La pubertad en gatos: cuando los gatitos se hacen adultos

pubertad en gatos

Los gatos en la pubertad también sufren cambios de humor: a veces están mimosos y a veces, ariscos.

A todos los gatitos les llega la hora de hacerse adultos y poner los límites a prueba. En este artículo te explicamos cuándo empieza la pubertad en gatos y qué implica esta fase para ti.

¿Cuándo empieza la pubertad en gatos?

La pubertad es la etapa de la vida en la que el gato alcanza la madurez sexual. Empieza cuando el cuerpo del minino produce hormonas sexuales. En las hembras, estas son la progesterona y el estrógeno, mientras que en los machos es la testosterona. En general, este proceso empieza entre el tercer y el quinto mes de vida.

Si tienes una gata, entre el sexto y el decimosegundo mes observarás que tiene el celo. En cambio, los gatos alcanzan la madurez sexual entre el quinto y el séptimo mes. No obstante, el momento exacto —tanto en hembras como en machos— depende de la raza y otros factores.

En general, se puede decir que la pubertad en gatos dura más o menos medio año.

¿Qué son las razas precoces?

Las razas precoces pueden alcanzar la madurez sexual a los cuatro o cinco meses de vida. Algunas de ellas son, por ejemplo, gatas de razas orientales, como el abisinio, el sagrado de Birmania y el siamés.

¿Qué son las razas tardías?

A diferencia de las precoces, las razas tardías alcanzan la madurez sexual más o menos al año de vida. Suelen ser razas grandes de pelo largo, como el maine coon o el bosque de Noruega.

Summer accessories

¿Qué signos presentan los gatos en la pubertad?

Seguro que te vienen recuerdos similares a la cabeza cuando piensas en tu propia pubertad. Los cambios de humor y la irritabilidad son típicos de esta etapa. Aunque la pubertad en gatos suele ser más moderada que en las personas, ellos también muestran cambios de comportamiento similares:

1. Cambios de humor

Después de jugar alegremente con tu gato, su humor puede dar un giro de un momento a otro. De repente, bufa y te quita el juguete de la mano de un zarpazo. Los cambios de comportamiento como este se observan con frecuencia en los gatos durante la pubertad.

2. Marcaje intenso

Cuando tu gato madura, quiere resultar interesante para posibles parejas sexuales y proteger su territorio de los rivales. Por eso, es frecuente que los gatos, especialmente los machos, marquen su entorno con orina durante la pubertad. La orina contiene sustancias aromáticas (feromonas) que atraen a las gatas y tienen un efecto disuasorio en los competidores.

3. Celo en las gatas

Las hormonas sexuales hacen que las gatas ya puedan aparearse. Para impresionar a los machos, las gatas ruedan por el suelo maullando y aprovechan cualquier oportunidad para hacer arrumacos. Por eso, las gatas en celo pueden ser muy apegadas.

4. Aumento de la autoconfianza

Cuando tu gatito se convierte en gato, también crece su autoconfianza. Lo notarás porque trepa por árboles altos o pega saltos que de gatito no se atrevía a dar.

pubertad en gatos
Un signo típico de la pubertad es que los gatos marcan su territorio con mayor frecuencia.

Cosas a tener en cuenta durante la pubertad en gatos

Los gatos son animales muy sensibles por naturaleza. Durante la pubertad, debes ser aún más comprensivo/a con ellos. Por tanto, mantén la calma y ten paciencia si el gato es inconstante o marca la alfombra nueva con pipí.

Esto tampoco significa que no debas ponerle límites. Durante la pubertad en gatos, los mininos también necesitan que los eduquen. Elógialo cuando haga algo bien. En cambio, cuando se porte mal, debes decir un no rotundo, pero suave, por ejemplo, cuando salte a la encimera de la cocina. Nunca lo riñas.

Si tienes la sensación de que tu gato está muy estresado durante la pubertad, puedes mitigar el estrés con feromonas o menta gatera.

Encontrarás más información sobre estos temas en nuestros artículos Feromonas para gatos y Cómo educar a un gatito.

¿Conviene castrar a los gatos durante la pubertad?

Hay varias comunidades autónomas en que ya es obligatorio castrar a los gatos que tienen acceso al exterior. Por otra parte, el Proyecto de Ley Estatal de Protección y Derechos de los Animales prevé esterilizar a «los animales que se mantengan o tengan acceso al exterior de las viviendas y puedan tener contacto no controlado con otros animales». El objetivo es reducir la reproducción incontrolada y, por consiguiente, el número de gatos callejeros.

La castración felina también tiene su fundamento veterinario, ya que pocos gatos deben luchar por su vida en la naturaleza. Pero ¿cuál es el momento adecuado para castrar a un gato?

Castración de los machos

Se puede castrar a un gato macho a partir de los seis meses de vida. De esta manera, se reduce el riesgo de que se haga daño en una pelea territorial durante sus excursiones. Además, marcará menos objetos y superficies, por lo que tu casa estará libre de malos olores.

Por cierto: si castras al gato antes de que se hayan cerrado las placas de crecimiento óseas, le crecerán mucho las patas. A este fenómeno se lo conoce como gigantismo eunucoide.

Castración de las hembras

Las gatas de exterior deben castrarse antes, a ser posible antes de que cumplan los cinco meses.

De este modo, evitarás noches sin dormir cuando tenga el celo y que contraiga una infección del útero (piometra). Sin embargo, lo más importante es que te asegurarás de que no tenga crías indeseadas.

Si no estás seguro/a de si debes castrar a tu gato y cuándo, pide consejo al veterinario.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Mi gato es feliz?

Cuando queremos a alguien deseamos que sea feliz y hacemos lo que está en nuestras manos para alimentar la felicidad de esa persona. Lo mismo sucede con nuestros fieles bigotudos, con los que compartimos el día a día. Al fin y al cabo, ellos también nos hacen felices a nosotros. Puedes estar seguro de lo siguiente: si le proporcionas a tu adorado minino una vida adecuada, conforme a su naturaleza y necesidades, estás haciendo un gato feliz. Esto incluye entretenimiento adecuado con juguetes idóneos, correspondientes a la inteligencia de la respectiva raza o naturaleza del gato en sí. Asimismo, una alimentación de buena calidad es muy importante Para tener un gato feliz también se necesita un rascador para que afile sus uñas y pueda marcar su territorio, así como uno o varios lugares para retirarse como una cueva para gatos. También las salidas diarias aportan bienestar al animal, según la raza o la naturaleza, el felino necesita de más o de menos salidas. ¡Y algo que da un extra de felicidad a la mayoría de los mininos son los mimos! Si le das todo esto a tu bigotudo estás bien encaminado para que este esté muy bien. Para tener más claridad sobre si tu felino es feliz le hemos preguntado a varios susurradores de gatos cualificados sobre cuáles son los signos de felicidad de nuestros gatitos. Las respuestas son las siguientes:
6 min

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras de dormir con el gato para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.
6 min

Tipos de arena para gatos

Lo primordial para que tu minino se sienta cómodo y decida usar su arenero es la arena para gatos. A continuación, descubrirás los diferentes tipos de arena para gatos y sus ventajas e inconvenientes.