Mudanza con acuario

Mudanza con acuario

Cuando te compraste el acuario, seguro que lo primero en lo que pensaste no fue mudarte con los peces. Sin embargo, es frecuente que los cambios personales o profesionales nos hagan cambiar de casa o ciudad. Entonces, ¿cómo se hace una mudanza con acuario?

El agua en el destino

En una mudanza con acuario, es importante que te informes sobre el agua de la zona donde vas a vivir. Pide información sobre los valores del agua del grifo a la compañía de agua o analízalos con un test. Si tienes que recorrer una distancia larga, las diferencias suelen ser grandes. En algunas zonas, los valores del agua ya difieren enormemente en un radio de pocos kilómetros. Para los peces delicados, en particular, estas fluctuaciones de los valores del agua pueden ser fatales. Aquí te explicamos cómo analizar la calidad el agua del acuario.

Adaptación del agua

Si tienes la oportunidad de usar agua del destino antes del cambio de casa con acuario, realiza cambios de agua semanales con la nueva. En cualquier caso, es mejor hacer pequeños cambios a menudo que un solo cambio brusco. Como valor orientativo, añade un 20-30 % una o dos veces por semana para introducir los nuevos valores paulatinamente. Así, los peces tendrán suficiente tiempo para acostumbrarse.

El agua desionizada (desionizador o equipo de ósmosis inversa) tiene la ventaja de que los valores se mantienen constantes. Si el nuevo domicilio está demasiado lejos o el acuario es muy grande para añadir suficiente agua para los cambios de aclimatación, busca bidones adecuados. Estos deben ser aptos para uso alimentario y estar exentos de residuos de cualquier tipo. Aquí deberás colocar toda el agua de casa que puedas, como mínimo el 50 %. Así, los peces tendrán la posibilidad de acostumbrarse a las nuevas condiciones en la casa nueva. Para mantener la calidad del agua en el futuro, aquí encontrarás nuestros productos para el cuidado del agua.

Transporte del acuario

Para una mudanza con acuario, sobre todo si es grande, este se debe vaciar por completo. Esto también es muy recomendable para acuarios pequeños de 60 l. Incluso unos pocos centímetros de gravilla con poca agua suponen una carga enorme para la placa base del acuario y los trabajadores de la mudanza. La gravilla se puede transportar fácilmente en bidones o cubos de cemento. Por cierto, nunca se debe limpiar porque en el fondo viven bacterias esenciales para la supervivencia del ecosistema del acuario. El acuario en sí se puede desplazar más o menos fácilmente una vez vacío según su peso. Es recomendable proteger las esquinas, si no el acuario completo, con espuma. En el camión de la mudanza, el acuario debe permanecer plano para evitar tensiones en el cristal.

Transporte de los peces y plantas

Para una mudanza con acuario, los peces y plantas pequeños se pueden transportar en bolsas de plástico del tamaño correspondiente. Al llenarlas, hay que dejar suficiente aire sobre la superficie del agua. Para trayectos largos o peces grandes es recomendable utilizar recipientes grandes que se puedan cerrar. A continuación, estos se deben envolver con un envoltorio aislante térmico, como papel de periódico. Los recipientes de poliestireno, como los que sirven para transportar alimentos, también mantienen la temperatura constante. Para los trayectos largos es recomendable hacer una prueba sin peces antes de la mudanza con acuario. La idea es ir midiendo la temperatura constantemente. Si las fluctuaciones son excesivas, puedes llevar un recipiente aparte con agua caliente (o fría en verano) e ir añadiéndola en pequeñas cantidades según la medición.

Mudanza con acuario

Trayectos largos

En un cambio de casa con acuario de larga distancia, puede ser necesario introducir aire en el agua. Esto se debe a que el oxígeno baja rápidamente por el movimiento del agua y el consumo de los peces. Para ello, haz un agujero en la tapa del recipiente, pasa un tubo y pégalo con silicona de forma estanca. Compra una bomba de aire que se conecte al encendedor del coche o hazla tú mismo/a con algo de maña. No olvides hacer otro agujero en la tapa para el aire excedente. Para evitar que se derrame agua, pega aquí un trocito de tubo y protégelo con una válvula antirretorno de plástico.

Para que el agua no se ensucie demasiado, no les des de comer a los peces la noche de antes. Cuando los vuelvas a colocar en el acuario, dales unas horas para recuperarse del estrés antes de alimentarlos. ¿Te falta la comida para tus peces? Descubre nuestro catálogo de comida para peces.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Caracoles en el acuario: cómo combatir las plagas

Si descubres caracoles en el acuario, puedes estar tranquilo: estos moluscos, con su concha retorcida, tienen muchas ventajas para los propietarios de acuarios de agua dulce. Sin embargo, si se reproducen sin control, deberás tomar algunas medidas eficaces. Aquí te desvelamos cómo eliminar caracoles del acuario y qué es lo que debes evitar.
8 min

Cómo eliminar algas filamentosas del acuario

En cantidades moderadas, las algas filamentosas pueden ayudar a mantener el equilibrio de los valores del agua del acuario. Desgraciadamente, la cosa no suele quedarse en unas pocas algas y, antes de que te des cuenta, estos hilos de hasta 20 centímetros de longitud se enredan en grupos enteros de plantas y objetos decorativos. Aquí descubrirás cómo se producen estas plagas de algas y cómo combatirlas.
6 min

Algas en el acuario

Las algas colonizan los acuarios en todas las tonalidades y variantes. Cuando las algas en el acuario son demasiadas hay que hacer algo.