Cómo darle una pastilla a un gato: trucos infalibles

cómo darle una pastilla a un gato

¿Tu gato tiene que tomar pastillas? ¡Engáñalo con un truco!

Imagínate que tu gato está enfermo y el veterinario le ha prescrito pastillas. ¿Cómo consigues que se trague los medicamentos que necesita? Este artículo te ofrece los mejores trucos sobre cómo darle una pastilla a un gato.

Cómo darle una pastilla a un gato: los retos

Abrir la boquita, meter la pastilla y tragar: ojalá fuera tan fácil. Para mucha gente, darle pastillas al gato es todo un desafío. De hecho, más de un tratamiento se ha tenido que interrumpir porque el minino no quería tragarse los comprimidos.

Por desgracia, no puedes explicarle a tu gato que los medicamentos son necesarios. Así pues, lo único que te queda es la astucia y el engaño. En este artículo te ofrecemos los mejores trucos sobre cómo darle una pastilla un gato.

Básicamente, tienes tres opciones para darle pastillas al gato:

  1. Triturar la pastilla y camuflarla en paté, comida o agua
  2. Ocultar la pastilla entera en un snack y endilgárselo al gato
  3. Meterle la pastilla directamente en la boca

Puede que tengas que probar varias opciones para encontrar el truco que mejor funcione con tu gato. No pierdas la esperanza; verás cómo uno de estos métodos funciona seguro.

Cómo darle una pastilla a un gato: triturar y camuflar

Para engañar a tu gato, puedes desmenuzar las pastillas y mezclarlas en paté para gatos, comida o agua para camuflarlas. Lo único que necesitas es un mortero normal y corriente para aplastarlas. Si quieres disolverlas en agua, también necesitarás una jeringa.

Si tu gato debe tomar pastillas durante mucho tiempo, puede valer la pena comprar un mortero especial en la farmacia.

Importante: Pregúntale al veterinario si las pastillas se pueden triturar.

Triturar la pastilla con el mortero y mezclarla con pasta

Para este truco deberás mezclar la pastilla triturada con una pasta o crema para gatos que le guste al minino. También puedes usar paté.

Tritura la pastilla con el mortero hasta que se forme un polvo fino. A continuación, mezcla este polvo minuciosamente con una ración pequeña de pasta para gatos, más o menos una cucharadita.

Después, deja que tu gato lama la pasta y disfrute. Con un poco de suerte, no notará el polvo.

Triturar la pastilla y mezclarla con comida

También puedes intentar mezclar la medicación con la comida. Para este truco sobre cómo darle a una pastilla un gato, también necesitarás un mortero. Después de triturarla, mézclala a fondo con la comida del gato.

Este truco solo funcionará si la pastilla no tiene un olor muy fuerte. Si lo tiene, puedes añadir unos cuantos snacks con un aroma intenso en el mortero. Una buena opción son los Dreamies con queso. Mézclalo todo bien antes de introducirlo en la comida.

Atención: Hay medicamentos que no se deben tomar con productos lácteos. Para asegurarte, pregúntale al veterinario si la pastilla se puede mezclar con pastas o snacks para gatos.

Jeringa y agua

Otro truco sobre cómo darle pastillas a un gato es pulverizarlas y disolverlas en agua u otro líquido, como caldo de pollo. A continuación, succiona el líquido con una jeringa sin aguja. Puedes comprarla en el veterinario o en la farmacia.

Después, introduce la mezcla en la boca del gato con cuidado con la jeringa.

Dosificación exacta imposible

Con el método del mortero no se puede conseguir una dosificación exacta del medicamento. Siempre hay algún que otro grumo que se pierde por el camino. Al igual que las personas, los gatos enfermos no suelen tener mucho apetito. Puede que a tu gato no te apetezca la pasta ni comerse su ración de comida. En este caso, es mejor mezclar la pastilla con líquido o dársela entera.

cómo darle una pastilla a un gato
Las pastillas disueltas en agua se pueden administrar con una jeringa.

Cómo darle pastillas a un gato directamente

A veces, ni los mejores trucos para dar pastillas funcionan con algunos gatos. Esto suele pasar cuando el gato está muy enfermo y come poco. En estos casos, no tiene ningún sentido mezclar los medicamentos con la comida. Hay pacientes a los que no les apetecen las golosinas en las que se pueden esconder las pastillas.

Si esto pasa, puedes intentar meterle el comprimido directamente en la boca.

Método nada inofensivo

En el apartado siguiente te explicaremos cómo darle una pastilla a un gato directamente. Pide primero al veterinario que te enseñe este método en la consulta, ya que entraña sus peligros. En efecto, el gato podría morderte la mano sin querer.

Sujeción firme

Cuando le vayas a dar la pastilla, sujétalo firmemente. Es mejor si te ayuda otra persona. Siéntate en el suelo y ponte al gato entre las piernas, con el trasero pegado a ti. Así, no podrá escapar hacia atrás.

Abrir la boca con cuidado

Coge la pastilla entre el dedo índice y el pulgar. Si eres diestro/a, hazlo con la derecha, y si eres zurdo/a, con la izquierda.

Con la otra mano, ábrele la boca al gato. Para conseguirlo, mete el índice en el hueco que hay detrás del colmillo. La cabeza del gato debe estar ligeramente orientada hacia arriba.

Con el dedo corazón de la mano que sostiene la pastilla, bájale la barbilla con cuidado. Ahora, empuja la pastilla en la boca por delante.

Colocar la pastilla al fondo

Asegúrate de colocar la pastilla bien al fondo de la boca, en la base de la lengua. De lo contrario, el gato la escupirá inmediatamente.

Importante: Mete los dedos siempre por delante en la boca del gato para que no te muerda sin querer. Los mordiscos de gato también son peligrosos para nosotros. Si tienes dudas, es mejor que no utilices este método.

Cómo darle una pastilla a un gato: el truco del dispensador de pastillas

Con un dispensador de pastillas, el método de la administración directa es mucho más seguro. Estos utensilios se pueden comprar en el veterinario.

Son como una jeringa y funcionan de forma muy similar. Primero succionas agua con el dispensador y luego enganchas la pastilla en la punta del utensilio. A continuación, colocas la jeringa con cuidado en la boca del gato de modo que la pastilla quede al fondo.

Al presionar el émbolo, al gato no le queda otra opción que tragarse la pastilla junto con el agua.

Este método requiere mucho tacto y un gato tranquilo que no se revuelva. De lo contrario, hay peligro de que os hagáis daño alguno de los dos.

Truco para camuflar una pastilla entera

Puedes camuflar pastillas enteras poniéndoles un envoltorio delicioso. Hay varias opciones. El requisito es que el recubrimiento sea irresistible para el gato. De lo contrario, no funcionará.

Bocadillo de palito para masticar

A la mayoría de gatos les encantan los palitos. Puedes aprovechar esta debilidad para camuflar las pastillas dentro.

Para el bocadillo necesitarás un palito para gatos y un cuchillo afilado.

Primero, corta el palito en trozos pequeños de unos dos centímetros cada uno. A continuación, corta los trozos longitudinalmente con cuidado hasta el centro.

Mete la pastilla en el hueco y aprieta el bocadillo con los dedos.

Asegúrate de que la pastilla no se salga cuando le des el bocadillo al gato. Con pastillas grandes es más fácil cortarlas por la mitad y hacer dos bocadillos.

Consejo: otra opción es engañar a tu gato con un trocito de salchicha. Corta un agujero en la salchicha y mete la pastilla dentro.

Soluciones para comprar

Si el truco del bocadillo te parece poco práctico, existen productos pensados para esconder las pastillas dentro. Los puedes comprar en el veterinario, por ejemplo.

Hay masas especiales que se pueden moldear con la pastilla dentro y snacks pequeños con un hueco para la pastilla. Así, le puedes dar una pastilla entera disfrazada de golosina.

Importante: Antes de probar con la pastilla, dale un snack para que lo pruebe y ver si le gusta.

Cómo darle una pastilla a un gato: pregunta al veterinario

Independientemente del truco que elijas, explícale al veterinario lo que tienes pensado hacer. No todas las pastillas se pueden partir o triturar. Además, hay snacks que no son compatibles con ciertos medicamentos.

Sobre todo si vas a darle la pastilla directamente, sin camuflarla, pídele que te enseñe el procedimiento antes. Pídeselo también si vas a utilizar un dispensador de pastillas.

Nuestros artículos más útiles
3 min

¿Cuántos años tiene mi gato?

La edad de los perros se suele deducir de forma sencilla: un año de los perros equivale a siete años de los humanos, dependiendo también de la raza y del peso del can. Ahora bien, ¿Cuántos años tiene mi gato? ¿Cuántos años suelen vivir? ¿A partir de qué edad se considera a los felinos «senior»? Descubre aquí todo sobre la edad de los gatos.
4 min

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada. Descubre cuáles son los métodos anticonceptivos para gatos.
7 min

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.