07 Febrero 2019

Periquitos

Periquitos

Los periquitos son originarios de Australia y pertenecen a la familia de los loros. Estos pájaros habladores de plumaje colorido y pico curvo son unas de las mascotas favoritas en Europa. Aquí puedes encontrar datos interesantes sobre el origen y la reproducción de estas aves, así como consejos para una crianza adecuada.

El carácter de los periquitos

Sociable y hablador

En su país de origen, Australia, los periquitos viven en enjambres de hasta 2000 pájaros. No es de extrañar que esta ave social, incluso en cautiverio, prefiera estar acompañada. Si estás pensando en comprar un periquito, deberías plantearte adquirir al menos dos ejemplares.    Estos alegres pajaritos solo se sienten cómodos con sus semejantes, con quienes están en contacto constante. Su repertorio de sonidos y lenguaje corporal es extraordinario. Observarlos en el trato con otros periquitos es fascinante.

Los periquitos necesitan compañía

Después de un tiempo, la mayoría de los periquitos se vuelven dóciles. Sin embargo, el contacto con los humanos nunca es suficiente para calmar la necesidad de interacción y comunicación de estos alegres pajarillos. Es evidente que un espejo o un pájaro de plástico no reemplazan a un compañero de verdad. Para la crianza en el hogar se recomiendan grupos de dos, cuatro o seis aves, mitad macho y mitad hembra. En general los machos se llevan bien entre ellos, son las hembras las que, si conviven solas, se pelean. Al contrario de otros animales, los periquitos hembra son quienes tienden a dominar.

Origen de los periquitos y su crianza

Los periquitos provienen de Australia. Aún hoy en día, viven en grandes bandadas, colonizando praderas, sabanas y bosques. La mayoría de los periquitos en libertad son nómadas y vuelan por el contiente en busca de alimento. Al contrario de las aves migratorias, los periquitos no vuelan más de tres horas sin descanso, y llegan a avanzar unos 100 km. Solo en el este de Australia, las favorables condiciones climáticas proporcionan agua y alimento a los periquitos durante todo el año.

Desde Australia a Europa

Los primeros periquitos llegaron a Europa en barco en 1840. El científico inglés John Gould trajo varias de estas coloridas aves a su hogar en Gran Bretaña. Estos alegres pajarillos gustaron tanto que la demanda aumentó rápidamente, y como consecuencia incrementó la exportación de animales exóticos de Australia. Sin embargo, el largo viaje no era fácil y muchos pájaros perecieron antes de llegar a puerto. Mientras tanto Europa buscaba criar sus propios periquitos. En 1846 Francia comunicaba los primeros éxitos de reproducción, seguido del Zoo de Amberes (1850) y un criadero privado en Alemania (1855).

Prohibición de exportación en Australia – Reproducción masiva en Europa

Al principio la crianza en Europa no cubría la demanda, por lo que cada barco proveniente de Australia traía periquitos a bordo. Fue en 1894 cuando Australia puso fin a esta masiva exportación, que sigue vigente hoy en día. Mientras tanto, la reproducción europea de periquitos a finales del siglo XIX había aumentado considerablemente. Cuando Australia prohibió la exportación de las aves, ya existía en Alemania, Francia e Inglaterra una cría masiva orientada al comercio. A comienzos del siglo XX, los periquitos conquistaron el continente americano. Actualmente son, junto a los canarios, una de las aves domésticas favoritas.

Apariencia de los periquitos

El periquito en su hábitat natural tiene un plumaje verdoso que le sirve como camuflaje de posibles depredadores. Sin embargo, sus semejantes domésticos pueden encontrarse en varios colores. A través de la cría se consiguieron periquitos de plumaje azul, amarillo o blanco. Los pericos se caracterizan por las líneas horizontales onduladas que van desde la cabeza hasta las alas. La cara amarillenta se extiende hacia la garganta, y es común en la mayoría de estas aves. También se caracterizan por tener de cuatro a seis manchas negras en el cuello.

¿Es hembra o macho?

La diferenciación de género no resulta fácil en los periquitos, ya que el colorido plumaje es igual en las hembras como en los machos. La única manera de diferenciarlos se encuentra en la cera (la parte superior del pico alrededor de las narinas). En las hembras es de color marrón y en los machos es azul, pudiendo llegar a ser violeta o rosada. Ambos llegan a medir unos 18 cm (desde la cola hasta la cabeza) y a pesar entre 25 y 40 gramos.

¿Un periquito como mascota?

Los periquitos son extremadamente populares como mascotas: son bonitos, alegres, vivos, «habladores», fáciles de mantener en pequeños apartamentos y económicos en cuanto a adquisición y cuidados. Sobre todo, las familias con niños ven en este amigo con plumas una buena alternativa al gato y al perro. Pero antes de que salgas corriendo a la tienda de animales más cercana, estudia si puedes ofrecerle a tu nuevo amigo una vida apropiada. Los periquitos no solo necesitan compañía, sino que también son muy ágiles. Además de uno (o varios) compañeros, necesitan espacio y ejercicio para sentirse a gusto. Una jaula grande y un vuelo libre regular son requisitos básicos para la crianza de estos hermosos pájaros. Es necesario alimentarlos a diario, limpiar la jaula y cambiar la arena y el agua con regularidad. Los periquitos pueden llegar a vivir 15 años como mascota, y no se recomienda obtenerlos solo para probar si te gustan o como regalo de Navidad.

La jaula adecuada para periquitos

A la hora de comprar una jaula ¡cuanto más grande, mejor! Al fin y al cabo, ésta supone una enorme limitación en la libertad de movimiento del pájaro. Para que la limitación sea mínima y puedan realizar pequeños vuelos, la jaula debería ser de mínimo 1 a 1,50 metros de largo, 80 cm de ancho y 80 cm de alto. Dado que los periquitos vuelan en horizontal, el largo es más importante que el alto. Por tanto jaulas de estilo castillo, altas y estrechas, al igual que las redondas no son apropiadas. Cuanto más simple sea la estructura de la jaula, mejor. No obstante, el interior debería estar equipado con mucha variedad.

Juguetes para periquitos

Los periquitos son pájaros muy alegres y les encanta tener juguetes para estar ocupados en su jaula. Un par de palos de plástico, un bebedero y comida no son suficientes. Para preparar la jaula de tu periquito debes esforzarte un poco más. A continuación, tienes los accesorios que no deben faltar para hacer feliz a tus nuevos amigos:

  • Palos de madera natural: tienen grandes ventajas frente a los palos de plástico o de madera aglomerada: contienen minerales, previenen úlceras y fortalecen la musculatura de las patas y mantienen las garras cortas. Para conseguirlos basta con dar un paseo por el parque o el bosque, ahí encontrarás gran variedad de palos de madera. Puedes conseguir diferentes grosores de ramas de árboles frutales, álamos, sauces, arces, etc. Te recomendamos que laves las ramas con abundante agua y las dejes secar durante un par de días antes de fijarlas en la jaula.
  • Bañeras: a los periquitos les encanta bañarse. Puedes fijar una bañera en la entrada o ponerles un cuenco con agua en el suelo de la jaula, les entusiasmará.
  • Piedra afiladora para el pico: un cuenco de sepia o una piedra caliza forma parte de los accesorios base de la jaula. Mordisquear la cáscara del cuenco o la piedra caliza mantiene el pico en forma y cubre la necesidad de cal del pájaro.
  • Arena para pájaros: a los pericos les gusta picotear granos del suelo de su jaula. Como base para la jaula, lo mejor es una arena enriquecida con cal o conchas. Esta absorbe y desinfecta los excrementos del ave, proporciona valiosos minerales e incluso estimula la digestión. Evita usar tierra para plantas o arena normal, ya que esta no es adecuada para tu periquito e incluso puede ser peligrosa.
  • Comederos y bebederos: siempre debe haber suficiente comida y agua disponible en simples cuencos de acero inoxidable y dispensadores de agua. Es necesario rellenar el agua y la comida a diario. Los cuencos con mezclas de granos y la fruta fresca deben colocarse lejos de los palos, para evitar que se ensucien con excrementos.
  • Otros juguetes: los periquitos son buenos escaladores y les encanta todo lo que brille, suene y se mueva. Para que se entretengan en su jaula, puedes ofrecerles columpios, cuerdas y andamios, nidos y bolas de mimbre. Como incentivo te recomendamos que de vez en cuando intercambies los juguetes, recuerda que incluso el juguete más divertido a la larga es aburrido. También es importante que no sobrecargues la jaula con juguetes. Es fundamental tener en cuenta que ningún juguete puede reemplazar a un compañero de juegos, es decir, a otro periquito.

Una hora de vuelo libre

Una jaula grande no es suficiente para satisfacer la necesidad de ejercitarse de un periquito. Es necesario ofrecerle al menos una hora de vuelo libre al día. Lo mejor es dejar al pajarillo en una habitación grande, tranquila y segura. Debes sacar cualquier planta tóxica, cerrar puertas y ventanas, y asegurar todas las rendijas entre los muebles. Cuantas más opciones de aterrizaje posible, mejor. En la cocina y en los baños hay demasiados riesgos. Los dormitorios infantiles tampoco se recomiendan, ya que estas aves son muy sensibles a ruidos altos y movimientos bruscos, además los niños suelen olvidarse de cerrar las puertas. También hay que tener en cuenta que los periquitos disfrutan picoteando las maderas, tapices y armarios. Es mejor que traslades tus muebles de diseño y valiosos cuadros a otra habitación.

Crianza en pajarera

Si tienes mucho espacio en casa puedes tener a tus periquitos en una pajarera. Esta es una jaula grande que permite el vuelo libre y proporciona suficiente espacio para varias aves. Una pajarera es ideal para satisfacer la necesidad de hacer ejercicio y de interacción de los periquitos.

Alimentación

Comida para periquitos: la alimentación adecuada

En su hogar en Australia, los periquitos se alimentan de semillas maduras de pastos y otras plantas que cubren el suelo. Estas proporcionan al pajarillo energía y todos los nutrientes necesarios. Es así como deberías alimentarlos en casa. Te recomendamos mezclas de granos de mijo y otras semillas. Un periquito maduro y saludable necesitará dos cucharillas diarias. Ten en cuenta que los complementos alimenticios son relevantes para una nutrición equilibrada. Las semillas con un alto nivel de aceite y los snacks de granos aglomerados con miel deben administrarse con moderación por su gran contenido calórico. Si quieres mimar a tu pajarillo, es mejor que le ofrezcas más fruta fresca y hojas verdes como diente de león.

Limpieza de la jaula

El mantenimiento y la limpieza de la jaula, al igual que una alimentación equilibrada, forma parte de los cuidados básicos de un pájaro. ¿Cómo limpio la jaula? ¿Cada cuánto necesito cambiar el agua? ¿Cuándo es preciso cambiarle la arena? A continuación, te ayudamos a aclarar todas estas dudas:

A diario:

  • dos cucharaditas de mezcla de granos por periquito
  • cambia el agua de ayer por agua fresca
  • renueva el agua de la bañera
  • separa la fruta y las hojas marchitas de los restos de comida
  • una hora de vuelo libre

Cada dos a tres días:

  • ofrece fruta fresca, hojas verdes, hierbas o verdura (a salvo de repollo)
  • cambia la arena para pájaros

Una vez a la semana:

  • limpia la jaula y la base (remueve completamente la arena y limpia en profundidad los palos y cuencos)
  • limpia los comederos, bebederos y juguetes
  • rellena con arena nueva

Una vez al mes:

  • limpia en profundidad la jaula, desinfectando todos los accesorios y complementos
  • recoge palos y ramas nuevas, lávalos, sécalos y cámbialos por los viejos

Salud y cuidados

Los periquitos se suelen ocupar de su cuidado corporal. Una bañera para el cuidado de las plumas, una piedra caliza para afilar el pico y ramas naturales para el desgaste de las garras les son de gran ayuda. Es bueno que les ofrezcas estos accesorios y observes si tus pajarillos los están usando. Los periquitos no suelen mostrar sus enfermedades hasta que ya están avanzadas. Los cambios en el comportamiento, la mala ingesta de los alimentos, la digestión irregular y la baja actividad física deben ser observados y comunicados a un veterinario especializado en animales exóticos. Estas alteraciones pueden indicar enfermedades en tu pájaro.

¿Los periquitos son adecuados para los niños?

Los periquitos son bonitos y con su alegría y habladuría traen vida a la casa, pero también, como cualquier otro miembro de la familia, dan trabajo. Es importante que, como padre, si adquieres periquitos para tus hijos, sepas que la mayor parte de las responsabilidades serán a tu cargo. Recomendamos que el niño tenga al menos seis años. A esta edad ya puede ayudar en la alimentación, limpieza y cuidados, pero aún es muy joven para asumir toda la responsabilidad. Sin embargo, tu hijo aprenderá a tener en cuenta las necesidades del pajarillo y a asumir tareas. A pesar de que los periquitos no son animales de peluche, son buenos escuchando y divertidos de observar.

Artículos relacionados
Recomendaciones de productos

Artículos más leídos

Periquitos

Los periquitos son originarios de Australia y pertenecen a la familia de los loros. Estos pájaros habladores de plumaje colorido y pico curvo son unas de las mascotas favoritas en Europa. Aquí puedes encontrar datos interesantes sobre el origen y la reproducción de estas aves, así como consejos para una crianza adecuada.

Canarios

El canario es un pájaro que se ocupa de sus propios cuidados. Por lo tanto, si le provees con los accesorios necesarios, como una bañera, perchas y palos de diferentes grosores y un hueso de sepia, es muy fácil de mantener. Sin embargo, para ciertas cosas sí que necesita de tu ayuda.