Loro yaco (Psittacus erithacus)

loro yaco

Elegancia sencilla con un toque de color: los loros yaco parecen discretos, pero sus valores internos son sorprendentes

A pesar de su plumaje austero, el loro yaco es uno de los loros más populares. Y es que estos divertidos pájaros tienen mucha labia. En este artículo descubrirás otras características suyas y cómo hacerlo feliz.

Aspecto: marcadamente discreto

Con más de 30 centímetros de longitud y 450 gramos de peso, el loro gris es uno de los mayores de África. Debe su nombre a su plumaje gris, que es más claro en la cabeza y adorna casi todo su cuerpo.

Las timoneras de color rojo vivo, el poderoso pico curvo negro y los brillantes ojos amarillos le añaden toques llamativos. La zona alrededor de los ojos no tiene plumas y es blanca.

Los machos y las hembras, algo más pequeñas, apenas se diferencian en el aspecto. En cambio, sí que hay algunas diferencias entre las dos subespecies, que son el timneh y el yaco del Congo. El timneh presenta un pico rosa amarronado más claro, un plumaje más oscuro y un cuerpo más rechoncho.

Carácter: social, desinteresado y parlanchín

En la naturaleza, el loro yaco africano siempre está en movimiento, a ser posible en bandadas y grupos pequeños. Además, mantiene relaciones sociales íntimas con su pareja. Los investigadores descubrieron hace poco que estas aves son desinteresadas y no conocen la envidia.

Un amigo de palabras claras

Además de la marcada inteligencia social, muchos yacos tienen un gran talento para el habla e imitan voces y ruidos. Eso sí, pueden ser muy escandalosos.

Algunos ejemplares se comunican alegremente con su cuidador o incluso piden comida a través de un asistente de voz. Esto último le pasó a la cuidadora Marion Wischnewski, de Inglaterra. El loro que tiene a su cargo, Rocco, pidió muchas frutas que le gustan en una tienda de internet.

A los yacos les encanta que se los estimule y necesitan muchas atenciones. Siempre están de cháchara y aprecian cualquier actividad que se les ofrezca.

No obstante, pese a su viveza, son escépticos a los cambios. Por eso, hay que acercar a estas sensibles aves a las cosas desconocidas con cautela.

¿Los yacos se pueden domesticar?

El elegante yaco de cola roja no puede resistirse a las recompensas, una debilidad que puedes aprovechar. Con un poco de paciencia, estos inteligentes animales se pueden adiestrar y son capaces de aprender órdenes simples. Esto también te hará falta si no quieres que tu nuevo amigo emplumado te domine a su antojo.

Si ya te has ganado la confianza del loro gris, este se volverá manso rápidamente. Sin embargo, para que se sienta totalmente a gusto, necesita tener contacto con sus congéneres.

Tenencia: en la mejor compañía

A los loros les encanta rodearse de los suyos. El contacto humano puede complementar la compañía de sus congéneres, pero nunca sustituirla. Por eso, jamás tengas a un loro yaco solo, sino en pareja o en grupo.

Si salta la chispa entre dos yacos, la pareja entabla una relación íntima y monógama. Si tienen opciones de reproducción, como en un nidal dentro de un tronco hueco, la hembra pone de dos a cinco huevos y los incuba durante unas cuatro semanas. Mientras tanto, el macho se encarga de la alimentación.

loro yaco
Para ser felices, los loros yacos necesitan congéneres y juguetes que estimulen su mente.

Volador libre, sociable y exigente

La sociabilidad del loro yaco no se detiene ante otras especies. Por ejemplo, acepta bien a perros y gatos bien educados como compañeros de piso. En cambio, la convivencia con otros pájaros, especialmente si son más pequeños, es difícil. El contacto con niños pequeños solo debe tener lugar bajo supervisión, para proteger a estos asustadizos animales.

Además del contacto social, el loro gris africano necesita mucho espacio, debido a su tamaño. La pajarera debe presentar unas dimensiones mínimas: dos metros de largo, un metro de ancho y un metro de alto. Cada animal adicional requiere al menos la mitad de este volumen.

La pajarera sirve a los animales como lugar para dormir y comer. El resto del tiempo, los yacos disfrutan saciando sus impulsos de moverse, por lo que necesitan volar libremente en abundancia.

Lo que no debe faltar en la pajarera:

  • Varios accesorios para trepar y roer
  • Palos para posarse de madera natural y diferentes diámetros
  • Enrejado de barras transversales o entramado
  • Bañeras
  • Lecho de arena, virutas de madera sin tratar o corteza troceada

La inteligencia del yaco de cola roja no deja de sorprender a los científicos y cuidadores. Por eso, en la pajarera no pueden faltar accesorios para mantenerlo entretenido. Con los juguetes adecuados lo estimularás mentalmente y evitarás que se aburra.

Así se siente el loro yaco como en casa

Procura ofrecerle a tu loro yaco las condiciones más naturales posibles. Las fases de claridad deben durar entre diez y 14 horas e incluir fases de crepúsculo. Además, las fuentes UV artificiales le proporcionan rayos UV vitales. Por la noche es conveniente que tenga luz de orientación, pero no la de la tele ni la del ordenador.

Asimismo, estas aves no toleran el aire seco de la calefacción, ya que este hace que tiendan al desplumado. Lo ideal es una humedad del aire de más del 60 por ciento.

Importante: Por naturaleza, los loros no pueden mantener el pico alejado de la madera, el papel ni el mimbre. Es mejor que no dejes estos objetos sin supervisión y que ofrezcas al loro cosas para roer en su lugar.

Alimentación: fresca y equilibrada

Además de agua fresca, para tener un loro yaco de manera acorde a la especie hay que darle la alimentación adecuada:

  • Necesita fruta y verdura frescas a diario. Sin embargo, hay algunas verduras, como la col, las patatas y los aguacates, que no le sientan bien.
  • Como complemento, puedes darle mezclas de granos con un pequeño porcentaje de pipas de girasol.
  • El grit lo ayuda a digerir los granos. Las piedras minerales y los huesos de sepia le aportan calcio, un nutriente importante.
  • Una vez a la semana puedes darle nueces y alimentos proteicos, como queso quark o huevos cocidos.
  • Las ramas frescas de árboles frutales sin tratar sacian su impulso de roer y aportan variedad a la alimentación.

El pico del loro yaco es un excelente cascanueces, pero es mejor que le des las nueces peladas. Así, lo protegerás de las peligrosas esporas de hongos.

loro yaco
Los loros yacos, como el loro gris de Timneh de la foto, necesitan fruta y verdura fresca todos los días.

Salud: amigo de por vida

Los yacos son acompañantes fieles que pueden vivir 50 o incluso 60 años si están bien cuidados. Para disfrutar de su compañía durante mucho tiempo, vigílalo de cerca.

Si este pájaro tan vivaz de pronto está más callado de lo normal, se hincha, se despluma o pierde el apetito, puede estar mostrando síntomas de una enfermedad. Las patologías típicas del yaco son las micosis de la piel o de las vías respiratorias y las enfermedades hepáticas.

Los cambios de comportamiento pueden indicar estrés o frustración. Por eso, es importante que cuides su salud mental. Estos no son animales para principiantes y reaccionan a errores de cuidado con gran sensibilidad.

Compra: loro yaco solo con certificado

¿Quieres ofrecerle a este exigente pájaro un bonito hogar? Si quieres comprarte un loro yaco, el primer sitio al que acudir es un criador, además de las tiendas especializadas. Este podrá asesorarte ampliamente.

¿Cuánto cuesta un loro yaco de criadero?

Los precios de los yacos varían, pero como valor orientativo, cuenta con unos 700 euros. Tienda de animales o criador: infórmate bien sobre el origen del pájaro. Para proteger los ejemplares en libertad, el comercio internacional de animales salvajes capturados está prohibido.

Dado que son especies protegidas, para tener yacos es obligatorio identificarlos y declararlos. También es necesario un certificado de origen y otro de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) que demuestre que el animal se ha traído a Europa legalmente o se ha criado aquí.

Origen: éxito de exportación africano

Los yacos pertenecen a la familia de los loros propiamente dichos. El loro yaco del Congo y el timneh son los únicos representantes del género Psittacus. En su patria, África, viven en árboles de manglares y selvas tropicales o en las sabanas húmedas del África central y occidental.

El loro yaco del Congo se encuentra principalmente en Gabón, el Congo y la República Democrática del Congo. En cambio, el loro timneh habita partes de Costa de Marfil, Sierra Leona, Liberia y el sudeste de Guinea.

Estos preciosos loros llegaron a Europa en el siglo XVI con los navegantes. A principios del siglo XVII, ya gozaban de una gran popularidad entre particulares. En la actualidad, son una de las aves domésticas más populares junto con los periquitos.

Perfil: loro yaco

Nombre Loro yaco (Psittacus erithacus)
Tamaño Aprox. 33 centímetros de largo
Esperanza de vida Hasta 60 años
Tenencia (número de congéneres) Al menos una pareja, pero mejor más
Convivencia con otros animales Posible con perros y gatos; no recomendable con otros pájaros
Jaula Pajarera: al menos dos metros de largo y un metro de ancho y alto
Alimentación Variada; sobre todo, fruta y verdura; mezclas de granos; proteínas y nueces como complemento
Grado de dificultad Avanzado
Nuestros artículos más útiles
11 min

Periquitos

Los periquitos son originarios de Australia y pertenecen a la familia de los loros. Estos pájaros habladores de plumaje colorido y pico curvo son unas de las mascotas favoritas en Europa. Aquí puedes encontrar datos interesantes sobre el origen y la reproducción de estas aves, así como consejos para una crianza adecuada.
4 min

Ninfas

Las ninfas no son tan fáciles de cuidar como se dice por ahí. Te contamos cuáles son las necesidades de una ninfa doméstica.
5 min

Agapornis

Los agapornis son pequeñas bolas de energía que necesitan espacio para desfogarse. Debido a su pequeño tamaño suelen tenerse en jaulas demasiado pequeñas.