Mal aliento en gatos: causas y tratamiento

Mal aliento en gatos

¿A tu gato le huele el aliento? La halitosis en gatos puede tener varias causas.

«A mi gato le huele el aliento». El mal aliento en gatos puede tener varias causas. Las más habituales son problemas dentales o gingivales, aunque también puede tratarse de enfermedades metabólicas u orgánicas.

Justo después de comer, a todos los gatos les huele un poco el aliento, pero este olor desparece al rato.

La cosa cambia si el aliento del gato huele muy mal y este hedor se prolonga mucho tiempo. En este caso, hay que acudir al veterinario para encontrar la causa del mal aliento en gatos.

A mi gato le huele el aliento: causas dentales

Cuando a un gato le huele mal el aliento, la causa más frecuente son los dientes o las encías.

Sarro

Una de las causas más habituales del mal aliento en gatos es el sarro. Este se reconoce por los depósitos amarillos parduzcos en la superficie dental.

A priori, el sarro parece inofensivo, pero estas placas duras pueden tener graves consecuencias para el gato.

¿Cómo se forma el sarro?

La combinación de los restos de comida que se quedan pegados en los dientes, saliva y bacterias hace que se forme una placa dental. Esta placa es blanda al principio.

Poco a poco, se va endureciendo por los minerales de la saliva. Así, se forma un sarro duro que, a su vez, puede provocar una dolorosa gingivitis. Como consecuencia, los dientes también pueden sufrir daños.

Para prevenir una gingivitis, el veterinario debe eliminar el sarro persistente aplicando anestesia general al gato.

Importante: Que el gato coma con normalidad no significa que todo vaya bien. Los animales suelen comer aunque les duela la boca. De hecho, los gatos son expertos en disimular el dolor.

Gingivitis

La gingivitis también puede ir acompañada de mal aliento en gatos. Es habitual que la mucosa del borde de los dientes esté enrojecida e inflamada. También es posible que al gato le sangre la encía.

Además del sarro, estos pueden ser los desencadenantes de la gingivitis:

  • Heridas provocadas por cuerpos extraños, como tallos de hierba
  • Inflamaciones del periodonto (periodontitis)
  • Infecciones bacterianas o virales
  • Tumores en la cavidad bucal
  • Enfermedades de los órganos (por ejemplo, insuficiencia renal)

¿Cómo se trata la gingivitis en gatos?

La base del tratamiento consiste en combatir la inflamación. Los objetos extraños adheridos a la encía se pueden eliminar quirúrgicamente y las infecciones se tratan con medicamentos.

También se pueden aliviar los dolores bucales con analgésicos, antiinflamatorios o colutorios especiales.

En el artículo Gingivitis en gatos del magazine de zooplus encontrarás más información sobre las causas y el tratamiento.

Dientes dañados

Los dientes rotos, los agujeros o la supuración de las raíces también suelen provocar mal aliento en gatos. Además, no es infrecuente que la causa de los dientes dañados sea la enfermedad FORL. Los expertos creen que aproximadamente la mitad de los gatos sufre esta dolencia.

¿Qué significa FORL?

FORL son las siglas de Feline Odontoclastic Resorptive Lesion (lesión resortiva odontoclástica felina). Dicho de manera sencilla, los dientes se descalcifican y se van desintegrando gradualmente desde dentro. Los responsables son los odontoclastos, que son células propias del cuerpo.

Lo malicioso de la FORL es que, como ataca a los dientes por dentro, los agujeros no se ven por fuera. Sin embargo, el gato siente dolor igualmente.

Diagnóstico y tratamiento de la FORL

En algunos casos, la FORL va acompañada de gingivitis. No obstante, lo único que ofrece la certeza absoluta es una radiografía de los dientes realizada con anestesia general. A continuación, el veterinario debe extraer los dientes dañados.

Prevención de problemas dentales

Si tu gato tiene FORL o predisposición al sarro, es muy importante que lo lleves al veterinario periódicamente. Sin embargo, tú mismo/a puedes contribuir al cuidado dental de tu minino.

Si se deja lavar los dientes, puedes utilizar un cepillo especial para gatos. Una buena alternativa son los snacks dentales y los productos especiales que se esparcen por la comida.

Además, el pienso para el cuidado dental está compuesto por croquetas bastante grandes. Esto hace que el gato no pueda tragárselas sin masticarlas. Al masticarlas, las croquetas eliminan la placa mediante fricción y se reduce la formación de sarro.

Zahnstein Katze

Causas del mal aliento en gatos: enfermedades metabólicas y orgánicas

A veces, el origen de la halitosis en gatos no reside en la boca, sino en otra parte del cuerpo. Las enfermedades metabólicas, del aparato digestivo, de los riñones o del hígado también pueden provocar mal aliento en gatos.

Diabetes

Un aliento con olor dulzón, como a vinagre frutal, puede ser un indicio de diabetes. Otros síntomas son una ingesta de agua mayor, más ganas de orinar o una pérdida de peso considerable.

Hígado y aparato digestivo

Las enfermedades del aparato digestivo, como las lombrices, suelen ir acompañadas de un aliento con olor a pescado. Este olor también se observa en las enfermedades hepáticas.

Los gatos que no comen bien durante un periodo prolongado pueden tener graves problemas con el hígado. Podrían contraer hígado graso agudo, cuyo término científico es lipidosis hepática felina.

Enfermedad grave: la lipidosis hepática aguda es una urgencia médica que el veterinario debe tratar lo antes posible.

Problemas renales

El mal aliento en gatos con olor a orina puede ser un indicio de una enfermedad renal.

Los gatos mayores suelen padecer insuficiencia renal crónica (IRC), que también se conoce como enfermedad renal crónica (ERC). Los expertos afirman que la IRC es la causa de muerte más frecuente en gatos mayores.

Aunque la insuficiencia renal no se puede curar, con una dieta especial y medicamentos se pueden aliviar los síntomas.

Advertencia: La elección de un alimento dietético adecuado puede favorecer las funciones físicas naturales del gato. No obstante, recuerda que una comida de dieta no puede curar ni prevenir enfermedades. Además, la alimentación correcta del gato es un tema que siempre hay que hablar con el veterinario. En la tienda online de zooplus encontrarás alimentos dietéticos especiales.

El mal aliento en gatos no es un chiste

Mucha gente cree que el mal aliento en gatos es un asunto trivial. Al fin y al cabo, los gatos no se lavan los dientes y, por lo tanto, es normal que les huela el aliento.

Sin embargo, un aliento hediondo es un signo de alarma y, por lo tanto, algo que debe tratar el veterinario. Si la causa es un problema dental o gingival, esto significa que el gato probablemente tenga mucho dolor.

La diabetes y las enfermedades de los órganos internos tampoco se deben tomar nunca a la ligera.

Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
3 min

Anticonceptivos para gatos: ¿qué opciones hay?

Tener gatitos es una experiencia maravillosa, pero las protectoras de animales están abarrotadas. Por eso, existen buenos motivos a favor de prevenir las camadas de tu gata. Te explicamos qué métodos anticonceptivos para gatos hay y si la castración es la mejor solución.
5 min

El parto de una gata: cómo es y cómo prepararte

Si tu gata está embarazada, se avecina un periodo lleno de emociones. El parto suscita muchas preguntas, especialmente cuando la gata es primeriza. Para que puedas prepararte para el feliz acontecimiento, hemos reunido las preguntas más importantes sobre el parto de una gata.