¿Cómo saber si mi perro es feliz? 10 signos de felicidad canina

Perro es feliz

Perro es feliz

¿Cómo puedo estar seguro de que mi perro es feliz? ¿Lo estoy haciendo bien y le estoy dando una vida con la que esté satisfecha? Todos nos hemos planteado estas preguntas alguna vez.

La probabilidad de que tu peludo sea feliz es bastante alta, si disfruta de su tiempo. Puedes conseguir esto haciendo actividades con él como jugar o practicar deporte. Además —y esto no nos cansaremos de recordarlo—, es importante que le des comida de calidad, para que tenga una buena salud física y mental, que le hará estar de buen humor. Hoy se sabe también que la felicidad de los perros está muy ligada a sus hormonas.

Puesto que los perros descienden de los lobos, tienen una comunicación similar. El perro se manifiesta mediante el lenguaje corporal y los sonidos. Todos los canes —ya tengan el morro chato o alargado, la cola corta o larga— se expresan de la misma manera. No obstante, hay que tener en cuenta que algunas razas, debido a las alteraciones que sufren de su imagen, como por ejemplo el corte de la cola, no consiguen que otros perros les entiendan correctamente.

Sin embargo, hay algunos gestos que los perros han adoptado de los humanos, no de los lobos, como la sonrisa. Entre los lobos, mostrar los dientes es señal de agresión. Los perros se han acabado adaptándose a las personas, hasta el punto de que a veces enseñan los dientes a modo de saludo.

A continuación, te contamos algunos signos por los que reconocerás si tu perro se siente feliz contigo y con su vida.

Mueve la cola

Cuando tu peludo se alegra, mueve la cola de un lado a otro recorriendo un ángulo de unos 120º. En los perros de cola corta o enroscada o a los que se les ha cortado, la clave está en el inicio de la cola. Muchas veces, los canes de cola corta no solo mueven la cola, sino también toda la parte trasera del lomo.

Tiene las pupilas dilatadas

Las pupilas dilatadas indican que en ese momento el perro está contento por alguna razón, al igual que sucede con las personas cuando ven algo que les gusta. Pero está claro que hay que fijarse en los ojos en su conjunto, si estos brillan con alegría, no cabe duda: tu perro es feliz.

Intenta llamar tu atención moviendo la cola

Por lo general, caminar con paso ligero, tener la cola relajada y las orejas erguidas en posición normal son detalles que muestran que los perros son felices. A veces, estos exteriorizan su alegría correteando alrededor de los humanos a los que más quieren, normalmente moviendo la cola.

Es juguetón

Los comportamientos juguetones como las carreras en círculo, los ladridos breves o los juegos dejan ver que un perro se lo está pasando en grande.

Te incita a jugar

Podrás ver que tu mejor amigo está bien, si pide jugar. Los perros hacen esto, por ejemplo, cuando dan saltitos con las patas delanteras hacia arriba. Deja que te contagie su alegría y juega con él, ¡así os divertiréis los dos! Pero recuerda que las invitaciones al juego deben surgir sobre todo de ti, tú eres el guía.

Centra su atención en ti y en las tareas

Si cuidas de que tu perro esté ocupado de una forma apropiada para su especie, para que pueda desarrollar todo su potencial, entonces, lo notarás en su atención hacia ti y hacia la tarea: estará feliz por jugar y por estar contigo. Se trata de una alegría relacionada con la situación que está viviendo.

Adora las caricias

Una señal de que un perro está contento es que se acerca a las personas con las que convive buscando mimos.

Busca la cercanía

Si tu perro procura estar cerca de ti, suele ir a tu encuentro y le gusta tumbarse a descansar en donde tú estás, es evidente que se siente feliz a tu lado. Reposar o dormir cerca de ti es una prueba clara de que está a gusto contigo.

Te da la pata

Este gesto puede representar cierta exigencia; cuando un perro da la pata, puede ser su manera de pedir algo o de intentar calmarte, pero suele ser un indicativo de que se alegra de estar contigo.

Reacciona cuando llegas a casa

Por último, pero no menos importante: cuando entras por la puerta, tu perro muestra claramente que se alegra de volver a verte. Los perros pueden tener ese sentimiento de «¡por fin!» aunque solo hayas estado fuera veinte minutos. A veces, se ponen tan contentos que parece que no te hubieran visto en años. No te sorprendas por esto: es una señal inequívoca de que lo estás haciendo bien.

Si tu perro está feliz, tú lo estarás también; hay pocas cosas tan contagiosas como la alegría de un perro que se siente querido.

Descubre cientos de formas de hacer aún más feliz a tu mejor amigo: alimentándole con pienso y comida húmeda de calidad, cuidando su higiene, dando largos paseos con él, proporcionándole una caseta cómoda para descansar o premiándole con deliciosos snacks para perros, ¡encuentra todo en zooplus!

Nuestros artículos más útiles
A diferencia de los conejos o de los loros, los perros no tienen por qué tener necesariamente un compañero de su misma especie, pues tú ya eres su principal apoyo. No obstante, es cierto que muchos adoran convivir con otro perro o incluso con varios. La ventaja de tener más de un can en la familia es evidente: tu peludo siempre tendrá a alguien con quien jugar. Si están bien educados, pasear dos perros no supone un problema ni tampoco su alimentación ni sus cuidados. Sigue leyendo para saber los pros y los contras de tener dos perros y la mejor manera de crear una buena relación entre ellos.