Tetra cardenal

Tetra cardenal

El tetra cardenal está a gusto en grupo y entre las plantas.

El tetra cardenal, o neón rojo, hace honor a su nombre: el rojo vivo de la mitad inferior y las rayas azules lo convierten en el blanco de todas las miradas. Te explicamos si este pececito es apto para principiantes y qué hay que tener en cuenta en su tenencia.

Aspecto: pez ornamental rojo y azul

El tetra cardenal mide cuatro o cinco centímetros de largo. Uno de sus nombres, neón rojo, se debe a que toda la mitad inferior es de color rojo vivo.

En el vientre tiene unas cuantas escamas plateadas. Sobre la coloración roja reluce una franja azul que llega hasta la espalda marrón. En cambio, las aletas son blancas y translúcidas.

Ojo, no confundir:
A diferencia del tetra cardenal, el tetra neón solo tiene media raya roja bajo una raya azul. El neón verde, a su vez, solo presenta una leve raya roja y una raya azul verdosa muy marcada.

Hembras vs. machos

Para los inexpertos es muy difícil distinguir entre las hembras y los machos. Solo los expertos pueden detectar por la anchura que las hembras son más anchas que los machos.

Tetra cardenal
Rojo abajo, azul arriba: estos son los colores típicos del tetra cardenal.

Tenencia: diseño del acuario

El tetra cardenal es uno de los peces de acuario preferidos y es muy fácil de cuidar. Si te compras este precioso pez, deberás tener un acuario de 60 litros como mínimo.

Debido a su origen sudamericano, toma nota de los valores del agua siguientes:

  • Dureza total: 3-12 °dH
  • Valor de pH: 5,0-6,5
  • Temperatura: 23-27 °C

Plantas

Dado que al tetra cardenal le gustan las zonas más bien oscuras, las plantas acuáticas deben ser de crecimiento denso. Las plantas flotantes y las de crecimiento alto, como la Hydrocotyle leucocephala, son perfectas.

Además, puedes crear otros escondites con raíces, p. ej., con madera de mangle. Sin embargo, asegúrate de que el pez tenga suficiente espacio para nadar en el centro del acuario.

Tetra cardenal
Al tetra cardenal le gusta tener escondites en el acuario.

¿Es un pez gregario?

El tetra cardenal es un pez muy pacífico y activo que disfruta en contacto con congéneres y otros peces tranquilos.

Por eso, es conveniente tenerlo en un banco lo más grande posible, de entre seis y diez ejemplares. Si tienes más, mejor, siempre que el tamaño del acuario lo permita.

¿Con qué peces puede convivir?

No conviene tener depredadores grandes en el mismo acuario, ya que estos podrían ver al tetra cardenal como alimento. Son más adecuadas las danioninas (p. ej., el arlequín), los siluros (p. ej., los Corydoras) o los lucios (p. ej., el ramirezi).

Las gambas adultas suelen llevarse bien con estos pequeños peces ornamentales. Solo hay que mantener alejadas del tetra cardenal las crías de gambas de hasta cierto tamaño.

Alimentación: ¿qué come?

El neón cardenal no es muy exigente en lo que a la alimentación se refiere. Además de la comida seca (copos) convencional, también come comida congelada y alimento vivo. Por ejemplo, puedes darle larvas de mosquito o pulgas de agua.

En su hábitat natural, come principalmente animales invertebrados, sobre todo insectos pequeños. Así pues, las partículas de comida no deben ser demasiado grandes.

Salud: ¿es muy sensible?

La esperanza de vida del tetra cardenal es muy larga, de diez años o más. Sin embargo, esta solo se puede alcanzar si el animal disfruta de una vida acorde a la especie.

Estos peces gozan de una salud de hierro, pero pueden contraer enfermedades típicas, que también sufren otros peces de acuario.

Compra: ¿cuánto cuesta?

Si te interesa el tetra cardenal, hazte a la idea de que deberás comprarte un banco entero. De todos modos, no es un animal muy caro, ya que cuesta entre uno y tres euros por ejemplar.

Puedes comprar este tipo de pez en cualquier tienda de acuariofilia. Sin embargo, no te olvides de los gastos corrientes, como de comida y gastos veterinarios.

kilos gratis

Origen: ¿de dónde proviene?

Las zonas ribereñas con poca luz de los ríos sudamericanos son el hábitat natural del tetra cardenal. Es endémico del río Negro, de Brasil, y del río Orinoco, de Colombia.

Este pez, perteneciente a los carácidos, vive allí en aguas enriquecidas con sustancias húmicas. Este es el motivo por el que estas aguas son marrones. Los peces también agradecen estas sustancias húmicas en el acuario, ya que sirven de amortiguador natural del grado de acidez (pH) del agua.

Perfil: tetra cardenal

  • Otros nombres:neón cardenal y neón rojo; nombres científicos: Cheirodon axelrodi, Hyphessobrycon cardinalis o Paracheirodon axelrodi
  • Dimensiones:4-5 cm
  • Zona de natación: capas medias y bajas
  • Tenencia: en banco; mínimo 6-10 ejemplares, pero mejor si son más
  • Socialización: posible; si puede ser, con peces con otras zonas de natación
  • Acuario:agua dulce, al menos 60 l
  • Temperatura del agua:23-27 °C
  • Valores del agua: agua blanda, pH de entre 5,0 y 6,5
  • Alimentación:alimento en copos, congelado y vivo
  • Grado de dificultad:para principiantes
Nuestros artículos más útiles
16 min

Peces de acuario: las diez especies favoritas

La tenencia de peces ornamentales está en auge, y no es de extrañar, pues la visión del colorido mundo acuático y sus tonalidades en tu propia sala de estar es fascinante, además de tener un efecto tranquilizador y relajante. ¿Pero cuáles son los peces de acuario ideales para ti? Aquí te presentamos las diez especies de peces de agua dulce favoritos.
10 min

Pez betta

De brillantes coloridos y un carácter algo agresivo hacia otros peces y semejantes, el pez betta, conocido también como el pez combatiente o luchador de siam, es un ejemplar muy especial, que aporta una fascinante nota de color a cualquier acuario. Es poco exigente, lo que hace que sea fácil de cuidar y muy popular entre aquellos principiantes en la acuariofilia.
10 min

Pez guppy

El guppy es uno de los peces de acuario de agua dulce más populares del mundo. Se reproduce sin problema alguno, incluso estando en confinación, es fácil de cuidar y por eso es ideal para principiantes en la acuariofilia. Es un colorido pez al que no le afectan las pequeñas negligencias. Estos activos animalitos se ven en gran diversidad formas y colores.