Artrosis en gatos This article is verified by a vet

Artrosis en gatos

La artrosis hace que los gatos se muevan menos.

Si tu gato tiene menos ganas de jugar o le cuesta trepar el rascador, la artrosis podría ser la causa. Te enseñamos a detectar los signos de la artrosis en gatos y cómo ayudar a tu peludo.

¿Hasta qué punto es peligrosa la artrosis en gatos?

La artrosis u osteoartrosis es una enfermedad de las articulaciones dolorosa, incurable y muy extendida. Además de los gatos, los humanos y muchos otros animales pueden sufrir esta enfermedad crónica.

Como es degenerativa, los datos que aparecen con el avance de la enfermedad son irreparables. Esto va provocando paulatinamente fuertes cambios de comportamiento, limitaciones físicas y dolor en los gatos.

A diferencia de la artritis (inflamación de las articulaciones), la artrosis no está causada por una infección. Más bien, se ve influenciada por varios factores, como la alimentación, la genética y la tenencia.

kilos gratis

Causas: ¿cómo aparece?

La artrosis en gatos empieza con el deterioro del cartílago liso de la articulación. Normalmente, este reduce la fricción en la articulación durante el movimiento. Además, sirve de amortiguación en caso de sobrecarga.

Si se produce fricción y el cartílago pierde elasticidad, esto acaba dañando las estructuras adyacentes. Además, se ve afectada la cápsula articular, la mucosa de la cápsula (membrana sinovial) y el hueso.

Las consecuencias típicas son el engrosamiento de la cápsula y la disminución y alteración del líquido sinovial. Esto, a su vez, conduce a una irritación de la articulación y a un empeoramiento de la situación.

Si el proceso avanza sin parar (crónico), el hueso produce formaciones óseas en respuesta a la sobrecarga. Esto hace que sigan apareciendo daños en la articulación.

¿Qué factores favorecen la aparición de la artrosis?

En general, la artrosis aparece en gatos mayores. Se ven afectadas tanto las articulaciones de las extremidades (codo, cadera, rodilla y patas) como las de la columna vertebral. De hecho, estas últimas se cargan mucho durante el movimiento y por el peso del gato.

Se sabe que los factores siguientes favorecen la aparición de la artrosis en gatos:

  • Predisposición genética
  • Traumatismos (lesiones, como fracturas de huesos o roturas de ligamentos)
  • Sobrecarga (p. ej., por sobrepeso o un exceso de movimiento)
  • Malformaciones de las articulaciones congénitas o adquiridas
  • Inflamación de las articulaciones (artritis) por infecciones (p. ej., enfermedad de Lyme, erliquiosis o contaminación bacteriana)

Síntomas: ¿cómo se manifiesta?

Como la artrosis en gatos es una enfermedad degenerativa, los primeros síntomas suelen ser leves y lentos.

Al principio, los gatos afectados suelen presentar cambios de comportamiento. Además, los gatos enfermos tienen pocas ganas de moverse, evitan dar grandes saltos y les cuesta levantarse después de descansar.

Cuanto más avanza la enfermedad, más dolor tienen, pero, por desgracia, los gatos son auténticos expertos en ocultar el dolor. Por eso, también es posible que observes estos síntomas:

  • Malestar general y menor ingesta de alimento con la consiguiente pérdida de peso
  • Cambios de comportamiento, como mayor agresividad, miedo o menos ganas de jugar y acicalarse
  • Automutilación
  • Mayor predisposición a otras enfermedades por una debilitación del sistema inmunitario debida al estrés
Artrosis en gatos
Los saltos se convierten en un doloroso desafío para los gatos con artrosis.

Diagnóstico: ¿cómo se diagnostica?

Si tu gato se mueve de manera llamativa o expresa dolor, es aconsejable que lo lleves al veterinario. Con la información que le proporciones y los signos clínicos, ya podrá emitir un diagnóstico provisional.

Sin embargo, para el diagnóstico definitivo deberá realizar una exploración de cojera exhaustiva. Esta incluye lo siguiente:

En primer lugar, el veterinario observa la marcha del gato con atención (adspección). De esta manera, puede averiguar qué articulación está afectada. A continuación, le palpa esta articulación y las estructuras vecinas.

Si se corrobora la sospecha de artrosis, lo siguiente que hay que hacer es recurrir a los métodos de imagen. Con una radiografía, una tomografía computarizada (TC) y una tomografía por resonancia magnética, el veterinario confirma el diagnóstico y determina la gravedad.

Una ecografía también puede indicar en qué medida está afectado el tejido blando circundante.

Tratamiento: ¿cómo puedo ayudar a mi gato?

Los daños articulares de la artrosis son irreparables y, por eso, la enfermedad es incurable. Por lo tanto, la artrosis en gatos se trata sintomáticamente para minimizar el dolor y la sobrecarga de las articulaciones.

Con fisioterapia, el gato mueve las articulaciones de forma suave y controlada. Por un lado, esto favorece la movilidad de la articulación y, por otro lado, fortalece los músculos que la rodean.

La alimentación correcta

También debes tener controlado el peso de tu gato. Si es necesario, tendrás que hacer que pierda peso con una dieta y ejercicio suave. De este modo, las articulaciones estarán menos castigadas.

Advertencia: La elección de un alimento dietético adecuado puede favorecer las funciones físicas naturales del gato. No obstante, recuerda que una comida de dieta no puede curar ni prevenir enfermedades. Además, la alimentación correcta del gato es un tema que siempre hay que hablar con el veterinario. En la tienda online de zooplus encontrarás alimentos dietéticos especiales.

Medicamentos, terapias especiales y operaciones

El veterinario le recetará a tu gato analgésicos o antiinflamatorios para aliviar el dolor. Además, se practican otros métodos coadyuvantes, como acupuntura o terapia de campos magnéticos.

A partir de cierto nivel de gravedad, también puede ser necesaria una intervención quirúrgica. Dos ejemplos son la artrodesis (fijación) o las prótesis articulares.

Esperanza de vida: ¿cuál es el pronóstico?

La artrosis en gatos no es una enfermedad que acorte la vida del animal considerablemente. El problema es que puede empeorar su calidad de vida enormemente por el dolor.

Por eso es tan importante detectarla y tratarla a tiempo. Con un tratamiento adecuado, tu gato puede vivir una vida larga y feliz.

Profilaxis: ¿cómo se puede prevenir?

Para prevenir la artrosis en gatos, debes empezar desde la edad de gatito. La artrosis suele ser de origen genético. Si compras un gatito o los crías tú mismo/a, asegúrate de que los padres estén sanos. Para ello, es muy útil un certificado de salud reconocido de un veterinario.

Además, debes darle una alimentación sana y equilibrada. En efecto, el sobrepeso puede provocar artrosis y muchas otras enfermedades, como diabetes, gota o enfermedades gastrointestinales.


Franziska G., Veterinaria
Profilbild von Tierärztin Franziska Gütgeman mit Hund

Me formé como veterinaria de forma íntegra en la Universidad Justus-Liebig Gießen en Alemania, donde pude adquirir experiencias en diversas áreas como medicina para roedores y animales pequeños, animales grandes y animales exóticos, así como farmacología, patología e higiene de los alimentos. Desde entonces, además de trabajar como autor veterinario, he estado trabajando en mi tesis doctoral de carácter científico. Mi objetivo es conseguir proteger mejor a los animales de los patógenos bacterianos que causan las enfermedades. Además de mis conocimientos veterinarios, también comparto mi propia experiencia como cuidadora de mi perro, por lo que puedo entender y aclarar miedos y problemas, así como otras cuestiones importantes sobre la salud de los animales.


Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
5 min

El parto de una gata: cómo es y cómo prepararte

Si tu gata está embarazada, se avecina un periodo lleno de emociones. El parto suscita muchas preguntas, especialmente cuando la gata es primeriza. Para que puedas prepararte para el feliz acontecimiento, hemos reunido las preguntas más importantes sobre el parto de una gata.