20 Septiembre 2019

Salud ósea en gatos

Salud ósea en gatos

Unos huesos y articulaciones saludables son esenciales para un pequeño cazador como lo es el gato. Parece obvio, pero no lo es. No solo la edad y las lesiones, sino también la desnutrición o la enfermedad pueden afectar la salud ósea del gato, causar inflamación y afectarle a largo plazo.

El esqueleto de los gatos

El esqueleto de los gatos está compuesto por más de 230 huesos, este número varía en función de la cantidad de vértebras caudales. ¡Eso son unos 38 huesos más que los humanos! La flexible columna vertebral está compuesta por 7 vértebras cervicales, 13 vértebras torácicas, 7 vértebras lumbares, 3 vértebras sacras y entre 20 y 23 vértebras caudales. A diferencia de los humanos, la clavícula no está fusionada con el esqueleto, lo que le da al gato una enorme capacidad de movimiento.  ¡No es de extrañar que pueda balancearse con tanta gracia sobre las vallas más estrechas!

Como cazador furtivo, el felino no está orientado a resistir largas carreras, sino a realizar cortos esprints y saltos. Esto se puede ver en las fuertes piernas traseras. Las articulaciones son muy flexibles, sobre todo, la columna vertebral. Durante una caída, el gato puede girarse por completo con la ayuda de su cola para caer sobre las patas y reducir el riesgo de una lesión. Al caer, las articulaciones del minino están protegidas por tejido cartilaginosos elástico, que sirve como amortiguador para la fuerte presión y la sobrecarga. Esta función se facilita con el líquido sinovial viscoso, que recubre completamente la cápsula articular en el mejor de los casos.

Cómo reconocer los problemas de huesos en gatos

Al ser un pequeño cazador, el gato necesita tener huesos y articulaciones sanas. Un felino saludable se mueve de forma armoniosa, casi fluida. Esto es gracias a una interacción perfecta de articulaciones, músculos y estímulos nerviosos.

Pero la convivencia con los humanos trae consigo un estilo de vida cada vez más sedentario con una alimentación que no siempre es la adecuada, lo que a menudo tiene un efecto negativo en la salud ósea del gato. A esto se le añade la reducción del acervo genético causado por la cría selectiva y las consiguientes enfermedades hereditarias. En los gatos mayores la producción de líquido sinovial se reduce poco a poco. Los cartílagos no reciben flujo sanguíneo, lo que tiene un gran efecto sobre el poder curativo después de las lesiones.

Las primeras señales de alarma para problemas óseos y articulares es una libertad de movimiento reducida. El gato tiene problemas para saltar, puede que incluso al sentarse en el arenero. Su caminar se hace más rígido, o puede que hasta cojee, pero también es posible que tu minino tense la cara o maúlle de dolor.

¿Qué hago si mi gato tiene una lesión ósea?

La causa de estos síntomas pueden ser lesiones agudas causadas, por ejemplo, por un salto desde una altura muy elevada. ¡Sobre todo en gatos de exterior es una posibilidad que no debe descartarse! En caso de tener dudas, ponte en contacto con tu veterinario. Un hueso roto a menudo puede dañar el tejido adyacente sin posibilidad de reparación.

Una lesión aguda no es siempre la causa de la dolencia. Las enfermedades agudas o crónicas de los huesos o de las articulaciones son más frecuentes.

Enfermedades del sistema óseo

Las enfermedades del aparato óseo felino más frecuentes son las enfermedades articulares degenerativas. Este doloroso desgaste de las articulaciones suele aparecer con la edad, pero el sobrepeso o las lesiones previas suponen un riesgo para la salud de los huesos del gato.

Artritis:

El desgaste del cartílago hace que el líquido sinovial disminuye. El tejido se irrita y se genera una artritis. Los síntomas típicos son una reducción repentina del movimiento. Sobre todo, después de un descanso, los gatos con artritis tienen problemas para levantarse y caminar. Una vez el felino consigue ponerse en marcha parece que los dolores disminuyen.

Artrosis en gatos:

La artrosis es una forma degenerativa de la artritis. Después de una inflamación por un trauma o una inflamación articular como la artritis, el cuerpo genera tejido conectivo y óseo alrededor de la articulación inflamada. Estos cambios reducen aún más el movimiento.

Los dolores crónicos y la reducida capacidad de movimiento deterioran mucho la calidad de vida del gato. El tratamiento de las enfermedades articulares está enfocado en preservar las funciones articulares y controlar el dolor ocasionado. Entre otras cosas, esto puede realizarse con fisioterapia, complementos alimenticios y medicamentos antiinflamatorios. ¡Deja que tu veterinario te aconseje!

Prevención de los problemas óseos en gatos

Un estilo de vida saludable también es importante para la salud ósea de los gatos y la mejor prevención contra las enfermedades óseas y articulares. Una alimentación sana y equilibrada y mucho movimiento son lo primero. Si tu minino ya sufre de dolores al moverse o si sabes que ha tenido lesiones en los huesos o articulaciones, un apoyo de la función articular y ósea son de gran ayuda. Los complementos alimenticios con nutrientes que ayudan la salud articular, como las glucosaminas y los ácidos grasos omega-3 y omega-6, a menudo están disponibles sin receta. Los productos con extracto de mejillón de labios verdes de Nueva Zelanda son muy populares, pues contienen una combinación natural de glucosaminas, ácidos grasos omega-3, aminoácidos, vitaminas y minerales, que son un gran apoyo para las funciones articulares. Puedes encontrar una lista de otros varios productos que necesitas para los cuidados de tu bigotudo en nuestro artículo sobre lo que debes tener en tu botiquín para gatos.

Artículos más leídos

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada.

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.

Parásitos en gatos: cómo eliminar pulgas y garrapatas

Los parásitos son unos pequeños torturadores que se alimentan con la sangre de animales como los gatos. Aparte de ser muy molestos, también pueden causar enfermedades graves. En este artículo encontrarás toda la información que debes conocer acerca de los parásitos en gatos, sobre todo, de las pulgas y garrapatas.