Mordedura de gato This article is verified by a vet

Mordedura de gato

¿Tu gato sale de casa y vuelve cojeando? En ese caso, es muy posible que se haya peleado. Cuando esto pasa, los gatos suelen presentar arañazos y mordeduras que, si no se detectan, pueden provocar inflamaciones y septicemias bacterianas peligrosas. Además de los gatos, las personas y otros animales, como perros, conejos o gallinas, podemos sufrir una mordedura de gato. Debido al alto riesgo de infección, es muy importante detectarlas y tratarlas a tiempo. Este artículo explica qué cosas hay que tener en cuenta:

¿Por qué son tan peligrosas las mordeduras de gato?

A diferencia de una mordedura de gato, una herida causada por una mordedura de perro es más superficial y está más repartida. Aunque el daño tisular suele ser más grave, este se detecta antes y, por tanto, se puede tratar más rápido.

En comparación con los dientes de los perros, los de los gatos son muy largos, delgados y puntiagudos. Además, los colmillos presentan una ligera curva. Si se produce una mordida de gato, los dientes del animal penetran muy hondo en el tejido de la víctima. Esto puede dañar enormemente estructuras anatómicas importantes, como tendones, músculos, vasos o nervios.

Además, la herida de una mordedura de gato suele infectarse porque los dientes dejan muchos gérmenes en el extremo de la herida. Dado que el paso que se forma es muy estrecho y profundo, las bacterias pueden reproducirse debido al calor y la humedad. Estas bacterias incluyen particularmente los gérmenes ambientales, que normalmente se encuentran en la boca del gato. Si estos penetran en el torrente sanguíneo de la víctima, pueden llegar a todo el cuerpo y provocar una septicemia mortal. Además, un mordisco de gato puede causar enfermedades infecciosas peligrosas, como el tétanos (bacteria Clostridium tetani) o la rabia (virus homónimo). El riesgo de infección por una mordedura de gato es altísimo, porque las marcas a menudo no se ven los primeros días.

¿Cuáles son los síntomas?

Las mordeduras de gato no suelen detectarse directamente debido al pelo o a las plumas de la víctima. Así pues, los animales heridos presentan principalmente otros síntomas:

  • El dolor puede provocar menos ganas de moverse, cojera o partes inmóviles de algunas extremidades. Algunos animales también gritan de dolor.
  • Se vislumbran restos de sangre superficiales en el pelo o las plumas.
  • Signos de inflamación, como hinchazón, rojeces y pus.
  • Las lesiones en los nervios pueden tener consecuencias motoras (p. ej., parálisis) y sensitivas (p. ej., hipersensibilidad o falta de sensibilidad excesivas).
  • Una septicemia bacteriana se manifiesta con un estado general mermado, fiebre y una ingesta de alimentos reducida.
  • Los síntomas del tétanos son convulsiones constantes y tensiones musculares tónicas.
  • Incluso las mordeduras de gato más ínfimas pueden acabar con la víctima sin que se detecten.

Medidas diagnósticas

Si te ha mordido un gato a ti o a un animal, es muy importante mirar la cartilla de vacunación. También debes determinar la flora bacteriana existente para planificar el tratamiento. Si la víctima no está protegida contra el tétanos, es necesario reforzar su sistema inmunitario lo antes posible con inmunoglobulina antitetánica. Con un frotis de la herida se pueden reproducir las bacterias en el laboratorio en un medio de cultivo determinado. A continuación, se identifican con diferentes técnicas, como PCR o MALDI-TOF. Para el tratamiento antibiótico posterior se debe realizar una prueba de resistencia de las bacterias. Así, además de conseguir un tratamiento específico y eficaz, se pueden evitar los gérmenes resistentes. También se recomienda analizar la sangre y examinar el sistema nervioso y las estructuras anatómicas profundas con métodos de imagen (como ecografías).

¿Qué se puede hacer contra una mordedura de gato?

Si tu gato, perro u otro animal presenta signos de un ataque felino, examínale el cuerpo detalladamente para detectar marcas de mordedura. Si solo se ven dos marcas, es muy probable que haya más en el lado opuesto de esa parte del cuerpo.

Sin embargo, para tratar una mordida de gato siempre hay que acudir al veterinario (o al médico de cabecera en el caso de una persona) para prevenir las consecuencias de una septicemia bacteriana. Las medidas terapéuticas siguientes son las principales:

  • Cuidado de la herida: cortar y limpiar la marca de mordisco y, si es necesario, aplicar pomada antiinflamatoria. No se recomienda coser la herida, ya que las bacterias y el exudado de la herida no podrían drenarse.
  • Administración de antibióticos (en forma de pomadas y comprimidos), después de realizar un test de resistencia, y analgésicos.
  • Los casos de heridas graves requieren intervención quirúrgica.

¿Cuál es el pronóstico?

Un mordisco de gato puede ser muy peligroso debido al alto riesgo de infección que entraña. Es importante no subestimar la situación y tomar medidas preventivas para evitar que la herida se infecte. En caso de producirse septicemia bacteriana, tétanos o rabia, la víctima podría morir. Con una vacuna eficaz y un tratamiento precoz, el pronóstico de una mordedura de gato es mucho más favorable.

¿Cómo se puede prevenir una mordedura de gato?

Las vacunas antitetánica y contra la rabia son el requisito más importante para mejorar el pronóstico de una mordedura de gato. España es hoy en día un país libre de rabia terrestre. Sin embargo, los animales importados ilegalmente, por ejemplo, podrían transmitir este virus mortal con sus mordiscos. Debido a la alta cobertura de vacunación actual en España, el tétanos es muy poco frecuente. Aún así, no se puede descartar una infección por Clostridium tetani a través de una mordedura de gato. Además, para evitar un mordisco de gato, es recomendable ir con cuidado al tratar con gatos y otros animales.

Nuestros artículos más útiles

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿cómo se puede determinar la edad de los gatos? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.