Agapornis

Agapornis

A los agapornis se les conoce también como los inseparables. Son pequeñas bolas de energía que necesitan de espacio suficiente para desfogarse. Sin embargo, debido a su pequeño tamaño suelen tenerse en jaulas demasiado pequeñas.

Jaulas para agapornis

Un grupo de expertos en alimentación, agricultura y medio ambiente ha establecido que el tamaño mínimo de una jaula para una pareja de agapornis es de 1 x 0,5 x 0,5 metros (L x Al x An). Las consecuencias de una vivienda demasiado pequeña son sobre todo la pereza y su consecuente acumulación de tejido adiposo. Además, existe el riesgo de que estos pacíficos animales se pongan nerviosos por la escasez de espacio. Puede que, al no poder calmar su necesidad de movimiento de otra forma, se muerdan y se persigan el uno al otro.

Las jaulas en las que dos o tres de los lados están recubiertas con paneles de madera o de plástico (¡ojo que no puedan mordisquearlas!) y solo uno o dos de los lados están provistos de rejas son ideales. Las paredes cerradas protegen a los pájaros de las corrientes de aire y les dan una sensación de seguridad. Si la jaula no es muy grande, al menos debería tener suficiente espacio a lo largo para que los pajaritos puedan volar un poco.

La jaula para agapornis deberá estar provista con ramas naturales (sin tratar y sin insecticidas) que pueden ser mordisqueadas. Estas sirven para limar el pico y las garras y a su vez, la nutritiva corteza aporta minerales a la saludable dieta de estos inseparables pájaros. La jaula ideal también tiene una puerta de entrada con un mecanismo a prueba de loros, una bandeja con suficiente altura y, si es posible, bebederos y comederos con fácil acceso desde fuera.

Pajareras para agapornis

Si quieres ofrecerles un poco más a tus pajaritos, puedes construirles una pajarera de interior. Esta tiene mucho más espacio y puedes tener varias parejas de agapornis en ella. Una pajarera de 3 x 1,5 x 2 metros (L x Al x An) es ideal para seis u ocho agapornis. Eso sí, piensa que el ruido y la suciedad que esta cantidad de pájaros hará serán más elevados, por lo que la cuestión será dónde ponerla.

Si tienes suficiente espacio puedes adaptarles una habitación propia, así puedes cerrar la puerta y atenuar el ruido y mantener la sala de estar libre de suciedad y polvo. Lo importante es que tengan suficiente aire fresco e iluminación. Dado que el sol no brilla suficiente durante los días de invierno es necesaria una luz artificial, al menos durante esa época.

Por tu propio bien procura que la pajarera sea fácil de limpiar. Lo más fácil son baldosas en las paredes y un desagüe en el suelo. Un recubrimiento de unos 50 centímetros en la base de las barras de metal evita que la suciedad salga por las rejas. Según la cantidad de pájaros se acumula bastante arena, por lo que es necesario limpiar la jaula cada dos a tres días. Puedes aprovechar esto para ofrecerles nuevos accesorios para entretenerse, como ramas frescas, plantas que no sean tóxicas, cuerdas o juguetes para escalar.

Vuelo libre

Si tienes a tus agapornis en una jaula, es importante que les proporciones vuelos libres por la habitación a diario. Para ello debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Aleja todas las plantas tóxicas, como las palmiteras o las flores de navidad.
  • Cierra las ventanas y las cortinas.
  • Por seguridad, no dejes entrar a ningún gato o perro en la habitación.
  • No dejes ningún producto de limpieza o cigarrillos a su alcance.
  • Presta atención a todos los huecos y rendijas que pueda haber entre los muebles.
  • Mantén las puertas siempre cerradas.
  • No pierdas de vista a los pájaros, pues podrían ponerse a mordisquear los cables, por ejemplo.

Alimentación para agapornis

Lo principal es que a los inseparables se les alimente con una equilibrada mezcla de semillas variadas. Hay que observar que la comida le proporcione suficiente energía. Esto se consigue con la ayuda de frutas, verduras y proteína animal. Ten mucho cuidado, pues algunos vegetales no son adecuados para agapornis (por ejemplo, aguacates, ciruelas, limones y judías). También se les debe dar grit para pájaros para apoyar la digestión de los inseparables pajarillos. Por supuesto que cada día debes ponerles agua fresca, para esto es suficiente con agua del grifo. Si deseas más información sobre este tema puedes leer nuestro artículo sobre alimentación para agapornis.

Dónde comprar agapornis

Si quieres adquirir algunos de estos inseparables pájaros tienes múltiples opciones. Comprarlos en una tienda de animales o en un criadero es una ventaja, pues estos pueden informarte y aconsejarte sobre cómo cuidar a estos adorables pajaritos, lo que es una gran ayuda, sobre todo para principiantes. A veces se pueden encontrar agapornis en las protectoras de animales. También existe la opción de comprarlos por internet, pero debes tener mucho cuidado con las ofertas poco serias. Asegúrate de que se trata de páginas de venta profesionales.

Ahora bien, si te has decidido a comprar agapornis, debes tener en cuenta lo siguiente: deben tenerse siempre por parejas y nunca han de separarse. Los inseparables deben mantener una naturaleza sana, esto se puede apreciar en su suave plumaje y su carácter atento.

Nuestros artículos más útiles

Periquitos

Los periquitos son originarios de Australia y pertenecen a la familia de los loros. Estos pájaros habladores de plumaje colorido y pico curvo son unas de las mascotas favoritas en Europa. Aquí puedes encontrar datos interesantes sobre el origen y la reproducción de estas aves, así como consejos para una crianza adecuada.

Ninfas

Las ninfas no son tan fáciles de cuidar como se dice por ahí. Te contamos cuáles son las necesidades de una ninfa doméstica.

Canarios

El canario es un pájaro que se ocupa de sus propios cuidados. Por lo tanto, si le provees con los accesorios necesarios, como una bañera, perchas y palos de diferentes grosores y un hueso de sepia, es muy fácil de mantener. Sin embargo, para ciertas cosas sí que necesita de tu ayuda.