entre castrar y esterilizar? ¿Cuánto cuesta castrar un perro? Aquí encontrarás toda la información, así como las ventajas y los inconvenientes.
10 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?