Ramirezi

Ramirezi

En las aguas claras ribereñas de los cálidos lagos de Venezuela y Colombia vive el pez ramirezi. Estos peces coloridos con las rayas negras típicas resplandecen con todos los colores del arcoíris y destacan en el acuario. Con un poco de experiencia y unos cuidados minuciosos, enriquecerán tu mundo subacuático en casa. El ramirezi es uno de los peces de agua dulce clásicos.

Aspecto

El nombre científico del ramirezi es Microgeophagus ramirezi, aunque a veces también lo llaman Papiliochromis ramirezi. El nombre científico de este cíclido ha ido cambiando a lo largo de los años.

El ramirezi boliviano está emparentado con el de Colombia y Venezuela, aunque no es idéntico. Tiene requisitos de tenencia y cuidados similares, pero sus colores no son tan llamativos como los del colombiano. Según la iluminación y la incidencia de la luz, brillan todos los colores del arcoíris en las escamas del ramirezi. Es típica la mancha oscura bajo la aleta dorsal, alrededor de la cual suele haber puntitos azules o verdes azulados. Una franja ancha negra se extiende desde la nuca hasta la garganta. Suele tener la aleta ventral roja y tres haces negros en la aleta dorsal. Las hembras no son tan coloridas como los machos. Los machos salvajes alcanzan una longitud de unos seis centímetros y las hembras suelen medir hasta dos centímetros menos. Además, muchas variantes femeninas tienen el vientre rojo.

Ramirezi

¿Qué especies existen?

Existen formas de cría del ramirezi azules, amarillas y rojas en lugar del púrpura claro que presenta la forma salvaje. Los ejemplares de cría también cuentan con rayas y puntos. Sin embargo, ahora también hay crías doradas sin rayas ni puntos.

Hay una forma de cría procedente de Asia que tiene un color muy intenso: el ramirezi jumbo. En cambio, el blue punk presenta una coloración roja desde la frente hasta la aleta caudal y tiene el resto del cuerpo azul. Otra de las nuevas variantes es la forma de velo.

kilos gratis

El Microgeophagus ramirezi electric blue, una variante asiática de gran tamaño, brilla con un color azul acero. Además, sus aletas prolongadas le confieren un efecto de velo en el agua. Estos peces llegan a medir entre cinco y siete centímetros de largo. Todas las formas de cría tienen en común que la crianza de alevines presenta requisitos exigentes de tenencia. Los cruces entre las distintas formas tienen siempre como resultado nuevos matices cromáticos.

Ramirezi

Origen

En su patria, Venezuela y Colombia, el ramirezi vive escondido en zonas ribereñas poco profundas. Le gustan tanto los estanques cálidos como las orillas de ríos pequeños y los depósitos de agua de la sabana. En los paisajes extensos de Los Llanos, en Sudamérica, estos peces tienen numerosos hábitats a su disposición. El hogar de este colorido pez es la ancha corriente del Orinoco y sus numerosos afluentes. Las sabanas herbosas se extienden por las orillas de los ríos y en Los Llanos surgen pequeños estanques y charcas. Estos peces están a sus anchas en zonas donde crecen muchas plantas, en la orilla de lagos turbios y cálidos o en las riberas fangosas de los ríos. Aquí disponen de muchos escondites y cuevas donde pueden cobijarse de los depredadores.

Alimentación

El ramirezi es carnívoro y en su hábitat natural se alimenta de larvas de mosquito y pulgas de agua. En el acuario, el alimento vivo también forma parte de una alimentación equilibrada. Puedes darle larvas de mosquito negras, rojas y blancas congeladas, así como artemias, que son crustáceos pequeños. Después de un tiempo de adaptación, también puede comer alimento seco en lugar de vivo. Sin embargo, es recomendable darle distintos tipos de comida para que el menú sea más variado.

Tenencia

Por muy bonito que sea, el ramirezi no es un pez para principiantes. Su tenencia requiere algo de experiencia, ya que la salud de estos peces depende de que se cumplan ciertas condiciones. Prefiere las temperaturas de entre 26 y 32 grados, como en los cálidos estanques de su patria sudamericana. Hay especies que toleran temperaturas menos calientes. El pH debe situarse entre 5,8 y 6,0, y la dureza total, en 2-7 °dH.

Para tener una pareja de peces ramirezi conviene comprar un acuario de 55 litros o más. Sin embargo, a estos peces les gusta convivir con más ejemplares. Para tener un grupo grande, el acuario debería tener un volumen de 100-200 litros. Los peces necesitan muchos escondites, cuevas y refugios. Para ello, puedes utilizar cáscaras de coco, raíces, piedras o materiales similares. Como el ramirezi es un pez territorial, debe haber suficiente espacio en el acuario. Además, para que los peces puedan nadar libremente, debe haber una zona libre de plantas, piedras y cuevas.

Ramirezi

Socialización

El pez ramirezi suele ser pacífico y, por eso, se puede tener con otras especies. Para la fase de crianza, es recomendable tener a la pareja en un recipiente propio, ya que los peces son propensos al estrés en esta época. Para socializar a este pez son ideales las especies de carácidos sudamericanas, como el tetra neón rojo. Suelen permanecer en la parte superior del acuario, lo que le conviene al ramirezi porque él prefiere el tercio inferior. Con su comportamiento, los neones advierten de los peligros al ramirezi. Así, de esta convivencia surge una comunidad armoniosa.

Además, el ramirezi también encaja con los siluros. Únicamente conviene prescindir de los loricáridos porque son depredadores de huevos. En general, al ramirezi le gusta convivir con carácidos, pero no debería haber muchos animales, ya que esto causa estrés. Este estrés provoca que el sistema inmunitario de los peces sea menos eficaz. Como consecuencia, los peces son más propensos a infecciones y, por tanto, a enfermedades desagradables. También es muy importante mantener la calidad del agua que necesitan los peces. Esto incluye cambiar el agua periódicamente y utilizar filtros higiénicos. Conviene cambiar más o menos un cuarto del agua semanalmente. Además de gravilla, el fondo también debe contener arena, ya que los peces tienden a masticarla para su higiene corporal.

Cría

La cría del ramirezi es realmente complicada. Sin embargo, con un poco de experiencia se puede criar en el acuario. La crianza paternal de los alevines es algo menos laboriosa que la artificial. Las formas salvajes son menos delicadas y, por lo tanto, más fáciles de reproducir que las formas de cría. Para ambos tipos se deben cumplir condiciones especiales para que la crianza surta efecto. Los peces necesitan un agua muy blanda para su planificación familiar. La dureza total no debe exceder los 10 °dH, siendo el valor ideal de 3 °dH. Si tu agua es dura, puedes mezclar un poco de turba con la gravilla del fondo del acuario. Además, en las tiendas se venden aditivos de turba líquidos.

Estos peces ponen los huevos a la vista y son fértiles a partir de los cuatro meses. Las parejas son monógamas y defienden su territorio de cría con uñas y dientes. Colocan los huevos sobre piedras u hoyos planos, que previamente han limpiado de algas a fondo. Ponen unos 500 huevos por puesta. Más tarde, los padres trasladan a los alevines al suelo de arena y gravilla.

Durante la época de cría, los peces son muy sensibles a las perturbaciones externas. Esto puede hacer que desatiendan la cría o se coman los huevos. Según la temperatura del agua, las larvas salen del huevo a los pocos días y los alevines crecen en grupo. Durante la época de reproducción, hay que cambiar alrededor del diez por ciento del agua a diario. Esto es necesario para mantener la calidad del agua necesaria. Se requiere mucho tacto para que la cría funcione. Si las condiciones no son las correctas, los padres dejan de cuidar de la cría y esta se pierde.

Compra

El ramirezi es uno de los peces de acuario preferidos, por lo que se puede comprar en muchos sitios. Criarlo en casa puede ser una buena opción, pero se recomienda hacerlo con experiencia. Tanto si lo compras en una tienda como a un criador o a un vendedor particular, debes tener en cuenta ciertas condiciones básicas. En general, un pez sano presenta colores vivos, no tiene malformaciones en las aletas y nada normal. El diseño y la limpieza de los acuarios o el número de peces son otros factores de calidad del vendedor. Puede haber un pez muerto en el acuario, pero la mayoría deben parecer sanos. Si el vendedor te asesora ampliamente y recoge a los animales con cuidado, esto ya pone el broche de oro a la compra. Con las condiciones correctas, el ramirezi es un animal sociable que aporta color y vitalidad al paraíso subacuático.

En la tienda online de zooplus encontrarás artículos de acuariofilia, como comida para peces y productos para la limpieza del agua.

Nuestros artículos más útiles
16 min

Peces de acuario: las diez especies favoritas

La tenencia de peces ornamentales está en auge, y no es de extrañar, pues la visión del colorido mundo acuático y sus tonalidades en tu propia sala de estar es fascinante, además de tener un efecto tranquilizador y relajante. ¿Pero cuáles son los peces de acuario ideales para ti? Aquí te presentamos las diez especies de peces de agua dulce favoritos.
10 min

Pez betta

De brillantes coloridos y un carácter algo agresivo hacia otros peces y semejantes, el pez betta, conocido también como el pez combatiente o luchador de siam, es un ejemplar muy especial, que aporta una fascinante nota de color a cualquier acuario. Es poco exigente, lo que hace que sea fácil de cuidar y muy popular entre aquellos principiantes en la acuariofilia.
10 min

Pez guppy

El guppy es uno de los peces de acuario de agua dulce más populares del mundo. Se reproduce sin problema alguno, incluso estando en confinación, es fácil de cuidar y por eso es ideal para principiantes en la acuariofilia. Es un colorido pez al que no le afectan las pequeñas negligencias. Estos activos animalitos se ven en gran diversidad formas y colores.