Alimentos prohibidos para perros This article is verified by a vet

Alimentos prohibidos para perros

No todos los alimentos que las personas podemos comer sin problemas son buenos para nuestros perros. A veces, solo una cantidad pequeña ya es tóxica, mientras que con otros depende de cuánto tiempo los coman o cómo se cocinen. Sigue leyendo para saber cuáles son los alimentos prohibidos para perros y aquellos que son inocuos.

¿Cuáles son los alimentos malos para los perros?

Aunque los perros se utilizaban en el pasado, y todavía hoy, como aspiradoras de sobras, solo deberían comer comida para perros de calidad.

Lógicamente, una golosina de vez en cuando les hace daño. Sin embargo, algunos alimentos para humanos son nocivos o incluso tóxicos para ellos. Por eso, debes tener muy claro qué alimentos pueden hacerle daño.

En general, la regla es: lo que las personas tienen que comer cocinado también debe comerlo cocinado el perro. Lo que las personas pueden comer crudo también puede comerlo crudo el perro. Las excepciones son los alimentos enumerados más abajo.

Si el perro come un alimento prohibido: ¡al veterinario enseguida!

Si tu perro se come algo que no debe, llévalo al veterinario de inmediato. Este te preguntará por el momento de la ingesta, el tipo de alimento y la cantidad ingerida. Según tus respuestas, iniciará un tratamiento adecuado.

Por desgracia, no siempre hay tratamiento o este llega demasiado tarde. Por eso, es indispensable que evites que tu perro coma alimentos inapropiados o tóxicos.

Firmeza ante la mirada perruna

Mantente firme cuando tu perro te mire con ojitos de cordero. Aunque sea difícil, debes desarrollar una resistencia a esa mirada suya que te ablanda el corazón. Y es que lo que les gusta comer a las personas no constituye ningún punto de referencia para el perro.

Esto también vale para algunos alimentos que les gustan a los perros, ya que algunos son auténticos tragones. No distinguen entre alimentos buenos y los que son nocivos o, en el peor de los casos, mortales para ellos.

rebajas zooplus

Alimentos prohibidos para perros

La lista siguiente contiene alimentos que los perros no deben comer en ningún caso. Sin embargo, no es una lista completa. Es posible que haya otros que puedan hacerle daño a tu peludo.

¿No estás seguro de si tu perro ha comido algo tóxico? ¿Presenta síntomas sospechosos? En ese caso, llévalo al veterinario o a una clínica.

Los signos de intoxicación más comunes son la diarrea y los vómitos. Además de esto, algunos alimentos pueden tener otros efectos o, en función de la cantidad, incluso ser mortales.

¿Qué verduras y frutas no deben comer los perros?

Las cebollas, los ajos y otras plantas del género Allium están totalmente prohibidas para los perros. El n-propil disulfuro y la alicina que contienen destruyen los glóbulos rojos del perro.

Ya solo unos cinco gramos de ajo o cebolla por kilogramo de peso corporal pueden ser altamente tóxicos, tanto crudos como asados, hervidos o deshidratados. Una cebolla mediana o una cabeza de ajo son suficientes para dañar a un perro de 20 kg.

Las uvas y las pasas son mortales para algunos perros. Por qué y qué perros contraen síntomas de intoxicación es algo que no está claro. Básicamente, con una ingesta de diez gramos de uvas o menos de tres gramos de pasas por kilogramo de peso corporal pueden aparecer signos de intoxicación.

Pasadas pocas horas, los síntomas principales son vómitos, letargo y retortijones. Entre 24 y 72 horas después, se produce insuficiencia renal y la muerte.

Los frutos secos, especialmente las nueces y las nueces de Macadamia, no se deben dar a los perros. Estas dos variedades pueden provocar daños nerviosos y musculares. Basta con darle cuatro nueces de Macadamia a un perro de 30 kg para que esto suceda.

Otros frutos secos pueden ocasionar una obstrucción intestinal al tragarlos en función de su tamaño.

Otros alimentos tóxicos para perros

La carne de cerdo cruda, el jamón serrano y el salami nunca se deben dar a los perros. Los cerdos pueden haber contraído la enfermedad de Aujeszky. La infección que provoca este virus siempre es mortal para los perros.

Los huesos de ave y los huesos hervidos son alimentos prohibidos para perros. A causa de la cocción, se tornan porosos y se astillan fácilmente al masticarlos. Estas astillas pueden causarle daños gravísimos y hemorragias en el estómago y las paredes intestinales.

El café, el té y los productos con cafeína (Coca-Cola, bebidas energéticas...) pueden tener consecuencias funestas para su sistema nervioso. La cafeína (o la teína) les provoca taquicardias, vómitos y agitación en cuestión de horas.

En el curso siguiente puede ocasionarles los mismos síntomas que una intoxicación por chocolate o problemas renales y nerviosos. La dosis mortal mínima son unos siete granos de café por kilogramo de peso corporal.

Los edulcorantes y el azúcar de abedul o xilitol provocan al perro una hipoglucemia en 30-60 minutos. Si no se trata, las consecuencias son convulsiones, un coma o incluso la muerte.

En función de la dosis, también pueden sufrir una insuficiencia hepática aguda. Según el contenido de xilitol, de uno a tres chicles pueden ser mortales para un perro de diez kilogramos.

El chocolate y el cacao contienen teobromina, una sustancia tóxica para los perros. Cuanto más negro sea el chocolate, más alto es el contenido de teobromina. Los primeros síntomas aparecen a las pocas horas e incluyen vómitos, agitación y temblores. A continuación, se añaden convulsiones, disnea y taquicardias. Finalmente, el perro sufre una insuficiencia cardíaca y muere.

Intenta calcular la cantidad de chocolate que ha ingerido y ponte en contacto inmediatamente con el veterinario o una clínica. Solo 50 gramos de chocolate negro pueden provocar los primeros síntomas de intoxicación a un perro de 20 kg.

Alimentos que los perros y cachorros solo deben comer con moderación

Con muchos alimentos, la cantidad es el factor del que depende el posible efecto nocivo. Sin embargo, no siempre se puede predecir qué cantidad realmente es mala para cada perro. Por eso, por seguridad, es mejor evitar estos alimentos.

Además, algunos alimentos solo son tóxicos cuando están crudos, pero se les pueden dar cocidos sin problemas.

¿Qué verduras solo deben comer los perros con moderación?

Las solanáceas, como los tomates, las berenjenas, los pimientos y las patatas, se tienen que coger con pinzas. Las partes verdes de estos frutos y las patatas germinadas, en particular, contienen mucha solanina.

Por eso, solo se les pueden dar patatas y pimientos rojos o amarillos si están cocinados. Los tomates los pueden tomar crudos en pequeñas cantidades. Sin embargo, hay que quitar las partes verdes con cuidado. Los síntomas de una intoxicación son inflamación de las mucosas, diarrea y vómitos.

Nadie puede afirmar a ciencia cierta cómo afectan los componentes de los hongos específicamente al organismo de los perros. Pueden dañarles los órganos, descomponerles la sangre o provocarles cáncer. Por eso, los hongos se consideran alimentos tóxicos para perros.

La col provoca flatulencias intensas a los perros. Por tanto, solo hay que dársela en pequeñas cantidades y nunca cruda.

Las judías y otras legumbres nunca se deben dar a los perros sin cocinar. Cuanto están crudas, contienen fasina, una sustancia tóxica para perros y personas. Esta sustancia provoca vómitos, retortijones y diarrea con sangre.

¿Qué frutas y otros alimentos solo deben comer los perros con moderación?

Los aguacates contienen persina, sobre todo en la piel y en el hueso. No obstante, la carne también puede contener suficiente en función de la variedad. Esta sustancia provoca diarrea y vómitos a los perros. Además, el hueso puede ocasionarles una obstrucción en el intestino (íleo) si se lo tragan.

Las frutas con hueso son, por ejemplo, los albaricoques, las ciruelas, las cerezas y los melocotones. El ácido cianhídrico que contienen los huesos se libera al romperlos con los dientes y puede provocar graves trastornos neurológicos. Si el perro se traga el hueso entero, también puede padecer una obstrucción en el intestino (íleo).

Al igual que las frutas con hueso, las almendras contienen ácido cianhídrico, que puede provocar trastornos neurológicos graves. Si el perro se traga almendras enteras, también puede padecer una obstrucción en el intestino (íleo).

Los perros tienen un umbral de tolerancia al alcohol mucho más bajo que nosotros. Al principio o con cantidades pequeñas, los síntomas son similares a los nuestros. Más tarde o tras ingerir grandes cantidades, les provoca vómitos, trastornos de la coordinación, disnea, un coma y la muerte. Además, la ingesta de pequeñas cantidades de alcohol a largo plazo provoca un daño hepático enorme.

Los huevos crudos inhiben la asimilación de biotina, que es importante para el metabolismo de carbohidratos, proteínas y grasas. Además, pueden constituir un factor de riesgo de intoxicación por salmonela. Dáselos solo cocidos.

Otros alimentos prohibidos para perros

Los perros no pueden digerir bien los platos demasiado grasos y condimentados. Su metabolismo es diferente del nuestro, por lo que pueden reaccionar con diarrea o vómitos a estos alimentos. Además, una alimentación muy rica en grasa puede conducir a la larga a una pancreatitis.

La fruta suele contener mucho azúcar, por lo que solo debe darse a los perros en pequeñas cantidades.

Aunque la sal no es tóxica para los perros, las cantidades son determinantes. Hay que tener especial cuidado con los perros mayores, débiles y enfermos. Grandes cantidades de sal pueden dañarles el corazón y los riñones.

El pescado solo hay que dárselo en cantidades bajas y nunca crudo. El elevado contenido de proteínas y grasas del pescado puede provocar vómitos y diarrea a algunos perros. Si le das pescado a tu perro, asegúrate de que no tenga espinas.

Los productos lácteos pueden provocar problemas gastrointestinales a algunos perros a causa de una intolerancia a la lactosa. Esto a menudo va acompañado de fuertes diarreas. Por eso, los perros nunca deben tomar leche pura y solo pequeñas cantidades de otros productos lácteos (yogur o requesón).

A - D

Alimento ¿Los perros pueden comer...?
Aceite de oliva
Aguacate No
Alnaricoque Sí, pero sin hueso
Almendras No
Anacardos
Apio
Arándanos
Arroz
Atún
Cacahuetes No
Calabaza
Canela No
Carne de cerdo Si, pero solo cocinada
Cebolla No
Cereza Sí, pero sin hueso
Champiñones
Chocolate No
Coiruela
Coco
Copos de avena

E - M

Alimento ¿Los perros pueden comer...?
Espárragps
Espinacas
Frambuesas
Fresas
Frutos secos No
Granada
Grosella
Guisantes Sí, pero solo cocinados
Helado No
Huevo Sí, pero solo cocido
Higos
Judías Sí, pero solo cocidas
Kiwi Si
Limón No
Manzana Sí, pero sin pepitas
Mango Sí, pero sin hueso
Melocotón Sí, pero sin hueso
Melón
Miel
Moras

N - Z

Alimento ¿Los perros pueden comer...?
Naranja
Nectarina
Palitos salados No
Pasas No
Pasta
Patatas Sí, pero solo cocidas
Patatas fritas de bolsa No
Pera Si
Pescado Si
Pimiento No
Piña
Pistachos No
Plátano
Queso
Rabanitos No
Requesón
Salami No
Sandía Sí, pero sin pepitas
Tomates Sí, pero maduros y en pequeñas cantidades
Uvas No
Yogur Sí, pero solo natural
Zanahoria

 

Nuestros artículos más útiles
11 min

Alimentos prohibidos para perros

No todos los alimentos que las personas podemos comer sin problemas son buenos para nuestros perros. A veces, solo una cantidad pequeña ya es tóxica, mientras que con otros depende de cuánto tiempo los coman o cómo se cocinen. Sigue leyendo para saber cuáles son los alimentos prohibidos para perros y aquellos que son inocuos.
6 min

Comida para perros con problemas articulares

A los perros les encanta moverse, ya sea dando un paseo o practicando deporte. Pero ¿qué pasa cuando el ejercicio les provoca dolor? Las enfermedades articulares son una de las dolencias más comunes en los canes. Para conocer más sobre cómo prevenir Los problemas articulares en perro o cómo mejorarlas con ayuda de la alimentación, solo tienes que seguir leyendo.