Adoptar un perro durante la cuarentena del coronavirus

Adoptar un perro durante la cuarentena del coronavirus

Actualmente, la vida de muchas personas está restringida: la pandemia del coronavirus viene acompañada de confinamiento o, incluso, cuarentena. Con el aislamiento, más de un amante de los animales se plantea adquirir un compañero canino. Si no es ahora ¿cuándo? De momento, muchos tienen tiempo de sobra para pasarlo junto al can. Te explicamos por qué adoptar un perro durante la cuarentena del coronavirus no es una buena idea.

El confinamiento por el coronavirus y sus consecuencias

Sin vacaciones, sin visitas y sin compañeros de trabajo en la oficina: muchas personas sufren con las limitaciones que trae la epidemia del coronavirus. Sobre todo, aquellas que viven solas desearían tener un compañero canino. Al entrar en las redes sociales da la sensación de que el confinamiento es más fácil cuando tienes un perro. Y no solo eso, las personas con perro siempre tienen un buen motivo para salir. Muchos padres creen que un peludo será un buen entretenimiento para sus hijos. No obstante, no es extraño que los perros adquiridos de forma espontánea acaben en una protectora de animales. Un can da muchas alegrías, pero también implica tiempo, dinero y, a veces, nervios, y esto durante muchos años. Por eso, el tiempo extra durante el aislamiento no debe ser nunca el motivo decisivo para adoptar un perro.

Preguntas para los futuros cuidadores de perros

¿Quieres darle un nuevo hogar a un perro? Si aún no lo has hecho, deberías responder primero a las siguientes preguntas:

  • ¿Seguiré teniendo tiempo y ganas para dedicarle entre dos y tres horas diarias al can cuando ya no haya restricciones por el coronavirus?
  • ¿Puedo llevarme al peludo al trabajo? Un cuadrúpedo no debería pasar más de cuatro horas seguidas solo.
  • Además del equipamiento básico y del precio del can ¿puedo asumir los gastos mensuales que supone tener un perro?
  • ¿Tengo suficiente dinero ahorrado para pagar una operación o un tratamiento veterinario extensivo en caso de emergencia?
  • ¿Quién se encarga de cuidar y entretener al cuadrúpedo durante las vacaciones o cuando estoy enfermo?
  • ¿Soy alérgico a los pelos de perro? Para estar seguro es necesario hacerse una prueba con el médico o dermatólogo, mejor después de la pandemia del coronavirus.
  • Pelos de perro en el sofá, educación extensa, etc. ¿Estoy seguro de poder realizar grandes cambios en mi día a día?

Cómo adoptar un perro durante la cuarentena del coronavirus

Si después de pensarlo con calma, estás seguro de querer tener un perro, es posible hacerlo durante la pandemia del coronavirus. De hecho, ahora muchos amantes de los animales tienen suficiente tiempo para ocuparse de la adaptación del cuadrúpedo. Pero ten en cuenta que después de la pandemia, la rutina diaria puede dar un giro de 180 grados, lo que puede tener consecuencias negativas para el can. Pasar mucho tiempo solo, sin estar acostumbrado a ello, puede ser un problema para el perro. Es importante que tengas suficiente tiempo para tu peludo, incluso después del aislamiento.

En la actualidad, adoptar un animal puede ser más difícil o tardar mucho más tiempo. No seas impaciente y espera a tener un can de una fuente fiable en lugar de comprar un perro sin pensarlo dos veces. Aprovecha el tiempo de espera para adquirir el equipamiento básico y para leer sobre lo que supone una vida con un perro.

Protectoras de animales durante la epidemia del coronavirus

Adoptar un perro durante la cuarentena del coronavirus de una protectora de animales no es posible en todas las comunidades. Algunas protectoras de animales han detenido completamente la mediación. No solo para protegerse contra la propagación del virus, sino también para evitar la adquisición de animales por razones equivocadas. Otras protectoras permiten a los individuos visitarlos después de una entrevista por teléfono o videollamada. Sin embargo, como a nivel internacional (e incluso nacional) las regulaciones no son iguales, lo mejor es investigarlo tú mismo: visita la página web de la protectora de animales de tu zona.

Adoptar un perro del extranjero

Sobre todo, las organizaciones internacionales para el bienestar animal están sufriendo los efectos de esta pandemia. Al igual que las protectoras, carecen de numerosas donaciones y comisiones. Además, debido a las restricciones actuales, el transporte de perros es casi imposible. No obstante, algunas organizaciones internacionales que ayudan a encontrar un nuevo hogar a los perros de Grecia, Bulgaria o Rumania, permiten adoptar en actualidad. Esto puede salvar vidas, pues en algunos países se sacrifica a los perros atrapados después de un determinado tiempo. Si detienen las adopciones, las protectoras de animales se abarrotan y no pueden aceptar a más perros para salvarlos.

Aun así, no tomes decisiones bajo presión. Es importante que, para encontrar un perro que sea adecuado para ti y tu situación de vida, te dejes aconsejar bien. La organización respectiva debe centrarse tanto en la mediación, como en el apoyo al bienestar de los animales en su país de origen, por ejemplo, castrando a los animales que tienen.

Un cachorro de un criador

Si te decides por un cachorro de un criador, lo mejor es que esperes a que se levanten las restricciones por el coronavirus. De momento, no se permiten los traslados que no sean necesarios. Además, muchos criadores no quieren recibir visitas para evitar la propagación del virus. Cualquier persona que quiera contactar con un criador tendrá que limitarse a las llamadas y el correo electrónico.

Hay criadores ingeniosos que dan información sobre sus cachorros y los muestran por videoconferencias. Debido a las normas actuales, adoptar un perro durante la cuarentena por el coronavirus puede tardar más de lo planeado. Esto no es un problema para un criador serio, que se preocupa por la socialización y la impronta de sus crías. ¡Mejor tener un poco de paciencia en lugar de apresurarse a comprar un cachorro sin pedigrí de un criador dudoso!

Adoptar un perro durante la cuarentena por el coronavirus: un compromiso a largo plazo

Varias protectoras de animales informan sobre personas que se ofrecen para acoger un perro durante la epidemia del coronavirus. Dado que pasan mucho tiempo en casa quieren ofrecerle a un can de una protectora unas vacaciones. No obstante, desde la perspectiva del perro, esto no es una buena idea, pues una vez se haya adaptado al nuevo hogar, debe volver a la protectora. Solo aquellos que pueden y quieren cuidar del animal hasta su adopción final pueden convertirse en una familia de acogida.

En algunos casos, un perro temporal puede ser de ayuda durante la crisis por el coronavirus. Si no tienes un jardín, la cuarentena con el perro es difícil. Quienes tienen un perro y tienen que estar en cuarentena no podrán sacarlo a pasear. Para estos casos hay voluntarios que se organizan en las redes sociales y se encargan de su cuidado. Atención: cuando los voluntarios recojan y entreguen los perros deben seguir unas estrictas reglas de higiene y no entrar en la casa del cuidador.

Nuestros artículos más útiles
A diferencia de los conejos o de los loros, los perros no tienen por qué tener necesariamente un compañero de su misma especie, pues tú ya eres su principal apoyo. No obstante, es cierto que muchos adoran convivir con otro perro o incluso con varios. La ventaja de tener más de un can en la familia es evidente: tu peludo siempre tendrá a alguien con quien jugar. Si están bien educados, pasear dos perros no supone un problema ni tampoco su alimentación ni sus cuidados. Sigue leyendo para saber los pros y los contras de tener dos perros y la mejor manera de crear una buena relación entre ellos.