Pienso prensado en frío para perros

Pienso prensado en frío para perros

«Prensado en frío» es un término que a todos nos suena por el aceite de oliva. Pero ¿te has preguntado alguna vez qué hay detrás del término «pienso prensado en frío para perros»? Te explicamos la diferencia con el pienso convencional y te damos consejos para encontrar la comida para perros adecuada.

La comida para perros convencional: el pienso extrusionado

Es cierto que «prensado en frío» no indica la composición sino el proceso de fabricación. Observemos el pienso para perros extrusionado, que es el más utilizado: al igual que sucede con el prensado en frío, primero se seca la materia prima (carne, patatas, etc.) y  a continuación se muele. En la extrusión la pulpa de los alimentos se presiona a través de pequeñas boquillas. Esta mezcla se calienta con vapor de agua a unos 120 grados. A continuación, los fabricantes rocían las croquetas con grasas, vitaminas y conservantes. Por cierto: a pesar de que el pienso extrusionado sea el más conocido en la actualidad, el primer pienso para perros comercial no era extrusionado sino horneado.

Preparación cuidadosa: pienso prensado en frío para perros

Para las croquetas prensadas en frío, el fabricante mezcla los ingredientes molidos y los pasa por una prensa. Esta convierte la papilla en trozos adecuados para perros. Un rodillo presiona la masa de comida con fuerza a través de agujeros con el diámetro de los gránulos deseados. Incluso en los procesos de prensado en frío, la presión hace que el alimento se caliente. Sin embargo, las temperaturas se limitan a 45-80 grados y no se utiliza vapor. La diferencia en el proceso se aprecia a primera vista: las bolitas se parecen más a los ingredientes originales. Las personas que quieren alimentar a su perro de forma natural recurren más a menudo al pienso prensado en frío. Como las croquetas contienen menos grasa, necesitan tener un tamaño mínimo para evitar que se deshagan.

Pienso prensado en frío para perros

Ventajas e inconvenientes de la comida para perros prensada en frío

Con frecuencia las opiniones difieren en cuanto a las cuestiones relacionadas con la comida. Lo mismo sucede con los diferentes procesos de fabricación del pienso para perros. El pienso extrusionado acaba con todos los gérmenes y debería, según sus defensores, ser más fácil de digerir. Esto se debe a que los ingredientes se descomponen aún más.

Los defensores del prensado en frío argumentan que es más nutritivo. Esto se debe a que, debido al procesamiento más suave, el perro es capaz de absorber mejor las sustancias vegetales secundarias de las hierbas y bayas. Por lo tanto, se beneficia más de los antioxidantes que contiene, los cuales pueden contrarrestar el proceso de envejecimiento y prevenir el daño celular. Como la densidad del prensado de los ingredientes es menor, el alimento crudo se conserva mejor. Esto que también se aprecia en el sabor.

Los fanáticos del prensado en frío afirman que el sabor de los ingredientes naturales se mantiene muy bien así. Esto no lo podemos comprobar, pero el proceso del prensado en frío es más suave con las materias primas debido a las temperaturas más bajas y, por lo tanto, la producción suele ser más barata. A pesar de que los fabricantes utilizan procesos de refrigeración para preservar los gránulos prensados en frío, el promedio de vida útil puede ser inferior al del pienso extrusionado convencional.

Resultado

Ambos procesos de fabricación tienen ventajas e inconvenientes. Sin embargo, la contaminación de gérmenes es más bien un peligro teórico. Si a tu cuadrúpedo le gusta el pienso prensado en frío y lo digiere bien, no hay inconvenientes en que lo alimentes con él. El prensado en frío es útil, sobre todo, cuando la comida contiene aceites de alta calidad prensados en frío, así como verduras, hierbas o frutas que se benefician de una producción que conserva las vitaminas. Dado que el proceso de fabricación no es decisivo, los cuidadores de perros pueden concentrarse en lo más importante: una comida con mucha carne.

Comida para perros prensada en frío: una opción

Los fabricantes que ofrecen pienso prensado en frío le dan mucha importancia a la alimentación natural. No obstante, el prensado en frío es solo uno de muchos aspectos para tener en cuenta en la elección del alimento adecuado para tu cuadrúpedo. Te presentamos tres piensos para perros prensados en frío. Lo que todos tienen en común es un alto contenido de carne, el uso de aceites prensados en frío y unos extras saludables como hierbas, frutas o algas que completan las respectivas bolitas. ¿Qué es lo que más le gusta a tu perro?

  • El pienso Lukullus es una comida natural con frutas y aceites de alta calidad que se benefician del suave procedimiento del prensado en frío. El pienso para perros de todas las razas y tamaños está disponible en variedades exclusivas como «pollo y salmón del Mar del Norte» o «vacuno charolés y trucha». Gracias al alto contenido de carne le proporciona muchas proteínas de buena calidad a tu perro.
Pienso prensado en frío para perros
Pienso prensado en frío para perros
  • Markus Mühle es uno de los clásicos entre el pienso prensado en frío para perros. La empresa familiar alemana tiene la pretensión de producir un alimento lo más natural posible y, por lo tanto, ha confiado exclusivamente en el proceso de prensado en frío durante más de 50 años. Además del conocido pienso natural Markus Mühle en dos tamaños de croquetas diferentes, existen otras variedades como «black angus» y «ciervo y pato».
  • El pienso para perros Lupo, del mismo fabricante, solo está disponible prensado en frío. Además de una variante para todos los perros, ofrecen un pienso para perros con intolerancias alimentarias. Al igual que en el caso de Markus Mühle, no se trata solo de la nutrición orientada a la naturaleza, sino también de la protección de los animales. La carne de pollo del alimento procede de granjas suizas con una cría de animales apropiada para cada especie.
Pienso prensado en frío para perros
Nuestros artículos más útiles
Cuando piensas en alguna raza de perro alemana seguro que la primera que te viene a la mente es el pastor alemán. Esto seguro que se debe no solo a su tamaño y a su llamativa presencia, sino también a que nos lo encontramos a diario desempeñando sus funciones como perro de trabajo o compañía. Antes de contarte todo sobre la alimentación para pastores alemanes te revelamos algunos datos importantes sobre esta raza: A finales del siglo XIX se fundó la asociación de perros pastores alemanes, la cual, desde entonces, fija el estándar de cría de esta raza. El pastor alemán es el resultado de la cría de los perros pastores del centro y del sur de Alemania: se intentaba conseguir un perro de trabajo con un alto rendimiento.