Perros guía

perros guía

No importa si se trata de semáforos, escaleras o puertas, un perro lazarillo dirige a su humano invidente o con una deficiencia visual grave de forma segura por la vida cotidiana. De esta forma los cuadrúpedos facilitan que muchas personas ciegas puedan llevar una vida más independiente. Esto conlleva un entrenamiento duro. En este artículo descubrirás todo lo que pueden hacer los perros guía y cómo es su entrenamiento.

Un apoyo milenario

Los perros siempre han sido una ayuda para las personas ciegas, eso se muestra a lo largo de la historia: un reglamento del siglo XV de Estrasburgo estipulaba que los mendigos no podían tener perros a menos que fueran ciegos y por lo tanto dependieran del can. Los primeros intentos de formar a cuadrúpedos como ayudantes para personas invidentes se hicieron en París a finales del siglo XVIII. El adiestramiento profesional se estableció alrededor del año 1900. Desde entonces han pasado muchas cosas y, en la actualidad, los perros guía son parte de la vida cotidiana de muchas ciudades. Al igual que los demás perros de asistencia, en la mayoría de los países occidentales se les permite acompañar a sus humanos a numerosos lugares donde los perros suelen estar prohibidos. Por ejemplo, en los supermercados o en los consultorios médicos.

¿Qué razas son adecuadas para ser perros guía?

Los futuros perros lazarillo no deben mostrar ningún signo de agresión y deben tener un carácter sólido en todos los aspectos. Después de todo, a pesar del ajetreo de la vida cotidiana en una ciudad, deben ser capaces de mantener el control en cualquier situación. Las primeras pruebas de carácter se realizan cuando aún son cachorros. Las revisiones de salud también son importantes para que el cuadrúpedo pueda estar junto a su humano durante mucho tiempo. Por eso es una ventaja que procedan de criaderos serios, pues allí ya les hacen numerosas pruebas de salud a los progenitores. Esto aumenta la posibilidad de tener un cuadrúpedo sano.

La raza de perros guía más conocida es el labrador retriever. Este tiene muchas cualidades buenas. Además, algunos criadores de esta raza se han especializado en la cría de perros guía. Los centros de formación canina suelen cooperar con criadores con los que ya han tenido experiencias positivas. No obstante, hay muchas otras razas adecuadas para la formación. Para poder entrar bien en el arnés para perros lazarillo, el can debe tener una altura de hombros entre 50-65 centímetros. Por lo tanto, los pastores alemanes, los caniches o los perros mestizos también pueden ser adecuados siempre que pasen las pruebas de carácter requeridas.

La formación de un perro guía

Cuando el cachorro supera las pruebas de carácter suele ser apadrinado por una familia de acogida. Ahí recibirá una socialización abundante y el primer adiestramiento: viajes en tren, encuentros con otros perros y niños gritando. Durante este tiempo el cuadrúpedo aprende a dominar todo esto con calma. Si demuestra tener instintos de caza o miedo, lo común es que el entrenamiento se dé por finalizado. Al fin y al cabo, si el perro se distrae con facilidad, en un futuro, podría poner en peligro la vida de su humano.

Después de un año, el peludo pasa seis meses con un adiestrador de perros profesional que lo entrena de forma intensiva. Allí completa, entre otras cosas, el examen para perros de compañía. A continuación, comienza el adiestramiento con el futuro cuidador. Aquí es importante que el perro y el humano sean compatibles, por eso los futuros cuidadores suelen pasar por un proceso de selección especial. El perro y el usuario se conocen y comienzan a entrenar juntos durante unas semanas. Alrededor de los 18 meses de edad, el perro entrenado ya puede mudarse con su nuevo humano. Pero el aprendizaje en común no termina aquí. Un perro guía necesita un entrenamiento de por vida, lo que significa que su humano tiene que practicar y repetir mucho.

¿Qué cosas debe saber hacer un perro guía?

Lo que los ayudantes cuadrúpedos saben hacer depende de la formación de cada uno. La capacidad de dirigir a su persona con seguridad es indispensable. Esto engloba mucho más que solo caminar por delante. El perro guía reconoce los obstáculos para su humano y los señala o los evita. Así, por ejemplo, se para frente a las escaleras o puertas y rodea las señales y los bancos en las aceras. Esto incluye, por ejemplo, barreras que el perro podría pasar fácilmente por sí mismo. El can también se detiene frente a los obstáculos a pesar de que la persona le ordene a continuar. Esta desobediencia inteligente la aprenden los perros guía para proteger a su humano del peligro. No obstante, la responsabilidad siempre es de la persona. Esta es quien decide el camino e indica a su cuadrúpedo de acuerdo con ello.

perros guía

Juntos, el hombre y el animal forman un equipo. La persona mantiene el contacto con el perro a través del asa estable del arnés. Por lo tanto, reconoce los cambios de dirección a tiempo y se da cuenta de inmediato cuando el cuadrúpedo se detiene. Los perros reaccionan a comandos como «buscar semáforo», «a casa» o «a la tienda». Las metas y los comandos correspondientes se practican con antelación con el entrenador. Un perro guía suele dominar más de 70 órdenes. No obstante, es importante practicarlas con regularidad. Es muy probable que, después de dos años, el cuadrúpedo se haya olvidado del camino «al médico».

Ejemplos de órdenes que la mayoría de los perros guía pueden llevar a cabo con un comando adecuado, además de «sit», «plas», etc.:

  • Caminar más despacio o más rápido
  • Caminar por el borde derecho o izquierdo de la acera
  • Buscar opciones para sentarse
  • Indicar las puertas
  • Buscar un semáforo. Sin embargo, no puede reconocer cuando está verde
  • Mostrar el buzón o una parada de autobús

Costes y requisitos para tener un perro guía

Un perro guía entrenado por un profesional puede costar tanto como un coche nuevo, al menos 20.000 euros. La buena noticia es que, en muchos países europeos la seguridad social contribuye a los costes del cuadrúpedo. De hecho, a veces los cubren por completo. Porque al igual que una silla de ruedas, el can adiestrado también supone una ayuda necesaria. En España, la Fundación ONCE del Perro Guía es la responsable de la selección, el cuidado, la atención y el entrenamiento de estos perros, así como del adiestramiento necesario para la adaptación entre el usuario y el perro guía asignado. Para que una persona ciega pueda acceder al servicio de la Fundación ONCE, el cual es un servicio gratuito, debe cumplir una serie de requisitos.

Un perro lazarillo no es adecuado para cualquier amante de los perros con falta de visión. El entrenamiento conjunto requiere mucho tiempo y el guiar requiere ganas de aprender y consecuencia por parte del humano. El usuario de un perro guía debería facilitarle a su can el contacto social con otros perros. Cuando el peludo no lleva su arnés también puede tener tonterías en la cabeza e intentar robar comida de la mesa. No todas las personas con falta de vista pueden asumir esto. Sobre todo, para los primerizos que viven solos, esto les puede suponer tener que enfrentarse a algunos retos inesperados. Además, tener un perro requiere una condición física y movilidad como requisito básico.

Diferenciar entre trabajo y diversión

Un perro guía es admirable, ¡y bien educado! Si te encuentras con uno de estos canes, no le acaricies sin antes preguntarle a su cuidador. Pues cuando los peludos llevan el arnés, están trabajando. No deben ser distraídos por personas o animales y deben concentrarse por completo en su tarea. Dado que esto supone un duro esfuerzo para los perros, es importante que puedan compensarlo. Estos ayudantes disfrutan de los juegos ajetreados o despreocupados con otros canes tanto como cualquier otro perro. Los perros guía solo deben usar el arnés durante un tiempo limitado al día para poder descansar en el medio.

Encontrar un perro guía

Cualquiera que busque un perro guía debido a una discapacidad visual, recurre a las escuelas de perros guía. En España, la mayoría de los perros guía son entrenados y certificados por la ONCE. Además, allí te pueden ayudar con preguntas sobre cómo solicitar o vivir con un perro guía.

También hay algunas personas sin discapacidad visual que están interesadas en estos animales entrenados de forma tan perfecta. Hace falta tener mucha suerte para encontrar uno. Algunos canes jóvenes no pasan el entrenamiento como perros lazarillo y por lo tanto buscan un nuevo hogar. Sin embargo, esto no supone un problema para un amante de los perros sin dificultades de visión porque, en general, los canes están bien entrenados. Solo no han podido realizar con seguridad las tareas más complejas de los perros guía.

A veces, los perros guía, que dejan de trabajar por razones de edad, también buscan un nuevo hogar. Esto se debe a que, a partir de los ocho años, algunos animales reaccionan a las exigencias del trabajo diario con estrés o agotamiento. No obstante, la mayoría suele encontrar un lugar para disfrutar de su jubilación con su cuidador o su entorno cercano. En caso de que esto no sea posible, las asociaciones para perros guía ayudan a encontrarle un nuevo hogar. Dado que estos cuadrúpedos son muy populares, la búsqueda de uno de estos perros jubilados puede conllevar un tiempo de espera largo.

Nuestros artículos más útiles

Mi cachorro muerde

Por muy adorables que sean, los cachorros pueden morder; en torno a las 6 semanas ya tienen unos 28 dientecitos listos para hincar. Aunque, al principio, esos pequeños alfileres tan solo molesten y apenas hagan daño, es necesario saber cómo enseñar a un cachorro a no morder.

Trucos para perros

Dar la pata, ponerse a dos patas o atrapar un snack en el aire... Con estos diez trucos para perros, tu perro y tú seréis populares. Lo mejor es que los trucos para perros no solo entretienen a quienes están cerca, sino que desafían a tu peludo física y mentalmente. Además, el entrenamiento fortalece el vínculo entre ambos.

Jadeo en perros: ¿por qué mi perro jadea de noche?

Los jadeos forman parte de un perro igual que lo es mover la cola, por lo que no suelen ser motivo de preocupación. Pero ¿qué pasa cuando mi perro jadea de noche tan fuerte que no puede descansar? Aquí descubrirás las posibles causas del jadeo en perros por las noches y qué puedes hacer para ayudarle.