Cómo tener cobayas en exterior

Cómo tener cobayas en exterior

Tener cobayas en el exterior no es difícil. Si los animales están acostumbrados al aire exterior desde la primavera, pueden incluso pasar el invierno fuera. El requisito es que cuenten con una casita de protección adecuada. Te explicamos cómo tener cobayas en exterior.

Trucos y consejos sobre cómo tener cobayas en exterior

  • Las cobayas deben vivir en grupos de cuatro como mínimo para calentarse unas a otras en invierno.
  • Al tener cobayas al aire libre, debes comprobar a diario si les falta algo.
  • Las cobayas enfermas o embarazadas deben meterse dentro para protegerlas del frío. No obstante, hay que acostumbrarlas gradualmente al aumento de temperatura.
  • Debes evitar los cambios de temperatura. Por lo tanto, no se deben llevar del parque exterior al interior de casa constantemente. Los cambios de temperatura diarios les provocaría un resfriado o incluso una neumonía.
Cómo tener cobayas en exterior

¿Caseta comprada o hecha en casa?

Como las cobayas no escarban como los conejos, la valla del parque exterior no tiene por qué estar enterrada. La casita para las cobayas puede instalarse tanto dentro como fuera del parque, con un tubo o túnel como conexión.

Para la casa se puede utilizar una conejera. No obstante, si quieres tener un grupo numeroso de cobayas, deberás construirla tú mismo/a. De esta manera, podrás abordar mejor los requisitos de tamaño del grupo concreto. Para un grupo de diez cobayas que vayan a pasar también el invierno fuera, el tamaño recomendado es de 120 x 120 x 120 cm.

Cómo tener cobayas en exterior

Instrucciones de construcción de la caseta exterior

  • Para construir la armadura necesitarás tablas machihembradas.
  • Las paredes deben aislarse entre las tablas interiores y exteriores con poliestireno expandido. También hay que cubrir el suelo con poliestireno expandido y colocar encima una bandeja de plástico. Si no encuentras una del tamaño adecuado, puedes fabricarla colocando un tablero aglomerado con una lámina de plástico pegada sobre la capa de poliestireno.
  • El tejado se debe cubrir con un cartón asfaltado que sobresalga unos 40-50 cm por delante. Además, la inclinación del tejado debe discurrir hacia atrás para que la lluvia se pueda evacuar mejor. Para evitar que se acumule calor en verano, el cartón asfaltado debe colocarse unos 30 cm sobre el tejado en sí. Este colchón de aire aísla la mayor parte del calor. Además, el espacio que se gana puede utilizarse para guardar comederos, por ejemplo.
  • La parte abierta de la caseta debe estar apartada del lado del mal tiempo, si es posible con la puerta hacia el este. Para prevenir el calor del verano, es indispensable que haya una zona de sombra. De lo contrario, la temperatura podría subir a 40 °C rápidamente.
  • La puerta está compuesta por dos marquitos de madera. En un marco se clava alambre para fijar el segundo marco. De este modo, el alambre está protegido entre los dos marcos y las cobayas no pueden hacerse daño con él. Para el invierno, es recomendable colocar un soporte delante del alambre al que se pueda fijar una lámina de plexiglás.
  • La abertura de la conejera, por la que las cobayas salen al exterior, puede cubrirse con un paño delgado en las noches frías. Así, los animales pueden seguir saliendo al exterior, pero el frío más intenso se queda fuera.
  • La caseta debe tener una altura de dos metros. De este modo, podrás ponerte de pie y no tendrás que agacharte para ponerles la comida y limpiar. Puede ser más baja si la casita está fuera del parque y no hay que pasar por este continuamente.
  • El parque debe estar cubierto con una red hasta arriba para que los gatos o las aves rapaces no pongan en peligro a las cobayas.
kilos gratis

Cómo tener cobayas en exterior: el problema de la humedad

El mayor problema de tener cobayas al aire libre en invierno no es el frío, sino la humedad. Por la noche, el agua condensada se acumula en las paredes de la caseta y va bajando.

Como no hay la posibilidad de calentar estas casetas, hay que ventilarlas y no aislar completamente todos los lados. De lo contrario, un exceso de humedad favorecería los resfriados y enfermedades. El frío en sí no afecta apenas a las cobayas.

Con una capa gruesa de paja o heno, pueden acurrucarse y pasar bien el invierno. Además, las cobayas se calientan unas a otras acurrucándose.

Nuestros artículos más útiles
2 min

Lo esencial para un roedor o hurón

¡Cuando un un nuevo miembro de la familia llega a casa la alegría es enorme! Si quieres que tu nuevo amigo tenga todo lo necesario en su nuevo hogar, debes preparar algunas cosas esenciales antes de su llegada.
3 min

Parques para roedores

Los humanos no son los únicos a los que les apetece salir en verano. A los conejos, las cobayas y compañía también se les debe permitir jugar al aire libre. Esto es lo que debes tener en cuenta a la hora de hacer un parque para roedores y que estos también puedan disfrutar del aire libre: