¿Los perros pueden comer calabaza?

¿Los perros pueden comer calabaza?

El otoño es temporada de calabazas, pero ¿los perros pueden comer calabaza? ¡Claro que sí! Te desvelamos todo lo que hay que saber y cómo disfrutar de la temporada de calabazas con tu perro sin preocuparte y con un montón de vitaminas.

Llega el otoño y, con él, por fin la cosecha de la calabaza. La colorida calabaza es hoy día más popular que nunca, en forma de sopa, crema, risotto o al horno. Y es que no solo es bonita y está deliciosa, sino que es muy saludable. Pero ¿también los perros pueden comer calabaza?

¿La calabaza es buena para los perros?

Sí, la calabaza para perros también es muy sana. Las calabazas potimarrón, moscada y otras variedades son auténticas bombas vitamínicas de las que tu perro también se puede beneficiar. Esta verdura invernal es rica en fibras alimentarias y contiene vitaminas esenciales, como la A, la C y la E, así como los minerales magnesio, potasio, hierro y zinc. Igual de variado es su efecto en la salud de nuestros perros. Estos son algunos de los beneficios de la calabaza para perros:

  • Estimula la digestión y el metabolismo.
  • Previene el estreñimiento.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Expulsa toxinas del cuerpo.
  • Protege de las infecciones del aparato urinario.
  • Ayuda a los machos con las enfermedades de la próstata.
  • Mejora la regulación de la insulina.
  • Ayuda a perder peso.

Lo mismo pasa con las pipas y el aceite de semillas de calabaza, cuyo efecto antiinflamatorio y coadyuvante en las enfermedades de las vías urinarias y la próstata, así como en los tratamientos vermífugos se ha confirmado en estudios científicos sobre animales.

¿Qué calabazas son buenas para los perros?

Las calabazas comestibles, como la potimarrón, la butternut, la patisson, la moscada y la espagueti, no solo son un placer para nosotros, sino también para los perros. Pueden comérselas en puré, asadas, al vapor o al horno.

Importante: Cómpralas solo en el supermercado o en tiendas bío. Las calabazas del supermercado no tienen sustancias amargas peligrosas (cucurbitacinas) y son inocuas para los perros. En el cultivo profesional de cucurbitáceas, a las que también pertenecen el calabacín y el pepino, estas sustancias se desechan.

¿Los perros pueden comer calabaza?
No todas las variedades de calabaza son adecuadas para que las coman los perros.

¿La calabaza es tóxica para los perros?

A pesar de todo esto, los perros no deben comer cualquier calabaza. Ten cuidado con las calabazas cultivadas en un huerto propio y las variedades silvestres que crecen en el campo. Estas pueden contener sustancias amargas peligrosas, que son tóxicas para las personas y los animales.

Por eso, nunca le des a tu perro estas calabazas silvestres o cultivadas personalmente. Las cucurbitacinas pueden provocarle intoxicaciones graves e incluso mortales.

Recuerda que ni siquiera hirviendo la calabaza se pueden matar estas sustancias amargas.

Cuidado con las calabazas decorativas

Las calabazas decorativas, tan populares como decoración otoñal, están totalmente prohibidas para los perros. No son aptas para el consumo y son altamente tóxicas para los perros, por lo que no deben comerlas.

Si no quieres renunciar a la decoración, ponlas fuera del alcance de tu peludo. De lo contrario, a un cachorro juguetón o un perro curioso podría ocurrírseles probar esta verdura decorativa tan colorida. Si te das cuenta de que tu perro se ha comido una calabaza decorativa, llévalo inmediatamente al veterinario.

Síntomas de una intoxicación por calabaza en perros

La ingesta de sustancias amargas tóxicas, presentes en las calabazas silvestres y decorativas, se manifiesta en los perros, al igual que en las personas, principalmente con síntomas gastrointestinales. Estos son:

Otros indicios de intoxicación por calabaza pueden ser temblores extremos o calambres. Además, puede tener como consecuencia un choque anafiláctico o incluso la muerte del animal.

Si el perro muestra alguno de estos síntomas después de haber ingerido una calabaza, llévalo lo antes posible al veterinario o informa al servicio de rescate de animales.

Lo primero que puedes hacer en casa como medida de primeros auxilios es darle pastillas de carbón vegetal. El carbón activo, imprescindible en tu botiquín de primeros auxilios, evita que las sustancias tóxicas lleguen a la sangre.

En caso de duda, pruébala

Para asegurarte de que la calabaza es apta para tu perro y no contiene sustancias amargas tóxicas, prueba un trocito antes de dársela. Haz lo mismo con el calabacín y el pepino, que también son cucurbitáceas.

A diferencia de los perros, las personas tenemos unos 9000 receptores gustativos, por lo que percibimos antes las sustancias amargas. Si bien los perros también las detectan, por desgracia suelen hacerlo demasiado tarde. Como son zampabollos, la mayoría se tragan la calabaza amarga antes de que los botones gustativos disparen la alarma.

Conclusión: los perros pueden comer calabaza del supermercado y tiendas bío

La buena noticia es que, si compras calabazas en el supermercado, no tienes que preocuparte por las sustancias tóxicas. Como decíamos antes, una rápida prueba gustativa te dará la respuesta definitiva.

Las variedades de cultivo profesional, como la potimarrón, la moscada y otras, son sabrosísimas y refuerzan la salud del peludo. La calabaza también es apta y un complemento saludable para perros con sobrepeso, alergias o intolerancias alimentarias.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Alimentos prohibidos para perros

No todos los alimentos que las personas podemos comer sin problemas son buenos para nuestros perros. A veces, solo una cantidad pequeña ya es tóxica, mientras que con otros depende de cuánto tiempo los coman o cómo se cocinen. Sigue leyendo para saber cuáles son los alimentos prohibidos para perros y aquellos que son inocuos.
6 min

Comida para perros con problemas articulares

A los perros les encanta moverse, ya sea dando un paseo o practicando deporte. Pero ¿qué pasa cuando el ejercicio les provoca dolor? Las enfermedades articulares son una de las dolencias más comunes en los canes. Para conocer más sobre cómo prevenir Los problemas articulares en perro o cómo mejorarlas con ayuda de la alimentación, solo tienes que seguir leyendo.