Diabetes en gatos – Todo lo que necesitas saber

Comida para gatos diabéticos

Al igual que las personas, los gatos pueden padecer varias enfermedades hereditarias o dolencias relacionadas con la alimentación. Algunos requieren de asistencia veterinaria combinada con una nutrición adaptada. Una enfermedad felina cuyo éxito de tratamiento depende de una alimentación apropiada para la especie, es la diabetes felina. La diabetes en gatos o diabetes mellitus felina, es una enfermedad seria. El diagnóstico es una desagradable sorpresa para cualquier amante de los gatos. A pesar de ser más frecuente de lo que se cree, muy pocos han oído hablar de esta enfermedad. ¿Qué es la diabetes felina? ¿Cuáles son las causas? ¿Cómo es una alimentación correcta para poder apoyar el tratamiento?

Vivir con los humanos ha cambiado mucho la vida de los felinos. A pesar de que por dentro nuestros adorables mininos sigan siendo animales salvajes y su cuerpo y mente poco se diferencian de los gatos silvestres, sus condiciones de vida son muy modernas. Los gatos domésticos no necesitan cazar su comida. Los bigotudos que viven en un piso se mueven mucho menos, pero tienen una gran oferta de comida para gatos. Cualquier felino disfruta con la comida húmeda con sabores como aves en gelatina y mousse de pavo, sin embargo, la composición del alimento no siempre es la adecuada. Los gatos son carnívoros y necesitan tomar proteínas de buena calidad, ya que los hidratos de carbono casi no los pueden digerir. Algunos piensos se rellenan de subproductos vegetales que sobrecargan el sistema digestivo del gato y pueden llevar a enfermedades causadas por un estilo de vida doméstico. Entre ellas la enfermedad del azúcar, es decir, la diabetes.

katzen mit diabetes

Diabetes en gatos

Diabetes insípida

Hay dos tipos de diabetes felina. La diabetes insípida es un trastorno hormonal del equilibrio hídrico del organismo del felino. La orina ya no se acumula y tu bigotudo visita su arenero con mucha frecuencia, incluso a menudo no llega a tiempo. Esta diabetes es poco común y el tratamiento veterinario se basa en la toma de hormonas.

Diabetes mellitus

La diabetes mellitus, conocida como la enfermedad del azúcar, es mucho más frecuente. El páncreas regula la producción de insulina en el metabolismo del gato. La insulina a su vez está a cargo de la correcta absorción de los azúcares en las células. Es una tarea muy importante, pues el azúcar es la fuente de energía más importante del cuerpo. Cuando se desequilibra por diabetes puede acarrear consecuencias graves.

Hay dos tipos de diabetes mellitus: la diabetes en gatos tipo 1 es una enfermedad autoinmune, es decir, que el metabolismo del felino destruye las células que se encargan de la producción de insulina. Como consecuencia, el páncreas deja de fabricar insulina. Esta enfermedad puede aparecer también en edades tempranas.

La diabetes en gatos tipo 2 se da cuando las células somáticas han desarrollado una tolerancia alta a la insulina y ya no reaccionan a la insulina corporal. Tienen problemas para metabolizar el azúcar en la sangre. El páncreas intenta equilibrar esta carencia aumentando la producción de insulina. El proceso metabólico de la glucosa se desestabiliza y el nivel de glucemia se dispara. Debido al elevado porcentaje de grasa corporal, los gatos con sobrepeso y los mayores son los más propensos a la diabetes tipo 2. Los síntomas más normales son el aumento en la toma de agua o las frecuentes visitas al arenero, la falta de limpieza, la pérdida de peso a pesar de la glotonería, el pelaje áspero, la apatía, las náuseas y los vómitos.

¿Mi gato tiene diabetes?

Si sospechas que tu minino padece diabetes es necesario acudir al veterinario. Lo primero que hará será medir el nivel de glucemia. El nivel de azúcar en la sangre de un gato sano está entre 90-130 mg/dl o 4-8 mmol/l. Si está por encima de los 200 mg/dl o de 12 mmol/l entonces se empieza a sospechar que se trata de diabetes felina. La prueba se realiza en varias ocasiones para asegurar que el diagnóstico es correcto. Esto lo puede hacer tu veterinario o tú mismo, pues hoy en día existen métodos de prueba sencillos que puedes usar en casa.

Tratar la diabetes en gatos

Si el diagnóstico es certero, toca enfocarse en el tratamiento. La diabetes tipo 1 solo puede tratarse con insulina. Es necesario medir el nivel de glucemia con regularidad para asegurar que el felino tiene la correcta cantidad de insulina.

 A menudo la diabetes tipo 2 puede sanarse con un cambio de los hábitos alimenticios y de vida. A veces es necesario combinar esto con dosis de insulina controladas por un veterinario. Esto significa que una alimentación adaptada y apropiada es primordial.

katzen mit diabetes

Alimentación adecuada para gatos con diabetes

Se cree que la comida para gatos prefabricada puede ser la causa de la aparición de la diabetes. Si una alimentación apropiada es importante para un felino sano ¡imagínate lo importante que es para un gato diabético!

Los felinos salvajes se alimentan de presas pequeñas que se componen sobre todo de carne y vísceras que proporcionan una proteína de muy buena calidad. De esta proteína obtienen gran parte de su energía. Los hidratos de carbono solo los pueden procesar en pequeñas cantidades. Sin embargo, muchos alimentos prefabricados no siguen este modelo nutricional. Los ingredientes de relleno baratos y los subproductos vegetales hacen que el porcentaje de carbohidratos se dispare. Esto sobrecarga el metabolismo y el páncreas, que es quien se encarga de producir las enzimas digestivas para digerir esta alimentación inadecuada. El pienso tiene un porcentaje de humedad bastante inferior que la comida húmeda. Tu bigotudo necesita beber más, ya que si no se concentraría la orina y los órganos disipativos se sobrecargarían. No obstante, los felinos no suelen visitar mucho el bebedero.

¿Cuál es la comida apropiada para gatos con diabetes? El primer paso es un cambio a un pienso lo más natural posible con un alto contenido en proteína y pocos hidratos de carbono. La fibra alimentaria y la fibra bruta se ocupan de regular la digestión. Un gato diabético no debe comer hidratos de carbono. Muchos amantes de los gatos prefieren alimentar a su minino con carne cruda, un buen concepto nutricional que requiere de una buena organización.

Comida para gatos diabéticos

El pienso para gatos diabéticos puede ayudar a regular el nivel de glucemia. Tu veterinario podrá recomendarte diferentes marcas. En general son un buen apoyo para el tratamiento veterinario. Asegúrate de que la comida dietética contenga mucha proteína y pocos hidratos de carbono y sustancias vegetales, pues empeoran el estado del gato con diabetes.

Repartir las comidas en pequeñas porciones a lo largo del día ayuda a equilibrar el nivel de glucemia. No dejes que tu minino pase hambre, pero tampoco dejes que coma demasiado.

Como puedes ver, la diabetes felina no es terminal, sino que puede tratarse con apoyo veterinario y una alimentación adecuada.

Nuestros artículos más útiles

Diabetes en gatos – Todo lo que necesitas saber

Al igual que las personas, los gatos pueden padecer varias enfermedades hereditarias o dolencias relacionadas con la alimentación. Algunos requieren de asistencia veterinaria combinada con una nutrición adaptada. Una enfermedad felina cuyo éxito de tratamiento depende de una alimentación apropiada para la especie, es la diabetes felina. La diabetes en gatos o diabetes mellitus felina, es una enfermedad seria. El diagnóstico es una desagradable sorpresa para cualquier amante de los gatos. A pesar de ser más frecuente de lo que se cree, muy pocos han oído hablar de esta enfermedad. ¿Qué es la diabetes felina? ¿Cuáles son las causas? ¿Cómo es una alimentación correcta para poder apoyar el tratamiento?

Taurina para gatos

La taurina es conocida por muchos, sobre todo por su relación con las bebidas energéticas. A continuación, te contamos por qué la taurina es tan importante para los gatos.