Mordedura de gato This article is verified by a vet

Mordedura de gato

Ya sea jugando o por estrés, cuando el gato muerde, no hay que tomarse la herida a la ligera.

¿Por qué es peligrosa una mordedura de gato?

Los que tenemos gato solemos pasar por alto las heridas de mordisco de nuestros animales domésticos. Por eso, el riesgo de infección por una mordedura de gato es muy alto. Además, también podemos sufrir lesiones en estructuras anatómicas.

Peligro bacteriano

La herida de una mordedura de gato a menudo se infecta porque los dientes y la saliva dejan muchos gérmenes en la zona afectada. Además, la abertura de la herida suele ser muy estrecha y profunda. Esto hace que las bacterias puedan reproducirse sin obstáculos por el calor y la humedad.

Estas bacterias incluyen particularmente los gérmenes ambientales, que normalmente se encuentran en la boca del gato. Si estos penetran en el torrente sanguíneo, pueden llegar a todo el cuerpo y provocar una septicemia mortal.

Asimismo, el mordisco de gato puede ocasionar enfermedades infecciosas peligrosas, como el tétanos (bacteria Clostridium tetani) o la rabia (virus de la rabia).

Lesiones en estructuras anatómicas

En comparación con los dientes de los perros, los de los gatos son muy largos, delgados y puntiagudos. Además, los colmillos están ligeramente curvados.

Si se produce una mordedura de gato, los dientes del animal penetran muy hondo en el tejido de la víctima. Esto puede dañar enormemente estructuras anatómicas importantes, como tendones, músculos, vasos o nervios.

Tiaki accesorios para perros y gatos

Mordedura de gato en personas

Los segundos mordiscos más frecuentes en las personas provienen de gatos. Las manos de las mujeres son las más afectadas.

¿Cómo detecto una infección problemática?

Los signos siguientes indican que la herida está infectada:

  • La herida está caliente.
  • La zona afectada se inflama y enrojece.
  • Notas un fuerte dolor en la zona de la mordedura.
  • Solo puedes mover esa parte del cuerpo de forma limitada o pierdes sensibilidad.
  • La herida supura.

Otros síntomas importantes de un shock peligroso son palidez, palpitaciones y temblores de frío.

¿Cuándo tengo que ir al médico?

Inmediatamente después de sufrir una la mordedura de gato, debes curar la herida para prevenir infecciones graves. Límpiala y desinféctala con un desinfectante.

Deja que repose y, a continuación, pídele al médico de cabecera que la examine. Este podrá inspeccionarla con mayor precisión y curártela minuciosamente.

Síntomas: ¿cómo sé si una mordedura de gato es peligrosa?

Como los mordiscos no siempre se ven a primera vista por el pelo o las plumas de la víctima, la herida se percibe por otros síntomas:

  • El dolor puede provocar apatía o cojera. Además, algunos animales mordidos dan gritos de dolor.
  • Se vislumbran restos de sangre superficiales en el pelo o las plumas.
  • Si la herida se infecta, suele haber hinchazón, enrojecimiento y supuración.
  • Las lesiones en los nervios pueden provocar daños motores (p. ej., parálisis) y sensitivos (p. ej., hipersensibilidad o insensibilidad).

Advertencia: Si tu animal presenta signos de un ataque felino, es importante examinarle todo el cuerpo para detectar heridas de mordisco.

Si solo ves dos heridas (de dos dientes), es muy probable que haya más en el lado opuesto de la zona afectada, que corresponderían a los dientes de la mandíbula contraria.

¿Cuándo hay que ir al veterinario?

Si tu animal mordido presenta un fuerte malestar, fiebre y menos apetito, debes llevarlo al veterinario. Podría tratarse de una septicemia bacteriana, que requiere atención veterinaria.

Lo mismo se puede decir si el animal sufre espasmos o parálisis. En este caso, podría tratarse del tétanos, otra enfermedad infecciosa muy peligrosa.

Recuerda que incluso las mordeduras más ínfimas pueden acabar con la vida de la víctima si no se detectan. Si el gato te ha mordido a ti, también debes ir al médico por precaución.

Diagnóstico: ¿cómo se examina una mordedura de gato?

Si un gato te ha mordido a ti o a tu animal, hay que consultar la cartilla de vacunación o determinar la flora bacteriana existente para planificar el tratamiento.

Si la víctima no está protegida contra el tétanos, conviene reforzar su sistema inmunitario lo antes posible con inmunoglobulina antitetánica.

Identificación de bacterias y antibióticos

Con un frotis de la herida se reproducen las bacterias presentes en el canal en un laboratorio con cultivos específicos. A continuación, se identifican con diferentes técnicas, como PCR o MALDI-TOF.

Para el tratamiento antibiótico posterior es muy importante realizar un antibiograma (test de resistencia antibacteriano). Esto permite hallar un tratamiento específico y eficaz con antibióticos y evitar los gérmenes resistentes.

Métodos de imagen

Además, en función de la magnitud del mordisco, son recomendables los controles de la sangre y el sistema nervioso. También conviene visualizar las estructuras anatómicas profundas con métodos de imagen, como ecografías.

Tratamiento: ¿cómo se trata una mordedura de gato?

Para prevenir consecuencias posteriores, como septicemias bacterianas, siempre hay que pedir ayuda al veterinario o al médico, según la víctima.

Si no es necesario operar, se iniciarán las medidas terapéuticas siguientes:

1. Cuidado de la herida

El veterinario eliminará los pelos o plumas de la herida, la limpiará y aplicará pomadas antiinflamatorias.

En la mayoría de casos, no es recomendable coser la herida porque las bacterias presentes en el canal quedarían encerradas y podrían reproducirse.

2. Administración de antibióticos y analgésicos

Para prevenir una peligrosa septicemia, es importante matar los gérmenes de la herida con antibióticos. Pueden administrarse en forma de pomadas o comprimidos. No obstante, es muy importante realizar un antibiograma previamente.

Además de los antibióticos, el veterinario también puede prescribir analgésicos.

Mordedura de gato
Los gatos enseñan los dientes cuando están estresados, entre otras situaciones.

Causas: ¿por qué muerden los gatos?

Los gatos muerden por diferentes motivos. Por ejemplo, puede suceder cuando los gatos de exterior se enzarzan en peleas territoriales con otros gatos del vecindario.

Además, los gatos pueden ponerse agresivos cuando están estresados o tienen miedo.

Las enfermedades infecciosas también pueden ser el motivo de una mordedura de gato, particularmente la rabia. En los países europeos esto apenas sucede, pero, debido a la introducción ilegal de animales no vacunados, puede pasar.

Pronóstico: ¿cuál es el pronóstico de curación?

Un mordisco de gato puede ser peligroso porque entraña un alto riesgo de infección. Es importante no subestimar la situación y tomar medidas preventivas para evitar que la herida se infecte. Las septicemias bacterianas, el tétanos y la rabia podrían ser mortales.

Con una vacunación eficaz y un tratamiento precoz, el pronóstico de una mordedura de gato es mucho más favorable.

Prevención: cómo evitar complicaciones peligrosas

Las vacunas antitetánica y contra la rabia son el requisito más importante para evitar complicaciones.

España es hoy en día un país libre de rabia terrestre. No obstante, los animales importados ilegalmente, por ejemplo, podrían transmitir este virus mortal con sus mordiscos.

Gracias al alto índice de vacunación, el tétanos es una enfermedad rara en España. Sin embargo, no se puede descartar una infección de Clostridium tetani por una mordedura de gato.


Franziska G., Veterinaria
Profilbild von Tierärztin Franziska Gütgeman mit Hund

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
5 min

El parto de una gata: cómo es y cómo prepararte

Si tu gata está embarazada, se avecina un periodo lleno de emociones. El parto suscita muchas preguntas, especialmente cuando la gata es primeriza. Para que puedas prepararte para el feliz acontecimiento, hemos reunido las preguntas más importantes sobre el parto de una gata.