¿Es mala la comida de gatos para perros?

¿Es mala la comida de gatos para perros?

Si en tu hogar hay tanto perros como gatos, puede que te preguntes si les mala la comida de gatos para perros. La respuesta es clara: los perros y los gatos necesitan su propia comida. Si de vez en cuando tu fiel amigo canino prueba la comida de su compañero felino o viceversa, no es motivo de preocupación. Eso sí, ten en cuenta que el 90 % de las enfermedades de perros y gatos están causadas por una alimentación inadecuada.

¿Los perros son carnívoros u omnívoros?

Hay una incertidumbre general sobre si el perro es carnívoro, herbívoro u omnívoro. Incluso en los foros sobre canes se puede ver esta discordia sobre las costumbres alimentarias de los canes.

Un argumento frecuente en relación con esto es que el tipo de alimentación que reciben es lo que indica a qué grupo pertenece el peludo. Pero esto no es del todo cierto. El hecho de que la industria de la alimentación animal ofrezca pienso para perros vegano y vegetariano no significa que este tipo de alimentación sea apropiado para la especie ni que cumpla con los requisitos nutricionales de nuestros compañeros caninos.

Esto es muy similar a lo que sucede con la comida para perros con alto contenido de cereales. Incluso en este caso se trata de una conclusión errónea de algunas personas con perros, pues un contenido elevado de cereales puede causar problemas de salud. Con bastante frecuencia se utiliza el grano para rellenar los piensos de baja calidad. El trigo puede causar procesos de fermentación intensos en el tracto digestivo del peludo y provocar estrés en todo su organismo. Por norma general, esto tiene un impacto negativo que tarde o temprano se hace notar a través de trastornos de salud o de comportamiento.

Al igual que nuestros gatitos domésticos, los perros tampoco comen solo lo que es bueno para su salud. Por ejemplo, algunos, si tienen la oportunidad, comen chocolate, lo que, según la cantidad, puede ser mortal para un can. La teobromina existente en el cacao puede dañar el sistema nervioso de tu fiel compañero canino.

Con nuestros amigos los gatos sucede más o menos lo mismo. El zoólogo y etólogo Paul Leyhausen escribió sobre esto en el año 2005: «Quien piense que puede confiar en el instinto de su gato para su alimentación, sin duda se llevará alguna que otra sorpresa desagradable. Al contrario que las ratas, que tienen que aprender con rapidez lo que les sienta bien y lo que no de toda la oferta de comida, el gato no sabe diferenciar entre lo que le conviene y lo que no». Esta observación es válida para perros.

Volvamos a la pregunta inicial ¿los perros son carnívoros u omnívoros? Según la genética del can, zoológicamente es un depredador (es decir, carnívoro).

Entonces ¿el perro es carnívoro? La respuesta es no.

¿Por qué los perros son omnívoros?

El perro es omnívoro. Lo que era válido para su antepasado, el lobo, hace mucho que no lo es para el can actual. Los perros acompañan a los humanos desde hace miles de años. Sus hábitos alimentarios se regían más por lo que las personas les dejaban y por las existencias de la región. Si nos fijamos en que la carne fue un artículo de lujo durante algunas épocas, es fácil imaginar que los perros no siempre comieron carne.

A lo largo de varias generaciones, los perros evolucionaron de carnívoros a omnívoros. Esto debe tenerse en cuenta en la dieta canina actual.

Sin embargo, el gato si es carnívoro. Tiene una gran necesidad de proteínas animales y grasas, así como el aminoácido taurina. Por lo tanto, las necesidades nutricionales de los gatos son muy diferentes a las de los perros.

hund katze fressen

La influencia de la alimentación en el comportamiento y la salud del perro

También el perro es lo que come, pero no se va a convertir en un gato por meter el hocico en el comedero de su cohabitante felino. Sin embargo, si tu peludo desarrolla trastornos que no se deben a una falta de educación o que puedan explicarse con psicología del comportamiento, se recomienda que observes más de cerca los ingredientes de la comida para perros (o presta atención a tu perro prueba con demasiada frecuencia el pienso del gato).

Consulta con un veterinario competente para probar otro alimento con una composición diferente.

Por supuesto que solo debes darle a tu cuadrúpedo comida para perros de buena calidad. La elevada concentración de aminoácidos de los ingredientes de relleno, como el trigo, la soja y el maíz, provocan una disminución del nivel de serotonina en el can. La serotonina es decisiva, pues, al igual que en los humanos, estabiliza el estado de ánimo. Si la alimentación del perro no le proporciona serotonina, el can puede mostrar síntomas de depresión o una etapa preliminar a esta.

Además, la comida para perros a menudo contiene azúcar, y lo cierto es que estos solo deben consumir una determinada cantidad de glucosa, pues un exceso provoca sobreexcitación, halitosis y una mala higiene dental. Asimismo, el azúcar en el pienso no siempre hace que a tu peludo le guste más.

Comida de gatos para perros ¿por qué no?

¿Mi perro puede comer comida de gato? No. El pienso y la comida húmeda para perros están hechos específicamente para las necesidades nutricionales de estos. Además, existe comida especial y complementos alimenticios que tienen en cuenta determinadas disposiciones de salud, como por ejemplo la comida para perros que padecen alergias, comida light, etc.

Solo la comida desarrollada en especial para los perros puede garantizar que reciba todos los nutrientes necesarios y que no ingiera sustancias que puedan dañar su salud. Estas pueden sobrecargar su sistema y provocar estrés, lo que puede poner en peligro su salud psíquica y mental.

Si tu cuadrúpedo come con frecuencia de la comida de tu minino es posible esto que le cause complicaciones de salud. Los comederos automáticos para gatos son ideales para evitar esto, pues se activan mediante el microchip del gato, por lo que tu perro no tendrá acceso.

Nada de experimentos

Aunque en internet se puedan ver videos de personas que le dan comida de gatos para perros a modo de prueba, y deciden que, al no observar efectos secundarios inmediatos, esta es inofensiva para los canes, esto no se corresponde con lo que sucede en realidad y, por lo tanto, se recomienda no imitarlo. En general, desaconsejamos cualquier experimento con animales. De lo contrario, recomendamos que siempre se consulte con un experto o con una biblioteca especializada.

Esperamos que tu perro y tu gato se lleven bien y se diviertan juntos, pero que cada uno coma de su propio comedero. Solo así ambos se mantendrán sanos y felices.

Nuestros artículos más útiles
Cuando piensas en alguna raza de perro alemana seguro que la primera que te viene a la mente es el pastor alemán. Esto seguro que se debe no solo a su tamaño y a su llamativa presencia, sino también a que nos lo encontramos a diario desempeñando sus funciones como perro de trabajo o compañía. Antes de contarte todo sobre la alimentación para pastores alemanes te revelamos algunos datos importantes sobre esta raza: A finales del siglo XIX se fundó la asociación de perros pastores alemanes, la cual, desde entonces, fija el estándar de cría de esta raza. El pastor alemán es el resultado de la cría de los perros pastores del centro y del sur de Alemania: se intentaba conseguir un perro de trabajo con un alto rendimiento.