03 Enero 2019 - Actualizado 22 Febrero 2019

Tener dos perros en casa

dos perros en casa

A diferencia de los conejos o de los loros, los perros no tienen por qué tener necesariamente un compañero de su misma especie, pues tú ya eres su principal apoyo. No obstante, es cierto que muchos adoran convivir con otro perro o incluso con varios. La ventaja de tener más de un can en la familia es evidente: tu peludo siempre tendrá a alguien con quien jugar. Si están bien educados, pasear dos perros no supone un problema ni tampoco su alimentación ni sus cuidados. Sigue leyendo para saber los pros y los contras de tener dos perros y la mejor manera de crear una buena relación entre ellos.

Riesgos de tener dos perros

Introducir un nuevo perro en casa puede tener algunas consecuencias, por ejemplo, si hubiese algún problema de apego, este podría intensificarse, pues una vez que los perros han establecido su manada, se crea un vínculo muy fuerte entre ellos. Los perros aprenden los unos de los otros, y no solo en el buen sentido. Si tienes un perro no del todo educado y esperas que, gracias al segundo, se acaben las conductas desobedientes y el adiestramiento resulte más fácil, debes saber que es poco probable. Todo lo contrario, los malos comportamientos pueden duplicarse. Solo deberías plantearte la llegada de otro perro, si el primero tiene un comportamiento ejemplar y está bien socializado.

Tener dos perros puede cambiar las cosas no solo en lo que respecta al adiestramiento; ¿la persona que se hace cargo de ellos mientras estás fuera puede ocuparse de un animal más?, ¿puedes llevar varios perros contigo de viaje?, ¿tienes espacio suficiente para llevarlos en tu coche? Y no olvides otro aspecto importante: tener otro perro implica un mayor gasto en alimentación, en impuestos y en visitas al veterinario.

¿Cómo elegir el mejor compañero para un perro?

Como ocurre con las personas, el mejor compañero para un perro es aquel con el que surge la química. Sin embargo, una elección inteligente aumenta las probabilidades de conseguir el equipo perfecto. Piensa que el nuevo cachorro seguirá los pasos del primero, es decir, si este, por ejemplo, es un perro miedoso puede transmitírselo al nuevo miembro de la familia. Sin embargo, en ocasiones, puede ser el primero quien aprenda del recién llegado; si se da el caso de que es un perro sociable y con confianza en sí mismo que aporta la seguridad que falta. Lo fundamental es que ambos canes tengan un carácter similar para que interactúen de la mejor manera posible. Si compras un nuevo cachorro, déjate aconsejar por el criador, él sabrá qué raza y carácter son más compatibles con tu perro. Los cachorros que llegan a una familia con perro son, por lo general, más dóciles; si tienes dudas sobre cuál escoger, no te decantes por el más alborotador de la camada.

Si estás buscando un segundo perro, el género puede ser un factor determinante. Si prefieres un macho y una hembra, tienes que tener en cuenta que dos veces al año, durante el celo, deberás mantenerlos separados durante unos días; otra opción es esterilizar a uno de ellos. En este sentido, es más sencillo que los dos sean del mismo sexo, aunque no hay que olvidar que con frecuencia los machos y las hembras se llevan mejor.

Además, un macho joven que llega a una casa en la que hay una hembra mayor, suele aceptar mejor la jerarquía, que queda clara desde el principio.

¿Cómo introducir un nuevo perro en la familia?

No todos los perros reciben de buen grado a un nuevo compañero, muchos lo ven como un invasor de su territorio y parecen querer que se esfume cuanto antes. Sin embargo, tu viejo amigo debe seguir siendo el centro de atención: salúdale en primer lugar a él, pon la comida primero en su comedero y ofrécele antes los juguetes y el espacio de descanso. Así, no se sentirá amenazado. Si vas a tener invitados, avísales de que saluden primero al perro mayor antes que al cachorro recién llegado, por muchas ganas que tengan de conocerlo. Tú, ante todo, debes aceptar la jerarquía establecida, pues mostrar preferencia por el nuevo miembro puede acarrear conflictos.

Adiestramiento

El adiestramiento, cuando se tienen varios perros, requiere mucho tiempo, empezando por los paseos. En ningún caso empieces saliendo a la calle con los dos. Debes pasear regularmente con tu nuevo cachorro solo, para que adquiera las nociones básicas de obediencia y para crear vuestro vínculo desde cero. Solo cuando hayáis conseguido avances, puedes salir con los dos. Durante las sesiones de adiestramiento, no debes dejar de lado a tu compañero de siempre, así que, al principio, el tiempo que dedicas al entrenamiento puede duplicarse.

Si tienes varios perros, no hay problema en que utilices las mismas indicaciones de «sit», «quieto» y demás para todos. Sin embargo, empieza practicando estos ejercicios con un perro cada vez, hasta que lo tengan bien interiorizado y hayáis establecido una buena conexión y comunicación mediante el contacto visual y la llamada por el nombre. Al final, podrás hacer los ejercicios con dos perros al mismo tiempo o incluso con tres.

Artículos más leídos

La llegada de un cachorro: consejos y equipamiento

¿Has decidido dar la bienvenida a una nueva mascota? ¡Enhorabuena! Antes de su llegada a casa debes tenerlo ya todo preparado para propiciar un comienzo agradable. Además de contar con las correspondientes nociones sobre el adiestramiento canino y su manutención adecuada, también es necesario conocer el equipamiento básico para la convivencia con perros. En particular, los primerizos en el mundo de los canes pueden aprovechar la espera de la llegada de los cachorros para informarse sobre todo lo que necesitan para garantizar su completo bienestar en el futuro hogar. Consigue los accesorios básicos con antelación para estar perfectamente equipado para la etapa tan emocionante que os espera. A continuación, te proponemos una serie de consejos sobre el equipamiento para tu cachorro.

Tener dos perros en casa

A diferencia de los conejos o de los loros, los perros no tienen por qué tener necesariamente un compañero de su misma especie, pues tú ya eres su principal apoyo. No obstante, es cierto que muchos adoran convivir con otro perro o incluso con varios. La ventaja de tener más de un can en la familia es evidente: tu peludo siempre tendrá a alguien con quien jugar. Si están bien educados, pasear dos perros no supone un problema ni tampoco su alimentación ni sus cuidados. Sigue leyendo para saber los pros y los contras de tener dos perros y la mejor manera de crear una buena relación entre ellos.

¿Cómo saber si mi perro es feliz? 10 signos de felicidad canina

¿Cómo puedo estar seguro de que mi perro está satisfecho? ¿Lo estoy haciendo bien y le estoy dando una vida que le haga completamente feliz? Todos nos hemos planteado estas preguntas alguna vez. La probabilidad de que tu peludo sea feliz es bastante alta, si disfruta de su tiempo. Puedes conseguir esto haciendo actividades con él como jugar o practicar deporte. Además —y esto no nos cansaremos de recordarlo—, es importante que le des comida de calidad, para que tenga una buena salud física y mental, que le hará estar de buen humor. Hoy se sabe también que la felicidad de los perros está muy ligada a sus hormonas.