Embarazo en perros This article is verified by a vet

Embarazo en perros

Para asegurarse al cien por cien de que una perra está embarazada, hay que llevarla al veterinario.

Ya sea planificado o accidental, el embarazo en perros es un momento emocionante para personas y animales. Pero ¿cómo sé si mi perra está embarazada? ¿Qué hay que tener en cuenta durante este periodo? En este artículo te explicamos lo más importante sobre la gestación de un perro.

¿Cuánto dura la gestación en perros?

Desde el momento del apareamiento (si se conoce), pasan unos 63 días hasta que nacen los cachorros. Sin embargo, un embarazo en perros normal también puede durar entre 57 y 72 días.

¿Desde cuándo se puede quedar embarazada mi perra?

Al inicio del celo, la perra se muestra más bien reticente hacia sus pretendientes. Cuanto más se acercan las ovulaciones (las perras siempre tienen varias), más interesada se muestra. En este momento, se encuentra en el ciclo estral y puede aparearse.

El veterinario puede ayudarte a elegir el mejor momento para el apareamiento con un macho. Para ello, le hará chequeos ginecológicos regulares y determinará la concentración de progesterona en sangre. Cuando el nivel de progesterona alcanza cierto umbral, es el momento de que la perra se aparee.

¿Cómo sé si mi perra está embarazada?

Si el apareamiento ha funcionado y la perra está embarazada, no lo notarás hasta pasadas al menos tres semanas. En este momento, el veterinario puede hacer un análisis de sangre. Si encuentra la hormona relaxina en la sangre, el embarazo en perros queda confirmado. Sin embargo, un test negativo el día 21 no significa necesariamente que la perra no esté preñada. En este caso, el veterinario repetirá el análisis una semana después. Si el test sigue siendo negativo, pero la perra muestra síntomas de embarazo, podría tratarse de un embarazo psicológico.

Una ecografía del útero ofrece más información al respecto. Sin embargo, los cachorros y sus latidos no se detectan de forma fiable hasta alrededor de las cuatro semanas. En este momento, también se puede determinar el número de cachorros, al menos aproximadamente.

No obstante, este número se debe ver como valor orientativo, sobre todo con camadas grandes. Esto es así porque, cuantos más cachorros lleve la perra, menos clara se verá su posición en el vientre.

Pasadas unas tres o cuatro semanas, el veterinario ya podrá palpar los cachorros en el vientre de la madre. En la octava semana incluso se pueden oír sus corazoncitos desde fuera con un estetoscopio.

Otros datos sobre el embarazo en perros

Cuanto más avanzada esté la gestación de un perro, más fácil le resultará al cuidador saber si va a tener cachorros. Uno de los primeros signos visibles del embarazo en perros es la hinchazón y el oscurecimiento de las ubres. Esto sucede, más o menos, a partir de la quinta semana. En la sexta o séptima semana se va engrosando el vientre y la perra orina más a menudo.

Embarazo en perros
La perra no se deja montar por el macho antes de la ovulación.

La alimentación durante la gestación en perros

Una buena alimentación influye en gran medida en la salud de los cachorros no natos. Hasta la quinta semana, la perra tiene suficiente con la comida habitual. Lógicamente, esta debe ser equilibrada y de buena calidad, como para todos los perros. La composición de nutrientes debe estar ajustada a las necesidades individuales del animal. Estas necesidades varían en función de la raza, el tamaño, la edad, el peso y la actividad.

A partir de la sexta semana del embarazo en perros, la demanda energética aumenta considerablemente. Hasta el parto, se debe aumentar el aporte energético un quince por ciento por semana. Además, el contenido proteico debe ser alto.

Nunca se debe intentar compensar el aumento de la demanda energética con una mayor cantidad de comida. La adiposidad tendría consecuencias negativas en la salud de la madre y los cachorros.

De todos modos, la mayoría de perras ya no pueden ingerir tanta comida. Al fin y al cabo, el volumen del estómago está cada vez más reducido por el crecimiento de los cachorros. Elige un alimento fácil de digerir con una alta densidad calórica en relación con la cantidad (p. ej., comida para cachorros).

Divide la ración diaria en tres o cuatro comidas pequeñas. Esto le resultará más digerible a la futura mamá que una sola comida grande.

¿Cada cuánto tengo que llevarla al veterinario?

Los mejores preparativos para el parto incluyen, además de una alimentación adaptada y los preparativos en casa, las visitas regulares al veterinario. Aparte de las vacunas obligatorias contra las enfermedades caninas más importantes, puede ser recomendable una vacuna contra el herpesvirus canino. Esta es aconsejable en lugares en los que convivan muchos perros porque este virus provoca la muerte de los cachorros. Además, la perra embarazada se debe desparasitar los días 40 y 55 del embarazo.

A partir del día 50 se puede hacer una radiografía para conocer el número de cachorros (+/-1). Sus esqueletos se pueden visualizar bien en la radiografía. Si ya conoces el número exacto de cachorros, sabrás a buen seguro cuándo acaba el parto.

Además, con estas radiografías podrás prepararte mejor para posibles complicaciones durante el parto. Estas se producen principalmente en casos de pocos cachorros grandes.


Franziska Pantelic, veterinaria
Profilbild von Tierärztin Franziska Pantelic

Llevo varios años colaborando con el Magazin zooplus con mis amplios conocimientos. Ya en 2009 me convertí en veterinaria titulada y actualmente tengo una consulta móvil de pequeños animales en el área metropolitana de Múnich.


Nuestros artículos más útiles
5 min

Tos en perros

La tos en perros, al igual que en los humanos, no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de afecciones del aparato respiratorio u otros órganos. La tos puede ser también un reflejo para proteger al cuerpo de diferentes elementos, como cuerpos extraños o sustancias irritantes. A menudo la tos puede confundirse con vómitos o regurgitación, estornudos inversos, asfixia o jadeos intensos. Podemos diferenciar entre tos irritativa sin expulsión (tos no productiva) y tos húmeda con expulsión (tos productiva). Ambos tipos de tos pueden ser crónicos o agudos.
11 min

Castrar a un perro

Hace mucho tiempo que la castración es una intervención rutinaria en las clínicas veterinarias. Pero ¿castrar a un perro siempre es una buena idea? ¿Qué diferencia hay entre la castración y la esterilización? ¿Cuánto cuesta el procedimiento? Te contamos todo lo que necesitas saber y los pros y contras de castrar a un perro.
11 min

Vacunas para perros

Sin lugar a duda, las vacunas para perros protegen a tu peludo de enfermedades infecciosas graves. ¿Qué vacunas para perros son obligatorias? ¿Cuándo se realiza la primera vacuna en los cachorros y cada cuánto hay que actualizar la inmunización para protegerles de por vida?