Cómo educar un gatito

Cómo educar un gatito

Aunque durante las primeras semanas de vida los gatitos aprenden mucho de su madre y hermanos, es necesario educarlos. Al fin y al cabo, la mamá gata no educa a sus crías con los estándares de las costumbres humanas. Te contamos todo sobre cómo educar un gatito.

En efecto, es tu tarea hacerle entender a tu pequeño gato que las cortinas, el papel pintado y el sofá no están ahí para afilarse las uñas. En general es de gran ayuda saber cuáles son los motivos de determinados comportamientos de tu gato. Al afilarse las uñas en el papel pintado, en las cortinas, etc. el gato está marcando el territorio a través de las glándulas odoríferas de sus patas. Este no es perceptible para los humanos, pero sí para otros gatos y animales en general. Además, se afila las uñas, las limpia y estira todo el cuerpo.

Afilarse las uñas es un comportamiento natural, y es bueno que lo haga, pero no en tus muebles, sino en un rascador previsto para ello. Esto se lo puedes hacer ver a tu minino con empatía, calma y un poco de paciencia.

Educación para gatitos

Es importante ser consciente de que los gatos son independientes, es decir, que no son animales de manada. Esto significa que su humano no es su macho alfa. Por eso no siempre se ven obligados a seguir las instrucciones de lo que su persona vinculante espera que hagan. Además, la obediencia de cada gato es diferente. En general, la educación de los gatitos funciona bien si tienes en cuenta los siguientes consejos:

  • Un aspecto importante es que debes reaccionar de inmediato al comportamiento de tu felino. Si por ejemplo está sobre la mesa o asoma la nariz por el borde, se afila las uñas en el sofá, la alfombra o la cortina, dile, de manera firme pero suave «no» y levántalo de la mesa, o llévalo a su rascador.
  • Coloca el rascador, o mejor aún, varios, en zonas de fácil acceso. También se recomienda poner los rascadores cerca de los muebles y objetos en los que le gusta afilarse las uñas. Puedes hacer el rascador aún más atractivo si lo rocías con un poco de catnip.

Cómo educar un gatito: reacciona de inmediato

Solo tienes uno o dos segundos para reaccionar al comportamiento indeseado de tu gatito. Es importante cumplir con esto para que el felino asocie tu reacción negativa o positiva a su último acto. Cada actuación inmediata de tu parte junto con el refuerzo positivo hacia todo lo que tu pequeño bigotudo haga bien. En general, esto hará que siga de manera rápida y efectiva las reglas que has establecido.

Deja que pasen tiempo con su madre

Es de gran importancia que los gatitos pasen el mayor tiempo posible con su progenitora. La cercanía de la madre es importante para el bienestar físico y emocional del pequeño felino. El hecho de separar a los mininos demasiado pronto de su madre puede provocar que se vuelvan muy miedosos. Esto a su vez reduce la calidad de vida del gato, y tu posibilidad de educarle. Los pequeños bigotudos están más receptivos cuando se sienten seguros y equilibrados emocionalmente.

Cómo educar un gatito

Educación de los gatitos: el refuerzo positivo

Para la educación de tus gatitos puedes recurrir a diferentes métodos. Algunos expertos aseguran que el empleo de clickers es ideal.  Con las señales de marcador que emite el clicker puedes reforzar de manera positiva el comportamiento de tu felino. De esta manera consigues avanzar en su educación. Lo normal es que educar a cualquier gato con un clicker es posible. También aquí hay diferencias individuales en cuanto a cómo reacciona cada gato al método educativo.

Cómo educar un gatito con clicker

El clicker funciona con la emisión de un sonido marcador. En el entorno del gato no existe este tipo de ruido. Como refuerzo positivo, el clicker señala de inmediato cuando el bigotudo ha hecho algo bien.

Seguido del clicker, tienes apenas uno o dos segundos para recompensar a tu gatito con un poco de pienso.

El entrenamiento con clicker puede emplearse también para enseñarle trucos al minino. Por ejemplo, en grabaciones de cine, donde el gato puede que tenga un papel. Si le has enseñado las bases para una convivencia con el clicker, puedes usarlo para tareas más difíciles. Algunas personas que tienen gatos incluso les enseñan pequeñas acrobacias.

Recompensar con golosinas y mimos

Sin embargo, no todos los expertos en gatos aprecian el uso de este medio, que suena como un petardo. Algunos consideran el clicker como un método para educar muy impersonal. Al fin y al cabo, es importante crear un vínculo y una relación de confianza con tu compañero felino.

Los críticos del clicker opinan que la comida, los elogios y los mimos son más que suficientes para hacer entender al gato cuando ha hecho algo bien. Así, tu pequeño bigotudo se contagiará de tu alegría por su comportamiento positivo.

Cómo educar un gatito con refuerzo positivo

Con refuerzo positivo conseguirás que tu felino haga muchos cambios duraderos en su comportamiento.  Se desaconseja el uso de pistolas de agua. Pues esto rompe la relación de confianza, que es tan importante, con tu minino. Construir un vínculo de confianza es la base para el éxito de la educación de los gatitos.

Cómo educar un gatito

Cuando tu gatito haga algo que te desagrada, lo mejor es que reacciones con un firme y claro «no».  Al mismo tiempo, debes bajar al gato de la mesa, de la zona de trabajo o de donde quiera que esté, y,  con suavidad, ponerle en el suelo, en su cama, en su rascador o similar. De esta manera tu minino entenderá con rapidez.

Los gatitos aprenden a ser limpios rápido

Lo normal es que los gatitos aprendan en poco tiempo a usar el arenero. A pesar de eso, hay que tener en cuenta que durante la fase de aprendizaje puede haber algún percance. En caso de que esto suceda, no te enfades, sino sé paciente. Pon a tu minino en su arenero con suavidad, háblale bien e incluso acaríciale un poco la cabeza. Acto seguido retírate con discreción para que tu bigotudo pueda hacer sus necesidades en privado.

Cómo educar un gatito

Parece ser que, cuando una de las crías está dentro del arenero, esto tiene un efecto acogedor para los hermanos, en cuanto un gatito ve que otro está en el baño, se mete también dentro. No es raro ver a dos gatitos usándolo al mismo tiempo. Pero, más adelante, cada gato debe tener su propio arenero.

No acaricies la misma zona durante mucho tiempo

Por más que los gatos y gatitos adoran que se les mime, puede que sus receptores, al acariciarlos demasiado tiempo en la misma zona, se sobreestimulen. Esto puede provocar que el gato decida que es demasiado y necesite su espacio. Ten esto en cuenta y no lo acaricies demasiado en el mismo lugar.

Nuestros artículos más útiles