Perros truferos

Perros truferos

Los perros que buscan trufas necesitan un buen olfato. Solo así pueden detectar los refinados hongos bajo la tierra y señalárselos a su cuidador. Pero ¿qué más necesita un perro para ser un buen trufero? ¿Hay razas preferidas de perros truferos? Y ¿cómo es la formación de los perros que buscan trufas?

¿Por qué son tan valiosas las trufas?

Las trufas están consideradas una delicatessen y son muy escasas. Los platos con trufas blancas o negras auténticas son muy caros en los restaurantes. Las trufas de mayor calidad crecen en Francia, concretamente en Périgord y en el norte de Provenza (región de Drôme y Vaucluse), así como en el Piamonte italiano y en los Apeninos septentrionales, alrededor de Bolonia. También hay una región en el oeste de Australia llamada Manjimup en la que crecen trufas negras Tuber melanosporum. A diferencia de muchos otros tipos de hongos, las trufas son hongos hipogeos ascomicetos. Esto significa que crecen bajo tierra, en simbiosis con algunas especies de árboles o arbustos.

Búsqueda del valioso hongo con cerdos o perros

El fino aroma de la trufa bajo la tierra no es perceptible para las personas. Por eso, llevamos siglos valiéndonos de animales con un olfato mucho mejor que el nuestro para buscar este oro subterráneo. Antes se utilizaban principalmente cerdas domésticas para buscar trufas. Sin embargo, desde finales del siglo XIX se prefiere a los perros para este cometido. A diferencia de los cerdos, los perros son muy cuidadosos y hábiles. Si descubren una trufa, emiten un breve ladrido o escarban con cuidado en el punto donde se encuentra el hongo. En cambio, los cerdos truferos aran el suelo a conciencia y, a menudo, destruyen las fibras del hongo, por lo que las trufas ya no se pueden reproducir. Por eso, en Italia está prohibido usar cerdos para buscar trufas desde 1982.

envio gratis article banner

¿Qué perros son adecuados para la búsqueda de trufas?

Básicamente, todos los perros pueden ser perros truferos, independientemente de su origen o raza. Incluso los cruces pueden formarse para buscar trufas en el bosque o en una plantación propia. La condición es que sean suficientemente activos, curiosos y ávidos para dejarse adiestrar por los humanos para ello. Naturalmente, la predisposición original del perro desempeña un papel importante en la formación. Hay perros que, después de unas semanas, ya entienden el principio básico de la búsqueda de trufas. En cambio, hay otros que son mucho más difíciles de adiestrar.

Lagotto romagnolo: el perro trufero predilecto

Por eso, los expertos en trufas tienen razas de perros truferos predilectas. En primer lugar se halla claramente la raza italiana lagotto romagnolo. Gracias a su marcadísimo sentido del olfato y a su carácter alegre y despierto, estos perros son verdaderos triunfadores en la caza de hongos. Pero también hay otras razas de caza o perros cobradores, como el labrador retriever, que pueden ser truferos habilidosos.

Universidad para perros truferos

La búsqueda de trufas con perro tiene una larga historia en Italia, la patria del lagotto romagnolo. En 1880, Antonio Monchiero fundó en Roddi la Università dei cani da tartufo, la universidad para perros truferos.  La institución, que sigue siendo de propiedad familiar hasta hoy, está reconocida oficialmente desde 1935 y es una de las más antiguas para la formación de perros truferos. La formación básica en la Università dei cani da tartufo dura entre 15 y 20 días. Para la formación completa, los expertos italianos calculan tres o cuatro años.

¿Dónde puedo formar a mi perro para que sea trufero?

Hace tiempo que la búsqueda de trufas no se limita a las regiones de Italia y Francia. En otros países europeos y en el resto de Francia e Italia hay cada vez más aficionados a este arte. Estos no solo son gourmets, sino también muchos cuidadores de perros que buscan actividades útiles para sus peludos. Actualmente, hay un montón de opciones de formación para perros buscadores de trufas. Además de los clubes y asociaciones especializados en perros truferos, hay escuelas o adiestradores privados que ofrecen la formación. Además, hay plataformas de internet que tienen vídeos a la venta para enseñar a tu perro en casa. Esto último es muy laborioso para principiantes y requiere tiempo y conocimientos. Los que prefieran el adiestramiento con personas afines y compartir los primeros éxitos de su perro deberían acudir a una asociación o a una escuela canina.

¿Cómo es la formación de los perros truferos?

Los seminarios y cursos de la formación para perros truferos suelen constar de una parte teórica para el cuidador y otra práctica para el perro. Las personas aprenden muchas cosas sobre las trufas: qué clases hay, de dónde provienen, cómo se detectan y leyes de la búsqueda de trufas. A los perros, en cambio, primero se los acondiciona al olor de las trufas. Para ello, el perro debe relacionar el olor a trufa con algo positivo, ya sea con su cama preferida o sus ansiadas golosinas, que se le dan en cuanto su fino olfato percibe el olor de las trufas.

En la formación se suele trabajar con señuelos, como trozos de madera impregnados en aceite de trufa. A veces también se usan trufas reales en recipientes o bolsitas, que el perro debe detectar y traer. Si encuentra el rastro, recibe una recompensa, ya sean caricias o chucherías. Finalmente, la búsqueda se va dificultando gradualmente. La distancia se amplía hasta enterrar los contenedores o señuelos a 10-20 cm de profundidad, donde crecen las trufas en la naturaleza. Con el principio del refuerzo positivo se enseña al perro cómo comportarse cuando detecta una trufa bajo tierra. Los perros truferos bien educados ya perciben por la naturaleza del suelo si deben marcar el punto solo ladrando o pueden escarbar ellos mismos. Si el suelo es blando, pueden sacarlo con cuidado ellos mismos y llevárselo a su cuidador con la boca. Para que el perro aprenda a hacer esto, obviamente se requiere bastante práctica.

¿Cuándo debe empezar el perro la formación?

Lo ideal es que se prepare para el trabajo de perro trufero desde cachorro. Algunos adiestradores empiezan poco después del nacimiento del perro. Por ejemplo, aplican un poco de trufa en la leche materna para que los cachorros relacionen el olor a trufa con su madre y la sensación de bienestar de la lactancia. Con tres o cuatro meses de vida empieza el trabajo con recipientes o señuelos. Estos se esconden y el perro los tiene que traer, como si fuera un juego. Con un poco de práctica, algunos perros ya salen a buscar trufas con medio año de vida.

Pero los perros más mayores también pueden aprender a buscar trufas. Solo se necesita un poco más de tiempo y paciencia para que interioricen lo que se espera de ellos. No obstante, la mayoría de perros de edad avanzada se divierten un montón aprendiendo cosas nuevas y siendo útiles. Las razas criadas originalmente para el trabajo ven la búsqueda de trufas y la formación previa como una actividad útil. Los perros despiertos suelen mostrar los primeros éxitos tras pocas semanas de adiestramiento. No obstante, se suele necesitar aproximadamente medio año para saber lo hábil que es un perro como perro trufero y si se puede utilizar profesionalmente.

¿Se pueden comprar perros truferos ya formados?

Como con casi todo, para la búsqueda de trufas también hay criadores que ofrecen perros ya formados. Estos perros pueden costar 2500 euros o más. La compra de un perro adulto y formado es cosa de profesionales que salgan a diario a buscar trufas al bosque o en su plantación. Los que vean esta actividad como una afición para ellos y su perro deberían recurrir a cursos y seminarios. Aquí aprenderán junto a su perro el arte de la búsqueda de trufas. Después de todo, el éxito también depende de la buena interacción entre persona y animal. Muchas sesiones de adiestramiento están orientadas a que aprendan a compenetrarse y a confiar el uno en el otro. Estas son cualidades positivas no solo para la búsqueda de trufas, sino también en la vida diaria con el perro. Así pues, la formación para perros truferos puede ser muy recomendable en muchos sentidos.

Nuestros artículos más útiles
8 min

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.
16 min

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.
5 min

Cómo enseñarle a un cachorro a no morder

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder. En torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñarle a un cachorro a no morder.