¿Por qué mi gato me lame?

por que mi gato me lame

Si alguna vez has visto a dos mininos que se quieren mucho seguro que has tenido la suerte de presenciar cómo se cuidan el pelaje mutuamente. Se lamen entre sí con gran devoción. Pero ¿qué significa cuando los felinos lamen a sus humanos? Aquí respondemos a la pregunta: ¿por qué mi gato me lame?

¿Por qué los gatos se lamen entre ellos?

Para entender por qué los gatos lamen a las personas debemos analizar las relaciones sociales entre nuestros bigotudos. Esto nos permite comprender mejor el papel que desempeña la lengua en las interacciones sociales de los felinos.

Los motivos por los que los gatos se lamen entre ellos son:

  • Cuidados del pelaje: ya desde gatitos disfrutan del húmedo cuidado del pelaje de su madre
  • Fortalecer el vínculo: debido a la experiencia siendo gatitos, el cuidado del pelaje entre los gatos adultos es también una expresión de afecto y confianza mutua
  • Absorción del olor de la piel: mediante los lamidos el gato percibe mejor los olores de sus congéneres
  • Cambiar el olor de la piel: el gato cubre los olores inusuales de su compañero felino con sus propias moléculas de olor. Por ejemplo, después de volver de una visita al veterinario.

Tres motivos por los cuales los gatos lamen a las personas

Los gatos aplican a las personas lo que conocen de sus interacciones sociales con sus semejantes. De ahí surgen las siguientes explicaciones para responder a la pregunta ¿por qué mi gato me lame?

Expresión de afecto

El motivo más bonito y significativo para los placenteros lamidos a un humano es la demostración de afecto. Cuando acaricias a tu gato y, a continuación, este te lame la mano mientras ronronea puedes considerarte muy afortunado: tu gato te quiere y disfruta de tu compañía. Pero no estés triste si tu minino nunca te lame la mano. Los gatos lo hacen mucho menos que los perros. En el sentido literal de la palabra: lamer a los seres queridos es cuestión de gusto.

Marcar el territorio

El afecto va de la mano con la siguiente razón por la que los felinos usan la lengua en los humanos. Tu gato te quiere tanto que quiere marcarte para determinar que eres suyo. Los bigotudos tienen un sentido del olfato mucho más desarrollado que el nuestro. Cuando un minino te lame está dejando pequeñas partículas de olor. Estas señalan a otros gatos o perros que tú eres parte de su territorio. Por lo tanto, el lamido expresa una reivindicación de propiedad. Algo muy similar sucede cuando has acariciado a otro gato o perro antes de encontrarte con tu bigotudo. Este huele la posible competencia. Mediante los lamidos no solo elimina las moléculas de olor, al mismo tiempo las cubre con el suyo.

Cuestión de gusto

¿Estás echado en la hamaca bajo el sol con una temperatura de 30 grados y tu gato te lame la mano? Puede que le guste el sabor de tu sudor. El aroma ligeramente salado resulta interesante para el animal. También es posible que si has comido algo sabroso antes el minino perciba el olor en tu mano. No es de extrañar que no deje escapar esto.

¿Qué hago cuando mi gato me lame?

Si tu gato te lame por afecto quizás tú también quieras darle algo. Por ejemplo, puedes acariciarlo con la mano que tienes libre. A muchos gatos, además, les gusta que les peinen con un cepillo suave o un guante de masaje. Si tu minino es de estos, mímale mediante los cuidados del pelo. Además, al mismo tiempo refuerzas el vínculo con él.

¿Los gatos transmiten enfermedades a través de los lamidos?

Los padres de niños pequeños no son los únicos que se preguntan si los gatos pueden transmitir enfermedades con su lengua. En general es mejor respetar unas reglas de higiene: si tu gato te ha lamido las manos deberías lavártelas después. Sin embargo, los niños pequeños se llevan la mano a la boca con rapidez. Independientemente de los lamidos es importante que, si tienes gatos de exterior y niños pequeños, desparasites a los felinos con regularidad.

Si la saliva del gato entra en contacto con una pequeña herida, en casos muy raros, puede conducir a una infección con el patógeno Bartonella henselae y por lo tanto a la enfermedad por arañazo de gato. Sin embargo, como indica su nombre, se transmite sobre todo por las lesiones por rasguños. El riesgo de que el gato transmita enfermedades a través del lamido es bajo. Pero, por razones higiénicas, no dejes que el gato lama la cara de tus personas favoritas.

Nuestros artículos más útiles

Mi gato orina en la cama

En general, los gatos son los animales más limpios del mundo. Pero ¿qué puedes hacer cuando tu minino de repente mea en la cama en lugar de usar su arenero? ¿Qué hay detrás de ese desagradable hábito y cómo conseguir que deje de hacerlo? Descubre qué causa el antihigiénico comportamiento de tu minino, cómo ayudarlo y cómo proteger tu cama del orín de gato.

Mi gato maúlla de noche

¿Te pasas noches sin dormir porque tu minino maúlla? Esto es algo que casi cualquier persona con gatos ha sufrido alguna vez. Pero ¿qué puedes hacer cuando tu felino te despierta cada noche con sus maullidos? ¿Por qué los felinos maúllan sobre todo de noche y qué puedes hacer para evitarlo?

Socializar a un gatito

Los sonidos y los olores desconocidos, los extraños y otros animales, los ruidos de los electrodomésticos… Hay muchas cosas a las que tiene que acostumbrarse un gato al principio. Te contamos cómo socializar a un gatito de la mejor manera y facilitarle el periodo de aclimatación.