Embarazo en gatos

Embarazo en gatos

Un vientre más abultado es un indicio de que tu gata podría estar embarazada.

¿Tu gata va a tener gatitos? En ese caso, te damos la enhorabuena y esperamos que te lo pases genial en este emocionante periodo. Te explicamos todo lo que debes saber sobre el embarazo en gatos y cómo puedes ayudar a tu gata embarazada hasta el parto.

Primeros indicios de embarazo

Si has decidido dejar que tu gata se quede embarazada, seguramente esperarás ver los primeros cambios a los pocos días. Sin embargo, debes tener paciencia, ya que esto lleva un tiempo. Pasados entre 15 y 18 días, las ubres de la gata empiezan a hincharse y a ponerse rosas.

A las cinco semanas, el vientre aumenta de volumen. Ahora la gata come más, para sí misma y para aportar nutrientes a los bebés que crecen en el útero. En general, es posible que la gata gane hasta dos kilos durante el embarazo.

Al igual que las personas, las gatas también pueden tener náuseas durante el embarazo. Este es el motivo por el que quizá vomite más a menudo.

Hay gente que también nota que el carácter de la futura mamá gata cambia durante el embarazo (gravidez). Quiere que la acaricien más y sigue a sus humanos a todas partes. En cambio, otras prefieren estar más distantes y ni siquiera quieren que las toquen.

Embarazo en gatos
El veterinario detecta el embarazo en gatos con una ecografía.

Diagnóstico: ¿cómo se detecta el embarazo en gatos?

Si bien los cambios de humor y el vientre abultado son signos de un posible embarazo, no son pruebas reales. Para estar seguro de que el apareamiento ha funcionado, el veterinario debe examinar a la gata más atentamente.

El diagnóstico firme mediante una ecografía solo es posible a partir de la tercera semana del embarazo en gatos. El ecógrafo muestra el latido del corazón de los fetos en una pantalla aparte.

Pasados unos 40 días de gestación, el veterinario puede estimar el número de gatitos con una radiografía. Sin embargo, esto solo es posible si ningún feto grande oculta a los que están debajo.

Además, la radiografía sirve para evaluar mejor la salud de los fetos y de la mamá. Así, el veterinario puede descartar acumulaciones de aire (enfisemas) o malformaciones.

¿Cuánto dura la gestación en gatos?

Las gatas alcanzan la madurez sexual a partir de entre los cuatro y los doce meses, según la raza. Como están en celo cada dos o tres semanas, pueden tener hasta tres camadas al año, a diferencia de los perros.

Si tu gata está embarazada, dará a luz pasados entre 64 y 69 días. Como promedio, el parto de la gata tiene lugar a los 66 días.

Qué hay que tener en cuenta con una gata embarazada

El embarazo le roba mucha energía a la gata. Por eso, en esta fase necesita muchas atenciones y cuidados. Ten en cuenta estos consejos para que ella sufra el menor estrés posible y para proteger a los gatitos:

  • Si tu gata busca tu contacto, dáselo.
  • Durante el embarazo, no celebres grandes fiestas ni hagas grandes cambios (p. ej., mudanzas).
  • Es bueno que la gata se mueva, pero no le exijas demasiado.
  • Ofrécele suficientes ocasiones de retirarse a descansar.
  • Procura que tenga cubierta la demanda de energía, que ahora será de casi un cincuenta por ciento más. Además, asegúrate de que ingiera suficientes proteínas de buena calidad para nutrir a sus crías de forma óptima.
  • Llévala regularmente al veterinario e infórmate a tiempo sobre la desparasitación y posibles vacunas (a ser posible, antes del apareamiento).

En la tienda online de zooplus encontrarás comida para gatos adecuada.

Embarazo en gatos
Una gata embarazada necesita comida de calidad.

Complicaciones: ¿cuándo tengo que llevarla al veterinario?

En general, el embarazo en gatos transcurre sin grandes complicaciones. Sin embargo, es posible que algo no salga como estaba planeado. Puede que la gata no quiera comer o que tenga pérdidas vaginales viscosas o sanguinolentas. En estos casos, debes acudir al veterinario por precaución.

En cualquier caso, deberás informar al veterinario de que la gata está embarazada antes de iniciar cualquier tratamiento. La administración de ciertos medicamentos puede perjudicarla y dañar a los gatitos no natos.

¿Hay que separar a la gata preñada del gato?

Si tu gata está embarazada, puede volver a quedarse preñada de otro gato. Esto se debe a que el apareamiento provoca la ovulación de manera espontánea. Es frecuente que los gatitos del segundo celo estén peor desarrollados o mueran en el útero. Por eso, es importante mantener a la gata alejada de gatos no castrados las tres primeras semanas tras la fecundación.

Lee todo lo que hay que saber sobre el nacimiento de los gatitos en nuestro artículo El parto de una gata: cómo es y cómo prepararte.

Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.