Gatos y pájaros juntos

Gatos y pájaros juntos

En los hogares españoles viven más de 28 millones de animales domésticos. De estos, poco menos de cuatro millones son gatos y casi siete millones son pájaros. Mucha gente quiere tener varias especies, por ejemplo, juntando un canario con un gato o ampliando la familia con un periquito. Pero ¿cómo es el día a día con animales que son enemigos naturales en la naturaleza?

El instinto de caza del gato es innato, aunque sea doméstico y no tenga que buscarse el sustento para sobrevivir. En la naturaleza, los gatos salvajes se alimentan principalmente de roedores, como ratones, y de pájaros pequeños. Las aves ornamentales, como los periquitos, los canarios, las ninfas y los loros pequeños, encajan perfectamente en el menú del gato. Sin embargo, tener gatos y pájaros juntos no es imposible, siempre que no se pierda de vista su seguridad.

Gatos y pájaros juntos: objetivos realistas

En internet hay vídeos de gatos y pájaros que son mejores amigos, más allá de los límites de las especies. Estos vídeos hacen reír y despiertan la esperanza de que los animales propios algún día puedan ser amigos también. Sin embargo, si quieres tener gatos y pájaros juntos en tu hogar, es importante que te marques objetivos realistas. Puede que el gato acepte a un pájaro pequeño como miembro de la familia o juegue con él con cuidado. Sin embargo, en la mayoría de casos, una aceptación recíproca de los animales en la que el instinto de caza no se impone puede considerarse un éxito.

La seguridad es lo primero

Los animales actúan por instinto, sobre todo los depredadores, como nuestros gatos. A pesar de los milenios de convivencia con las personas, los gatos domésticos siguen siendo depredadores y un ave pequeña que revolotea es una presa perfecta. Incluso en gatos tranquilos, el instinto de caza se puede imponer de vez en cuando. Si quieres tener gatos y pájaros juntos en tu hogar, hay algo que no debes olvidar: la seguridad de los animales es lo primero. Como las aves ornamentales son físicamente inferiores a los gatos, un simple zarpazo puede ser mortal. Por eso, el gato nunca debe tener contacto directo con el pájaro, y mucho menos sin supervisión. Aunque el pájaro esté dentro de una jaula, el gato podría meter una pata entre los barrotes y herirlo. También es posible que vuelque la jaula si esta es pequeña.

Sin embargo, tener gatos y pájaros juntos no es imposible.

Gatos y pájaros juntos

Cómo tener pájaros en un hogar de gatos

Pero ¿cómo es la tenencia de un pájaro en un hogar de gatos en la práctica? ¿Cómo se puede integrar un gato en tu familia si ya tienes aves ornamentales, como periquitos y Cía.?

Una pajarera exterior grande es conveniente para tener aves ornamentales en grupo de forma acorde a la especie. Además, garantiza que el gato y los pájaros solo se encuentren de vez en cuando. Si no tienes un jardín grande ni puedes imaginarte con toda una bandada de pájaros, también existen las jaulas grandes de interior para albergar una o, a poder ser, varias aves. Si tienes los pájaros en casa, asegúrate de que siempre haya una distancia de seguridad entre el minino y ellos. Lo ideal sería que el gato no estuviera en la misma habitación que la jaula o, al menos, no sin supervisión. La jaula o la pajarera deben estar bien protegidas y ofrecer suficiente espacio para que las aves puedan rehuir las patas que el curioso gato pueda meter en la jaula.

Para mejorar la aceptación entre el gato y los pájaros, debes dar ejemplo en todo momento. Trata a los pájaros respetuosamente y no los utilices para despertar el instinto cazador del gato ni animarlo a jugar. Préstale suficiente atención a tu gato para que no se ponga celoso. Si el gato acecha ante la jaula o se prepara para saltar, un no alto y claro ayuda a disuadirlo. Tu gato debe entender que los pájaros forman parte de la familia.

Por último, más vale prevenir que curar: un gato agotado y bien alimentado estará más relajado y verá a los pájaros más como un entretenimiento visual que como un posible tentempié.

Aves salvajes

Los amantes de las aves salvajes no suelen ser muy amigos de los gatos de exterior. ¿Por qué? Pues porque, como ya hemos visto, los pajaritos son presas naturales del gato. Incluso un minino con el estómago lleno a menudo no puede resistirse al alegre aleteo de las aves. En caso de duda, los pájaros adultos pueden ponerse fuera de su alcance rápidamente. Sin embargo, las aves enfermas, mayores o muy jóvenes pueden convertirse en sus víctimas rápidamente. Las protectoras de animales afirman que los gatos amenazan la población de aves salvajes autóctonas. No obstante, no hay datos científicos que demuestren que esto realmente sea así.

Nuestros artículos más útiles
6 min

¿Es una buena idea dormir con el gato?

Entre los amantes de los gatos, es habitual dejar que nuestros mininos duerman en la cama. Sin embargo, existen opiniones contradictorias acerca de que los gatos compartan el lecho con las personas. En este artículo queremos exponerte los pros y los contras de dormir con el gato para que reflexiones con qué punto de vista simpatizas más y elijas el modo de actuar con tu pequeño tigre.
5 min

Tipos de arena para gatos

Lo primordial para que tu minino se sienta cómodo y decida usar su arenero es la arena para gatos. A continuación, descubrirás los diferentes tipos de arena para gatos y sus ventajas e inconvenientes.
5 min

¿Mi gato es feliz?

Cuando queremos a alguien deseamos que sea feliz y hacemos lo que está en nuestras manos para alimentar la felicidad de esa persona. Lo mismo sucede con nuestros fieles bigotudos, con los que compartimos el día a día. Al fin y al cabo, ellos también nos hacen felices a nosotros. Puedes estar seguro de lo siguiente: si le proporcionas a tu adorado minino una vida adecuada, conforme a su naturaleza y necesidades, estás haciendo un gato feliz. Esto incluye entretenimiento adecuado con juguetes idóneos, correspondientes a la inteligencia de la respectiva raza o naturaleza del gato en sí. Asimismo, una alimentación de buena calidad es muy importante Para tener un gato feliz también se necesita un rascador para que afile sus uñas y pueda marcar su territorio, así como uno o varios lugares para retirarse como una cueva para gatos. También las salidas diarias aportan bienestar al animal, según la raza o la naturaleza, el felino necesita de más o de menos salidas. ¡Y algo que da un extra de felicidad a la mayoría de los mininos son los mimos! Si le das todo esto a tu bigotudo estás bien encaminado para que este esté muy bien. Para tener más claridad sobre si tu felino es feliz le hemos preguntado a varios susurradores de gatos cualificados sobre cuáles son los signos de felicidad de nuestros gatitos. Las respuestas son las siguientes: