Gatos mini toy: aspecto y problemas de salud

Gatos mini toy

Las fotos de gatos mini toy metidos en una taza son muy populares.

Los gatos mini toy son tan pequeños que caben en una taza, aunque lleven tiempo siendo adultos. Sin embargo, este aspecto adorable lo pagan con problemas de salud graves.

Internet está llena de fotos de gatitos preciosos metidos en una taza. La mayoría son gatos jóvenes que aún no han alcanzado la edad adulta. Pero ¿y si un gato se quedara así de pequeño y cuco para siempre?

Los gatos mini toy son cada vez más populares, especialmente en EE. UU. Como caben en una taza de té, allí también los conocen como teacup cats.

Aspecto

Los gatos mini toy son iguales que los gatos convencionales, solo que mucho más pequeños. El tamaño de su cuerpo equivale aproximadamente a un tercio del de un gato normal.

Mientras que un gato normal pesa unos cinco kilos, uno toy solo pesa entre dos y medio y tres.

Los gatos toy no son una raza en sí, ya que hay versiones mini de todas las razas imaginables. La figura, las propiedades del pelaje y el carácter se basan en el origen del gato. Uno de los gatos miniatura más populares es el persa.

Los gatos mini toy no son gatos enanos

En lo que a proporciones se refiere, los gatos mini toy no presentan ninguna diferencia respecto a sus hermanos mayores. En relación con el torso, las patas tienen una longitud normal. Esto los diferencia, por ejemplo, del munchkin, una raza enana de patas cortas.

Sales August 1

Cría: ¿cómo se consigue que sean tan pequeños?

El objetivo de la cría es conseguir un gato lo más pequeño posible. Para lograrlo, se aparean animales cuyo tamaño se encuentra por debajo de la media. Y ahí está el problema:

Puede que algunos gatos sean más pequeños que la media porque sí. En cambio, muchos tienen una discapacidad o enfermedad congénita que hace que sean así. Además, la desnutrición puede ser la causa de que un gato no crezca como es debido.

Normalmente, estos animales no sobrevivirían y no se reproducirían. En cambio, si alguien los sigue criando, los descendientes suelen tener problemas de salud graves.

Salud: cuerpo pequeño, problemas grandes

Independientemente de la raza, los gatos mini toy sufren más problemas dentales que los de tamaño normal. Además, como tienen los huesos y articulaciones pequeños, son más propensos a lesionarse. También suelen padecer más artritis que los gatos normales. Asimismo, se ha descubierto que los gatos miniatura no pueden regular la temperatura corporal como es debido.

En general, la esperanza de vida de estos gatos no es muy alta, de unos pocos años según los expertos.

Los persas toy, los más propensos a enfermedades

Los más propensos a contraer enfermedades son las miniversiones de las razas que ya tienen problemas de salud de por sí. Por ejemplo, los persas toy tienen una mayor predisposición a padecer infecciones oculares.

La nariz del persa es aún más corta en la versión mini, lo que aumenta el riesgo de problemas respiratorios. Además, los persas toy tienen la función mandibular limitada, por lo que tienen más problemas para masticar la comida.

Aparte de esto, los persas son propensos a la enfermedad renal poliquística (PKD). Los veterinarios creen que es posible que el riesgo sea mayor con riñones más pequeños.

También hay perros mini

También se venden perros en versión miniatura con el nombre teacup chihuahua. No obstante, entre los criadores serios, los perros teacup están mal vistos. Su cría se considera inhumana porque los perros toy tienen problemas de salud tan graves como los gatos toy.

¿Comprar un gato mini toy?

En nuestro país apenas se venden gatos mini toy. En EE. UU., los criadores cobran entre 500 y 2000 USD por uno de estos gatos.

Debido a los problemas de salud, quienes tengan uno deben contar con visitas frecuentes al veterinario. A la larga, esto puede salir por un ojo de la cara. Por motivos éticos, más que nada, no debemos fomentar esta cuestionable moda de los gatos mini toy comprando uno.

Si te gustan las razas pequeñas, echa un vistazo al singapura o al abisinio.

Cuando compres un gato, asegúrate de que el criador sea serio y te deje examinar la documentación de sus animales. Es muy importante que puedas ver las condiciones en que los tiene.

También puede valer la pena visitar una protectora, ya que no es raro que los gatos de raza acaben ahí.

Nuestros artículos más útiles
8 min

Gato siamés

Los ojos azules y el destacado dibujo del pelaje hacen que el gato siamés sea inconfundible. Descubre todo lo que hay que saber de este elegante gato y si realmente es tan parlanchín como dicen.
3 min

Maine coon

El maine coon se ha convertido en una de las razas de gatos favoritas del mundo. Esto no es de extrañar, ya que estos felinos destacan por su naturalidad, robustez y su fantástico carácter.