Algas en el acuario

Algas en el acuario

Verdes, rojas, azules... las algas colonizan los acuarios en todas las tonalidades y variantes. Un acuario debe tener algas. Sin embargo, cuando las algas en el acuario son demasiadas hay que hacer algo.

Cantidad de algas en un acuario

Se dice que las algas son imprescindibles, pero luego nadie quiere verlas. Al acondicionar un acuario nuevo aún no hay ningún tipo de bacteria. Es necesario esperar al menos dos semanas antes de poblarlo con peces, que es lo que necesitan las bacterias —­que aseguran la importante degradación de los compuestos nitrogenados orgánicos—­ para desarrollarse y establecerse en el filtro y el suelo. Lamentablemente, la aparición de bacterias está sujeta a grandes fluctuaciones. Cada vez que se cambia el agua o el filtro la cantidad de bacterias disminuye. Por eso nunca se deben cambiar ambas cosas a la vez, pues esto podría alterar bastante el equilibrio existente. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no suele haber problemas por la escasez de algas, sino porque de repente hay demasiadas.

Causas de las algas en el acuario

Las causas de las algas en el acuario pueden ser múltiples. Los acuarios nuevos suelen tener más problemas de algas porque aún no se ha establecido el equilibrio ecológico. En caso de que lleves con tu acuario más tiempo, la plaga de algas puede deberse a otros factores. Los nutrientes y la luz son la base para su crecimiento, es decir, que las algas se desarrollan cuando hay un exceso de uno de estos factores. La medición del valor del agua es de gran ayuda en estos casos. Si aumentan los niveles de nitrito o fosfato, las algas pueden multiplicarse rápidamente. Esto se debe a que usan el nitrito y el fosfato como nutrientes. Las causas de los bajos valores del agua, que pueden conducir a la infestación de algas, son:

  • Sobrealimentación
  • Cambios de agua poco frecuentes
  • Exceso de peces
  • Muy pocas plantas para acuarios
  • Cuidados del acuario deficientes

Una iluminación inadecuada también es una causa de algas en el acuario. La luz solar directa estimula el rápido crecimiento de estas y debe evitarse. Además, la iluminación artificial promueve la infestación de algas si no se cumplen las fases de iluminación apropiadas.

Cómo evitar el exceso de algas

Prevenir el excesivo desarrollo de las algas es bastante fácil. Sin embargo, es más complicado dominar un crecimiento de algas ya desarrollado. Lo importante es lo siguiente:

  • una vegetación suficiente, pues esta compite por los nutrientes con las indeseadas algas
  • alimentar a los peces de tal forma que no queden restos de comida en el fondo
  • cambiar parte del agua del acuario con regularidad

No desesperes cuando veas que las algas predominan, pues hay suficientes opciones para actuar contra esta plaga. El uso de químicos debe ser siempre la última opción. Lo primero es averiguar el tipo de alga y hacer un análisis inmediato del agua. Esto último debe ser parte de las tareas continuas de los acuaristas. Quien se las salte o se olvide de hacerlas debe ser consciente de que puede llevarse muchas sorpresas.

Tipos de algas en el acuario y cómo eliminarlas:

Algas verdes

Las algas verdes suelen desarrollarse debido a un exceso de nutrientes. Se reconocen porque forman recubrimientos vellosos sobre los cristales y se pueden ver en las plantas como filamentos verdes. Para contrarrestar la vegetación de algas verdes lo mejor es emplear peces gato de hocico barbado azules o plecos leopardo. El pez comealgas siamés también ha demostrado su valía en la lucha contra la sobrevegetación de algas. Como apoyo mecánico se pueden emplear imanes para limpiar el acuario. Los filamentos de algas se pueden retirar con la mano o con rugosos palillos de madera. También es necesario hacer cambios de agua frecuentes.

Alga azul cyanobacteria

Esto último también es importante para la aparición de algas verdiazuladas, pues son una clara indicación de la mala calidad del agua, que se ha ajustado debido a un alto contenido de nitritos y nitratos. La consecuencia es un revestimiento mucoso sobre piedras, plantas y objetos de decoración. Los peces gato de hocico barbudo y varias especies de caracoles se comen las cyanobacterias. Para apoyar la limpieza se debe aspirar con una manguera el recubrimiento. También hay que limpiar el material de los filtros con más frecuencia. En caso de usar productos antialgas químicos es importante prestar atención a la dosis empleada, pues puede dañar a las plantas y a los peces.

Algas barba

Las algas barba pertenecen a la familia de las algas rojas. Su nombre les viene por su aspecto, similar a los pelos de la barba. El color rojo solo aparece cuando el alga se pone en alcohol. Suelen asentarse en el filtro, los objetos decorativos o las plantas y son bastante resistentes, lo que complica el hecho de deshacerse de ellas. El primer paso en caso de invasión de algas barba en el filtro es cambiar la dirección de la corriente. Si las plantas también han sido atacadas es necesario retirar las partes afectadas. En caso de una infestación grave se aconseja una extracción completa. Los objetos decorativos se deben limpiar de forma mecánica y hervir a continuación.

Algas pincel

Las algas pincel también pertenecen a la familia de las algas rojas y son una de las peores plagas en los acuarios. La causa son demasiados nutrientes a la vez que una deficiencia de CO2. Estos mechones de algas de color verde oscuro a negro deben eliminarse lo antes posible. Dado que es casi imposible erradicarlas de forma selectiva es necesario retirar las plantas afectadas por completo. La gravilla hay que aspirarla. Los barbos, los molly negros, los guppy y los platy son de gran ayuda.

Algas diatomeas

Las algas diatomeas suelen llamarse algas marrones por equivocación, pues estas últimas son marinas. El crecimiento de algas de color marrón indica una carencia de luz y una mala calidad del agua. Aparece una capa fina sobre los cristales o puntitos negros y verdosos sobre las hojas. Es necesario cambiar parte del agua, a ser posible por agua blanda. Como en muchas ocasiones los loricáridos, peces limpiadores de acuarios, son de gran ayuda.

Algas filamentosas

Las algas filamentosas pueden ser de diferentes tipos de algas. Se encuentran sobre todo en las plantas y en los objetos decorativos y pueden alcanzar hasta 20 centímetros. Son bastante comunes y pueden eliminarse a mano con facilidad. El empleo de algunas especies de camarones (por ejemplo, la Caridina multidentata) es bastante efectivo.

Nuestros artículos más útiles

Algas en el acuario

Las algas colonizan los acuarios en todas las tonalidades y variantes. Cuando las algas en el acuario son demasiadas hay que hacer algo.

El cambio de agua del acuario

Desde que existen los acuarios, no ha dejado de cuestionarse el hecho de la necesidad básica del cambio de agua del acuario y también la frecuencia con la que realizarlo. Aunque casi ya no se da, todavía hay quien defiende la teoría del equilibrio biológico que se da en el acuario, similar al que tiene lugar en la propia naturaleza, para justificar la importancia y el valor de no cambiar nunca el agua.