Cortar las uñas a un gato: así es como se hace

Cortar las uñas a un gato

Este gato se deja cortar las uñas.

Al igual que las uñas de las personas, las de los gatos también crecen. En los gatos de interior o mayores, suelen crecer demasiado, lo que puede ser doloroso. Este artículo ofrece consejos e instrucciones para cortar las uñas a un gato como es debido.

Las uñas del gato: una maravilla de la naturaleza

Las uñas del gato, hechas de queratina, son auténticas herramientas universales. Le sirven para trepar, capturar presas, defenderse de atacantes y, lógicamente, rascarse cuando les pica el pelo.

Los gatos son de los pocos animales que pueden sacar y retraer las uñas según les convenga. Cuando caminan, las llevan retraídas y guardadas en las fundas de los dedos. Con ayuda del tendón digital flexor en el extremo inferior de la pata, pueden sacarlas a gran velocidad.

Los gatos tienen cinco dedos con uñas en las patas delanteras, aunque los pulgares no tocan el suelo. En las patas traseras solo tienen cuatro.

rebajas zooplus

¿Por qué es tan importante cortar las uñas a un gato?

Como las uñas están retraídas cuando el gato camina, apenas las desgasta. Sin embargo, no dejan de crecer, exactamente como las de las personas. Por eso, hay que cortárselas regularmente.

Normalmente, esto lo hacen ellos mismos. Los gatos de exterior usan los árboles para acortarlas y afilarlas. Los gatos de interior utilizan el rascador y, a veces, también el sofá, para nuestra desgracia.

Especialmente para los gatos de interior, los rascadores a menudo no son suficientes. Además, los gatos mayores o enfermos ya no se pueden afilar bien las uñas. Por eso, estos animales suelen tenerlas muy largas y debemos ayudarlos cortándoselas nosotros.

Problemas de las uñas demasiado largas

Las uñas demasiado largas pueden ser peligrosas y provocar a los gatos heridas graves.

  • Pueden quedarse enganchados en alfombras y tejidos, y, en el peor de los casos, arrancarse una uña.
  • También se pueden hacer daño acicalándose o rascándose.
  • Las uñas podrían crecer dentro de las almohadillas y causar inflamaciones dolorosas.
  • Les cuesta más caminar, lo que repercute en su aparato locomotor.
  • Las uñas se pueden romper, astillar y crecer torcidas.
Cortar las uñas a un gato
Si tiene las uñas demasiado largas, el gato puede quedarse enganchado en la cortina.

¿Cuándo hay que cortar las uñas a un gato?

¿Cómo se sabe que las uñas del gato son demasiado largas y que hay que cortárselas?

Un signo seguro es cuando oyes un clac cuando el gato camina por un suelo liso. Llegado este punto, hay que hacerle la pedicura.

También que el gato de repente camine diferente o se mueva menos puede deberse a unas uñas demasiado largas.

Sin embargo, el método más eficaz es examinarle las patas regularmente.

Cómo cortar las uñas a un gato como es debido

Una buena preparación lo es todo para cortar las uñas a los gatos. Para ello, ten a mano todo lo que necesitarás:

  • Tijeras o cortaúñas
  • Para emergencias: disco de algodón y lápiz astringente
  • Golosina a modo de recompensa

Lo mejor es contar con otra persona que te ayude. Así es más fácil cortar las uñas a un gato, sobre todo cuando el minino no tiene ningunas ganas.

La fuerza reside en la calma

Antes de ponerte manos a la obra, crea un ambiente tranquilo y relajado para que el gato no tenga miedo. Si tiene hambre, está estresado o quiere jugar, déjalo para otro momento.

Herramientas para cortar las uñas

Para proteger las uñas del gato necesitas un instrumento adecuado. No utilices tijeras grandes porque, si el gato se revuelve, los dos podríais haceros mucho daño.

Los cortaúñas para humanos tampoco van demasiado bien, ya que podrían astillarle las uñas. Los mejores son los cortaúñas especiales para animales, que tienen un hueco redondo para la punta de la uña.

También van bien las tijeras para gatos y roedores. En principio, estas funcionan como unas tijeras normales. La diferencia es que las dos hojas tienen una forma y un filo especiales.

Independientemente de qué utensilio elijas, tiene que estar suficientemente afilado para que las uñas no se retuerzan.

En la tienda online de zooplus encontrarás tijeras y cortaúñas para gatos.

Cómo cortar las uñas a un gato

Lo mejor es hacerlo en pareja: una persona sujeta al gato para que no se revuelva y la otra le corta las uñas.

Para sujetarlo, siéntate en el suelo y ponte al gato entre las piernas. El culito del gato debe estar orientado hacia ti para que el espacio hacia atrás quede bloqueado.

A continuación, coge una pata con cuidado y aprieta suavemente las almohadillas para que las uñas salgan. Ahora ya puedes cortárselas tú o tu ayudante. No te olvides los pulgares de las patas delanteras.

Cortar las uñas a un gato: cuidado con los nervios y los vasos sanguíneos

Dentro de la uña hay nervios y vasos sanguíneos. En las uñas claras se ven muy bien porque son zonas rojizas situadas en el centro. Esta pulpa no llega hasta la punta de la uña. La parte que no contiene pulpa, solo compuesta por queratina, se puede cortar.

Procede con cuidado y, en caso de duda, siempre corta menos. De lo contrario, la uña podría sangrar. Ten en cuenta también que los nervios y venas crecen con las uñas. Cuanto más larga sea la uña, más largo será también el vaso sanguíneo.

En las uñas oscuras, las venas son difíciles de identificar. En este caso, puedes iluminar las uñas con una linterna antes de cortarlas para distinguir la pulpa de la queratina. Si esto tampoco es posible, pídele consejo al veterinario.

¿Qué hago si sangra?

Si le cortas un vaso sanguíneo por accidente, puedes cortar la hemorragia con un disco de algodón o un pañuelo. También puedes intentarlo con un lápiz astringente como los que se utilizan para el afeitado.

Si la uña sigue sangrando pasados cinco minutos, lleva al gato al veterinario.

No olvides la recompensa

Después de cortarle las uñas, tu minino se habrá ganado un snack. Elógialo mucho si se ha portado bien.

¿Cada cuánto hay que cortar las uñas a los gatos?

Normalmente, suele bastar con cortarle las uñas cada dos meses. En el caso de los gatos de exterior, no suele ser necesario.

El gato no quiere que le corten las uñas

No todos los gatos se dejan cortar las uñas sin oponer resistencia. En este caso, no lo sujetes bruscamente. Deja de intentarlo si se revuelve mucho o incluso se pone agresivo. De lo contrario, tú o él podríais haceros daño.

Si el gato no se deja cortar las uñas bajo ningún concepto, puedes pedírselo al veterinario. El corte de uñas en el veterinario cuesta unos 12 euros.

También puedes intentar acostumbrar al gato a la odiada pedicura con el adiestramiento con clicker.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras de dormir con el gato para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.
6 min

Tipos de arena para gatos

Lo primordial para que tu minino se sienta cómodo y decida usar su arenero es la arena para gatos. A continuación, descubrirás los diferentes tipos de arena para gatos y sus ventajas e inconvenientes.
6 min

¿Mi gato es feliz?

Cuando queremos a alguien deseamos que sea feliz y hacemos lo que está en nuestras manos para alimentar la felicidad de esa persona. Lo mismo sucede con nuestros fieles bigotudos, con los que compartimos el día a día. Al fin y al cabo, ellos también nos hacen felices a nosotros. Puedes estar seguro de lo siguiente: si le proporcionas a tu adorado minino una vida adecuada, conforme a su naturaleza y necesidades, estás haciendo un gato feliz. Esto incluye entretenimiento adecuado con juguetes idóneos, correspondientes a la inteligencia de la respectiva raza o naturaleza del gato en sí. Asimismo, una alimentación de buena calidad es muy importante Para tener un gato feliz también se necesita un rascador para que afile sus uñas y pueda marcar su territorio, así como uno o varios lugares para retirarse como una cueva para gatos. También las salidas diarias aportan bienestar al animal, según la raza o la naturaleza, el felino necesita de más o de menos salidas. ¡Y algo que da un extra de felicidad a la mayoría de los mininos son los mimos! Si le das todo esto a tu bigotudo estás bien encaminado para que este esté muy bien. Para tener más claridad sobre si tu felino es feliz le hemos preguntado a varios susurradores de gatos cualificados sobre cuáles son los signos de felicidad de nuestros gatitos. Las respuestas son las siguientes: