Cobaya peruana

Cobaya peruana

El remolino de pelo de la cabeza le confiere a la cobaya peruana un aspecto descarado, pero elegante.

Hace años que las cobayas son animales domésticos populares. Si buscas una particularmente vistosa, la cobaya peruana te encantará. Estas desgreñadas no solo destacan por su extravagante peinado, sino también por su carácter despierto. Eso sí, la larga melena requiere algo de trabajo para mantenerla cuidada.

¿Cómo es la cobaya peruana?

Con su pelaje de hasta 30 centímetros de largo, la cobaya peruana es relativamente fácil de distinguir de otras razas. Lo más llamativo es la raya del medio y los remolinos de pelo (rosetas) en la cadera y la cabeza. Otro rasgo típico es el flequillo que se le forma y que le confiere este aspecto tan descarado.

En general, el pelaje de la cobaya peruana es liso y sedoso, y puede ser de varios colores y variantes. Puede ser monocolor, magpie (negro, blanco, blanco-negro y jaspeado), carey o con dibujo pizarra azul, dorado y blanco.

¿Qué tamaño puede alcanzar?

La longitud del pelo y el cuerpo de la cobaya peruana no son proporcionales entre ellas. Como otras cobayas, tiene una constitución compacta y musculosa, y mide hasta 25 centímetros de largo.

El peso varía en función del sexo. Las hembras son algo más ligeras, con un peso de entre 800 y 1200 gramos. Por su parte, los machos pueden llegar a pesar 1400 gramos.

Cobaya peruana
El pelaje sedoso de la cobaya peruviana es el blanco de todas las miradas.

Carácter: tímida, pero despierta

La cobaya peruana es un animal muy despierto y curioso. Sin embargo, debes tener en cuenta que es bastante tímida, al igual que otras cobayas. Un barullo excesivo podría estresarla, lo que no es bueno para su salud.

¿Tenencia exterior o interior?

El largo pelaje de la cobaya peruana puede enredarse rápidamente con el viento y el mal tiempo. Por eso, es menos indicada para tenerla en el exterior y más en el interior.

Puedes usar paja para el lecho de su nuevo hogar. La jaula debe tener unas dimensiones mínimas de 120 x 60 centímetros para ofrecerle suficiente espacio para corretear. También necesita escondites y juguetes acordes a la especie para que pueda refugiarse y combatir el aburrimiento.

Cuidados intensivos del pelaje

Como raza de pelo largo que es, la cobaya peruana depende de ti para el cuidado del pelaje. La suciedad se puede enredar fácilmente en su pelo sedoso, con lo que se le suelen formar nudos muy molestos.

Si el pelo está muy aglutinado, es frecuente que solo se pueda solucionar cortando el pelo de las zonas afectadas. Para que esto no pase, es conveniente recortarle los pelos que crecen sobre el suelo dos veces al mes.

Para eliminar la suciedad y los enredos pequeños, usa un peine fino o un cepillo blando. Coloca el peine en la raya del medio y cepíllale el pelo con cuidado de arriba abajo.

Si todavía es muy joven, primero deberás acostumbrarla a estos cuidados. Para hacerlo, puedes ofrecerle comida para que aprenda poco a poco que puede confiar en ti. Además, de este modo relacionará el cuidado del pelo con algo positivo.

Cobaya peruana
La cobaya peruana aprecia siempre las sesiones de peluquería.

¿Qué come?

En general, las cobayas son herbívoras y en su hábitat natural comen hierbas, gramíneas y verduras. Por lo tanto, puedes darle verduras como zanahorias, lechuga, tomates o pepinos. También le gusta la achicoria y el apio.

En el caso de las hierbas, son indicadas la satureja, el berro, la mejorana, el llantén menor y otras. En cambio, no le des diente de león muy a menudo, ya que, al igual que el perejil, contiene mucho calcio.

En oposición al contenido de muchos alimentos para cobayas convencionales, los granos de cereales, como avena, centeno o trigo, no forman parte de la alimentación natural de la cobaya peruana.

Cobaya peruana
La alimentación de la cobaya peruana es muy exigente. Come tanto hierbas frescas como heno. Sin embargo, no hay que darle demasiado perejil, por ejemplo.

Otros consejos para una alimentación sana

Como una alimentación incorrecta puede ocasionarle problemas (p. ej., malformaciones dentales, problemas digestivos o déficit de vitamina C), ten en cuenta lo siguiente:

  • La base de las raciones siempre debe ser el heno. Así pues, en la jaula siempre debe haber suficiente heno fresco a su disposición.
  • Las ramas de los árboles frutales contienen nutrientes importantes.
  • Dale también comida fresca dos veces al día (forraje o comida húmeda).
  • Además, asegúrate de que siempre tenga agua fresca a su disposición.

Para que el aparato digestivo de la cobaya se acostumbre a la nueva comida, realiza los cambios paulatinamente. Es mejor que le des muchas raciones pequeñas que pocas grandes.

Importante: Hay alimentos que no son aptos para cobayas, como los rabanitos, los guisantes y las patatas.

Dolencias típicas

La cobaya peruana tiene una esperanza de vida de entre cuatro y seis años. Sin embargo, muchas sufren problemas dentales o estomacales que pueden perjudicar en gran medida su calidad de vida.

Peligro de malformaciones dentales

Los dientes de la cobaya peruana crecen durante toda la vida sin parar. Cada semana, los incisivos y los molares crecen uno o dos milímetros. Para que la cobaya se pueda limar los dientes para que no crezcan en exceso, necesita mucha fibra bruta.

Como muchos piensos para cobayas son bajos en fibra bruta y muy energéticos, muchos animales tienen los dientes demasiado largos. Esto acaba provocando malformaciones y lesiones en la mucosa.

Estas dolorosas heridas suelen ser el motivo por el que los animales afectados ya no quieren comer o parecen enfermos. No es infrecuente que el veterinario tenga que tratar los abscesos purulentos que aparecen en la mandíbula con anestesia.

Digestión especial

Además de todo esto, la cobaya peruviana tiene una digestión muy especial. Su estómago no desplaza la comida al intestino delgado hasta que la nueva comida la empuja.

Esto también puede traer sus complicaciones si la cobaya come demasiado poca comida rica en fibra bruta. La comida a medio digerir se queda atascada en el estómago. Así pues, a las bacterias importantes para la digestión les falta la fuente de energía necesaria. Para que esto no pase, dale siempre alimentos ricos en fibra bruta.

¿Dónde se puede comprar una cobaya peruana?

En general, se puede comprar una cobaya peruana en cualquier tienda de animales grande. Si quieres comprarla por internet, examina con lupa la tenencia y el origen de los animales que se ofrecen.

Además, esta raza se puede comprar a un criador que pertenezca a una asociación oficial. También hay criadores aficionados a los que se les puede comprar una cobaya peruana. El precio oscila entre 15 y 60 euros, y depende del color, la línea de cría y otros factores.

¿De dónde proviene?

La historia de la cobaya peruana es milenaria. Como el nombre ya sugiere, estas cobayas eran originarias de las mesetas del Perú. Los indios que allí vivían utilizaban a los roedores como fuente de carne.

Durante la época colonial, los barcos españoles trajeron a estas bolitas de pelo a Europa. Los europeos los vieron más como animales domésticos que como alimento. Dado que tienen muchas camadas en poco tiempo, esta cobaya se extendió rápidamente como animal doméstico popular.

Conclusión: cuidados intensivos que valen la pena

Si buscas un animal fácil de cuidar, la cobaya peruana quizá no sea la más indicada. En cambio, si tienes un poco de experiencia con roedores y te apetece un nuevo desafío melenudo, seguro que será una opción perfecta para ti.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Hámster

Los hay de diferentes tamaños y colores: hámsteres dorados, sirios, enanos, etc. Su adorable aspecto y su diminuto cuerpo hace que estos animales domésticos sean muy populares. Pero los hámsteres no son tan cariñosos como parecen. Estos pequeños roedores son bastante delicados y tienen unas necesidades bastante exigentes que no puedes pasar por alto.
8 min

Conejo cabeza de león

Los conejos enanos son perfectos para tenerlos en casa. Una raza muy popular de estos enanitos es el conejo cabeza de león, que te presentamos en este artículo.
3 min

Hurones

Los hurones no son animales domésticos comunes, por lo que, antes de hacerte con uno, debes tener en cuenta unas cuantas cosas.